Ir al contenido principal

"APRENDER-SE", "RECIBIR-SE", "NECESITAR-SE"

-


Tan distinto se me torna todo por estos dìas, que ando tratando de abrazarme para reconocer al tacto mi propia piel.



La imagen es de GUSTAVO ZURITZ  tomada de su blog "Hablando con Imágenes" un creativo, un ser generoso e inspirador para mi.
Gracias Gustavo!
-
-

Comentarios

  1. Ese tipo de auto-abrazo suele ser el más revelador, el más energizante y el más sincero.

    Un abrazo sinfin


    SIL

    ResponderEliminar
  2. divino tu momento
    y sin dudas el dibujo!!!

    me encantó.

    ResponderEliminar
  3. Auto-abrazarce, auto-mirarse, auto-oirse. Prácticas que no podemos descartar.

    Besos mostros.

    ResponderEliminar
  4. Buena imagen.

    Son tiempos duros, estos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. simre digo que los sentimientos deben empezar por uno (y siempre me tratan de egoista )
    pero como podría dar amor quien no se ama?

    abrazo, maguita.
    f

    ResponderEliminar
  6. Hay que tener cuidado con el automimarse y excederse en ello.

    Quererse, mimarse, abrazarse es necesario por una cuestion logica de la vida, sino uno seria un emo sin control.

    Pero el exceso de ello hace que tampoco puedas ver cuantos mimos puedes recibir del exterior o peor se termina convirtiendo en un motivo de vida.

    Besote gigante.

    ResponderEliminar
  7. Reconocer-se y ganar con los cambios.


    Bss

    ResponderEliminar
  8. está bueno... a veces nos perdemos de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  9. Y sep,uno se pierde por estas fechas,se siente como dentro de un laberinto,SU propio laberinto,ni más ni menos!!!

    P.D.:Igual sos una mina tozuda y aguerrida,por ende no dudo en que cuando menos te lo imagines ahí te vas a volver a enfocar... =)

    BESOTES REPLETOS DE APAPACHOS ;-)

    ResponderEliminar
  10. Para mi es fundamental amarse y aceptarse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. A veces me pasa eso también, Magah... Abrazarme a mi misma para recordarme... La imagen me encantó es muy representativa de la frase y lo que al menos a mi me hizo sentir. Besos y abrazo!

    ResponderEliminar
  12. chalyvera♠4gmail.com1 de diciembre de 2011, 19:32

    Espero que logres abrazarte bien fuerte.


    Besos

    ResponderEliminar
  13. Por alguna razón esa imagen me tranmite mucha tristeza. Bien, leona, a lamerse sus heridas si de eso se tratara… pero cuidado con hacerse abrazar por la sombra de lo que hemos sido.

    Un abrazo cálido,
    D.

    ResponderEliminar
  14. Indispensable la propuesta que hoy nos traes. Nadie puede conocer el mundo que habita si no se dedica antes a conocerse (y aceptarse)a sí mismo.
    La ilustración, muy explícita!...me gusta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. p.d
    me gustaría que te sumaras a la propuesta de la tarjeta navideña. Si te gusta la idea, espero tu foto!
    =)

    ResponderEliminar
  16. reconocer la propia piel y de paso querela-se un poco. parece una buena idea y un buen refugio.a ver si te copio un poco...
    abrazo
    gracias por tus visitas!
    muy bienvenida

    ResponderEliminar
  17. En esos momentos.....hay que recomponer(se) la esencia. Lo demás.....va y viene. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  18. Qué ocurrencia esa de andar abrazándose a si mismo.

    ResponderEliminar
  19. Ya se va a familiarizar. Ese reconocimiento es lo mejor de todo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. En estos días de velocidad y violencia, el primer extraño lo vemos en el espejo del baño...

    ResponderEliminar
  21. una buena propuesta cuando una necesidad de nuestra piel invita a abrazarse para recibirse y andar...

    abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Ey que sorpresota Magah!!

    Gracias pot tus teclas cálidas, un honor ponerle imágenes a tus palabras!!!

    Fuimos educados para rechazar la sombra y de esa manera andamos por la vida incompletos, siendo extranjeros de nosotros mismos.

    Y caemos en extremos, la combatimos o nos sumergemos en ella como víctimas, pero hay un lugar en el centro en donde existe la reconciliación con la sombra y en el que podemos escuchar lo que tiene para decirnos...y sus respuestas paradójicamente iluminan.

    Besos Magah y gracias de nuevo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico