Ir al contenido principal

El Cazador



El cazador:
Lo clásico, botas, chaleco, sombrero, una escopeta bien cuidada, de buen calibre, y unos cuantos cartuchos.
Listo para la cacería, caminó hacia la laguna.

La Pata:
Acicalándose junto al enorme ojo de agua, buscó un lugar desde donde fuera vista, su plumaje estaba esplendido bajo el sol y listo para ser lucido.

El cazador la avistó desde un alto, quedó cautivado, era bellísima, se veía placida, perfectamente formada, cuidada, elegante y su graznido era hermoso.

Ella lo divisó entre los juncos, inmediatamente se sintió seducida por aquel extraño que portaba un aspecto distinto.

El cazador, afinó su bigote, se restregó las manos antes de empuñar el arma y se preparó para seguirla por donde sea y como fuera.

La pata sintiendo el honor de ser “cazada” por aquel cazador, un poco hastiada de seguir chapaleando sola, comenzó a caminar hacia su victimario, agachó su cabeza y pronto, tras la sorpresa del hombre, se hubo posado sobre el extremo de su escopeta, quedándose quieta a la espera del tiro que diera en el blanco de su corazón.

El cazador comenzó a sentir que su cuerpo se enfriaba, la adrenalina y el entusiasmo por un premio costosamente ganado, fueron decreciendo hasta dejarlo apático y sin ganas de hacerse de aquella presa, ya que además, a tan corta distancia se le convirtió en un ejemplar común, demasiado pequeño, de poco valor y su graznido se le hizo insoportable.


La tomó entre sus manos, la colocó en el pasto, cerca de la laguna y se alejó desanimado con su escopeta al hombro.

La presa fácil había perdido valor para el cazador.
-

Comentarios

  1. Es increible cuandote pones a tiro no te disparan..

    Pasate por mi blog tienes mucho mimitos!!

    Que pases un buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  2. Ella salió del rol de víctima y el juego se acabó...

    El no pudo ponerse en el rol de victimario y el juego se acabó...

    Entre pares los juegos son siempre de a dos.

    Este pato fue muy piola! quien no entra en el juego lo rompe. Se acabó.

    Me divertí mucho pensando en el orígen de este cuento..jaja.

    ResponderEliminar
  3. Lástima que no todos las patas se comporten así, lástima que muchos cazadores dispararían igual para desargar odio, morbo o vaya uno a saber qué...
    Muy bello, Magah

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un cuento no solo genial sino didáctico. deberían leerlo en esos club de caza que tanto abundan por doquier...

    ResponderEliminar
  5. Magah. Me encantó este relato. Cuanta razón hay en tus palabras, es lo mismo que sucede en las relaciones humanas, o me equivoco? Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  6. No te equivocas MARTIN!!!

    MODERATO: En ese club se aburririan!

    "DON" OSO: Gracias!, de corazón.

    RICARDO: Ja ja me alegro que te haya sucedido y pude imaginar que te iva a pasar. Espera sorprenderte un poco. Besos.

    ESTELA:
    Que bien vino tu mimo y gracias... me encanta que vengas por acá.

    ERKER: Sí, sin duda, a todos nos duelen esas cosas, inclusive al cazador, el esperaba, soñaba con "la" presa, perfecta. Besos

    ResponderEliminar
  7. ¿que decir? Me encantó, cuanta metafora rondando en el aire de aquella caceria, cuanta entrega de la presa y cuanta sensatez de aquel cazador...
    brillante, como nos tenes acostumbrados.
    Beso Grande!

    ResponderEliminar
  8. ROMINA:
    Que bueno qur te guste. Me halaga. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tal cual...sin desafíos se pierde la motivación. Muy buena la metàfora. bsss

    ResponderEliminar
  10. En cierta manera podria leerse, que mejor que la Pata haya descubierto que ese cazador perdio la motivacion, asi ella puede disfrutar del VERDE pasto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Más que claro. Lo fácil no es interesante para nadie, es bueno que nos cueste un poco "lo que cuesta, vale"

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno el cuento.
    Me quedé pensando en las mujeres que fueron fáciles y me terminaron aburriendo.

    ResponderEliminar
  13. Que hermoso cuento es a su vez con un toque didáctico, excelente, siempre es un placer leerte.

    Te dejo mis saludos fraternos con mucho cariño.
    un abrazo muy grande

    besos

    que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Excelente moraleja...



    Besos amiga Magah

    ResponderEliminar
  15. Bonito relato.

    Las cosas sin son muy fáciles, a veces, pierden el valor y la emoción del esfuerzo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Pobre cazador, no supo valorar el extraño suceso de una presa tan bella inmolándose inmerecidamente ante él, incapaz de obtener su vida si no es por medio de su arma. Triste hubiera sido que le haya disparado y luego abandonado mientras agonizaba. Poco avispado, un poco ganso, pero en definitiva correcto.

    Bien narrado

    ResponderEliminar
  17. El dominador y el dominado.
    toda la vida corremos esperando que las personas sean como queremos, en conseguir cosas que anhelamos y cuando lo logramos, chan! se acabo el entusiasmo, eso que tanto ansiabamos ya no nos interesa lo dejamos olvidado en un rincon.

    Es la busqueda continua, es la negociacion que nos produce esa adrenalina que nos da vida, sin ella es ocio.

    De todas formas si releemos de nuevo el cuento, mas que presa facil fue la presa inteligente al fin y al cabo termino dominando la situacion y logrando su objetivo: "seguir viva", en cambio el cazador se volvio frustrado.

    Por suerte! sino pobre pata! jeje

    ResponderEliminar
  18. Estupendo relato, más de lo que decís en palabras lo estás diciendo entre líneas, ésa es la verdadera razón de ser de un escritor.
    Un beso inmenso.

    ResponderEliminar
  19. Pues la vida en si, es mas de lo mismo,
    solo que a veces somos cazadores
    y otras deseamos ser cazados.
    Buscamos azorados el certero tiro,
    que entre cañaverales difusos,
    encuentre un corazon deflagante
    a nuestros suspiros.
    Pero otras veces preferimos,
    ponernos a tiro
    y aun es mas frustante
    no encontrar un disparo
    que nos haga amantes.

    Un abrazo fuerte..muy fuerte Magah.
    Izara.

    ResponderEliminar
  20. Será que no soy cazador que no entiendo de esa adrenalina, para mi lo importante lo es siempre tanto de lejos como de cerca.

    besotes

    ResponderEliminar
  21. Tienes un regalo en mi blog;
    Fuerte abrazo mi maga de sensaciones

    ResponderEliminar
  22. Que bien lo has explicado.

    Presa facil
    pierde valor.

    Se nos van los cazadores
    cuando la carne está a la vista
    y a la orden.

    Beso.

    ResponderEliminar
  23. Cuántas reflexiones para rescatar de este texto, muy pero muy bueno.

    Ah, doña Magah, no me voy sin antes decirle que ya he elaborado el texto a partir del final imaginado por don Oso. Ud pidió que le avisara, saludos!

    ResponderEliminar
  24. El cazador cazado...

    ResponderEliminar
  25. Ufff Magah!!!

    Yo diría que entre nosotros se produjo un fenómeno Psí (parapsicológico) que se llama “transmisión de pensamiento”, vos hiciste tu publicación el 28 y yo el 29. Vos con tu bello estilo de poetiza, y yo con mi intelectualidad profesional, pero con una temática similar.

    Tengo que confesarte que me hubiese gustado hacerlo a tu manera!..., te envidio por esa capacidad!
    Creo que ya lo escribió Ricardo cuando menciona que “el encanto” se perdió cuando la víctima se salió de su rol.

    Si pudiera extraerse una moraleja de este relato, podría ser: “si deseas ser una presa, no te conviertas en cazador!”.

    Brillante genia!

    Besos.
    Rik

    ResponderEliminar
  26. hay no Dios mio que metafora, bueno asi lo tomo yo, que barbaridad, si hay presas facil aun en la vida misma, uno aprecia mas lo que le a costado jejeje besos cielo...!!!

    ResponderEliminar
  27. Lo facil siempre acaba por aburrir..prefiero lo dificil..

    ResponderEliminar
  28. Bonito cuento, la moraleja......extraordinaria Magah !!!!! Lo que cuesta o se torna casi imposible es lo que mas atrapa.
    Un besote y buen finde.

    ResponderEliminar
  29. Relaciones completas se resumen en esta pequeña fábula. Muy bueno!

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Magah, no has ido a buscar eml premio que te espera en mi blog.
    Venga corre a buscarlo, que se esta enfriando jajaja

    ResponderEliminar
  32. Magah hola cariño, gracias por tu visita y comentario en mi blog. Te dejo por acá un fuerte abrazo. Me linkié como seguidora para poder leerte, si quieres estas invitada a hacer lo mismo.

    Como el cazador somos los seres humanos, queremos algo y quizá cuando lo tenemos ya no nos parece tan valioso... es triste.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  33. La cuestión, parece, es parecer difícil hasta el final...
    buena estrategia... ¡y nosotros que nos creemos grandes cazadores¡
    un gusto leerte

    ResponderEliminar
  34. .. se puso fácilmente a tiro.. que mala pata ¿no?..

    .. besos de mis colinas, Magah..

    ResponderEliminar
  35. Ahá, mirá vos.
    Me hiciste acordar a algo que escuché una vez en cuanto a los violadores y sus víctimas.
    Una amiga me dijo: si alguna vez te encontrás en una situación de peligro de violación, en lugar de resistirte, demostrá interés en hacerlo lo antes posible. Dicen que al violador se le van las ganas cuando ve que sos fácil.
    También me contaron de una mujer en situación de ser violada, del susto que le dio se hizo encima y al violador le dio asco y la dejó.
    Tenemos algunos artilugios, por las dudas.
    Me gustó el cuento de la patita y el cazador. Me pasé la película en mi mente.
    Beso de domingo para ti.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  36. Magah, tu premio es el de la imaginaciòn.

    El premio Limòn se lo concedo a dos personas que considero han sido algo accidas hacia mi.
    Una en la hosteria como ya explico y la otra que yo quiero mucho y me ha dejado de corresponder.
    Son premios simpaticos, aqui en España se los dan a los actores que se comportan antipaticos con la prensa y ellos los recogen y hacen fiestas.
    Es una forma de hacer publica mi queja, para no hacer uan carta publica como hizo Liliana en la hosteria dando sus quejas, con ganas me he quedado de hacer un testimonio publico en defensa propia.
    Ignoras lo mal que me senti y el dolor que me causo la perdida de una compañera y ella tenia aliados y yo me defendia como podia.

    Un abrazo querida Magah

    ResponderEliminar
  37. Un concepto veraz,Magah mìa.
    Làstima que siguen acechando a las difìciles,y el balazo suele ser certero.
    Me he pregunado muchas veces que se siente al tirar el gatillo con el ojo fijo en la mirada clara y pestañuda de un cervato.
    Muy buen cuento.Adorè a la pata.

    ResponderEliminar
  38. Muy bien la pata, quería seducir a la par y a su manera femenina, ella era demasiado para el cazador, se le bajó el rifle y ni con viagra, así son los cazadores.
    Buenísima la moraleja, una combinación de creatividad e inteligencia.

    Besotes Magah

    ResponderEliminar
  39. Muy bello todo, ha sido hermoso llegar hasta este sitio tan interesante . Es un lujo leerte. Me ha encantado todo. Volveré. Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Felicitaciones por los premios. Muy merecidos por cierto. Una maravilla todo.

    ResponderEliminar
  41. Felicitaciones Magah, cuánto mensaje en ese cuento... impresionante!!!.

    Gracias por pasar por mi blog y sumarte a seguidores. Te pondré en mi listado de visitas obligadas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  42. A veces quedarse quieto es la mejor manera de escapar.
    Besos inteligentes.

    ResponderEliminar
  43. Somos poderosos al escribir y decidir destinos. Mientras leìa pedía que no la mate, pero no el cazador, sino vos.
    Gracias!
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Un valor impresionante, afrontar el peligro -brava pata, brava mujer-. Y el hombre desarmado por la fiereza.

    Tan real como la vida misma.

    Un texto muy original, mi niña.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  45. Hola, Magah! Ahí puse seguidores!
    Ya podemos sumarnos! Besos

    ResponderEliminar
  46. Me sorprendiste, no esperaba ese desenlace pero claro, es muy cierta la moraleja.
    Muy bueno lo que encuentro por acá, voy a volver.
    Te dejo un beso desde muy lejos

    ResponderEliminar
  47. Que complicados que somos , a veces es tan lindo disfrutar de lo que se nos acerca sin complicaciones ....

    ResponderEliminar
  48. El cazador siempre en pos
    de la presa difícil, aquella
    que todos codician pero
    que aún no se ha dejado
    seducir por ninguno.
    Un texto con un buen
    mensaje.

    Un beso

    ResponderEliminar
  49. Al cazador cazado le salió e tiro por la culata. Excelente!!

    ResponderEliminar
  50. Pobre pata. Le meten la perdigonada y luego la dejan ahí tirada. Con el buen guiso que dan algunas (aunque no todas).
    Así es la dura vida de presas y cazadores.
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Magah! Como dije en el blog de Ricardo: que retroalimentación entre ustedes! Muy enriquecedor!
    Quería decirte que supe del blog de la hermana de una amiga, y creo que vale la pena visitarlo: http://laflorazul-poesia.blogspot.com/
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  52. El cazador siempre detrás de la presa, algún día cambiará???, No sé, quizás la presa vaya algún día detrás de él.
    Un gustazo leerte, te sigo.
    Un bss desde el otro lado del mundo...

    ResponderEliminar
  53. Un gustazo leerte.
    Un bss desde el otro lado del mundo...

    ResponderEliminar
  54. Es una pena que este expléndido relato no ocurra en la realidad.

    un abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  55. Magah, mujer mágica...Todo cuento que deja una enseñanza es doblemente bueno!
    Creo que este cuento deja dos y distintas. La primera es la hacerle ver al cazador lo inútil de matar por un trofeo, la segunda, quizás algo más terrenal, que nos deja entrever que todo lo que cuesta vale más!
    Un gusto leerte!
    Abrazos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico