Ir al contenido principal

SEGUNDA ESCENA de un crimen que se va planeando.

-
La mujer camina rápido por la vereda. Mira la hora en el celular que lleva en la mano. Otra vez solo faltan diez minutos. Esta vez para las seis de la tarde. Corre. Corre más fuerte.
Llega a la puerta, revuelve apurada la cartera. Saca la llave y abre. Una vez adentro, se apoya sobre la puerta ya cerrada. Está agitada y su corazón late visiblemente acelerado. Respira profundamente intentando recobrar el aire perdido, se arregla el pelo.
El esposo se acerca a la casa por la misma vereda. Mientras camina hacia ella, saca la llave de un bolsillo. Se acerca a la puerta. Nota que la misma se mueve levemente, replica un temblor que viene desde adentro. Presta atención en silencio. Se agacha y pone su ojo sobre el agujero de la cerradura.
La ve. Ella camina hacia el interior de la casa arrastrando la cartera por el piso y arreglando su ropa. El sigue mirando sin moverse. Su puño se cierra fuerte apretando las llaves. Cuando la figura desalineada desaparece de su vista, se incorpora, deja pasar unos segundos y abre la puerta, despacio.
Ella está parada en el medio de la sala, lo escuchó llegar. Espera, como siempre, a que el se acerque a besarle la mejilla.
Lo hace y mientras tanto la abraza, fuerte, contra su cuerpo, reparando en los latidos agitados de su mujer.
El cuello de la mujer se va deslizando lentamente hacía atrás en la medida que va sintiendo el ahogo del abrazo. Tiene miedo. Sus ojos, bien abiertos, van recorriendo la pared desnuda, el cielo raso y quedan sujetos del farol de hierro que pende de una pesada cadena negra. El vértice inferior ha quedado alineado a la cabeza de su esposo. Mira en detalle cada ángulo y cada lado filoso. Comprende sus brazos pegados a su cuerpo, sujetos al abrazo, no puede moverlos. Los ojos se le llenan de lágrimas, la boca se le ajusta.
-
-

Comentarios

  1. La boca se le ajusta para poder tomar el aire necesario?
    Que escena.
    La veo.

    Besos.

    Pd: no me digas que no te deje ajustar las cadenas...

    ResponderEliminar
  2. Que bien lo describes.
    Parece que los estoy viendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. CECY
    La boca se le ajusta. Tiene miedo. No puede hablar. No hay quien la pueda escuchar o tal vez no pueda decir, aún.

    TORO
    Gracias. Sigue viendo, es la idea. Es bueno cuando algún objetivo, por lo menos alguno, se cumple. Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me está dando mucho miedo: en el I pensé que la mujer planearía algo, por el cuchillo; en la segunda, pensé lo mismo al principio, pero me empujaste a pensar que quien morirá es ella.
    Lo haces a propósito para atormentarnos : lo colocas debajo de la espada de Damocles y dejas a la mujer sin posibilidades ¿quieres que me de un infarto?.
    Ponlos a hablar. Haz que se sienten, razonen y se vayan cada uno por su lado. Y, a él, en castigo por insultar, humillar y ofender, enamóralo locamente de una diosa por la que babe hasta morir sin que ella lo mire si no es como a una piltrafilla.

    ¿Y ayer?¿Fué divertido?

    ResponderEliminar
  5. Me quedé pensando cuánto regulamos las pasiones o, al menos, creemos controlarlas. Y no pude evitar caer en la comparación con el amor, la más popular de las pasiones.

    ¿Cuánto podemos controlarnos de darle un beso a la mujer que nos ha embrujado? ¿Cuánto podremos no atravesale el sable al que ya se lo clavamos mil veces en nuestra imaginación?

    ¿Liberar pasiones libera?
    D.

    ResponderEliminar
  6. Hay suspenso, hay intriga y hay ganas de seguir leyendo...

    ResponderEliminar
  7. He visto cosas raras visitando blogs pero… el caballero de la columna de la izquierda… ¿no será mucho?

    ResponderEliminar
  8. ¡Ayyy!
    Ahora me quedé con las ganas...

    Está tan bien narrado que me metí en la escena.

    Es un placer leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. mierd...!

    esta vuelta de cuchillo a abrazo, me ha hecho dejar mi butaca para mirar mejor!...

    tengo una puntada de suspenso en medio de la espalda, ahi justo donde el abrazo...

    compañera, usté es tan talentosa como lo vislumbro!

    ResponderEliminar
  10. MARIAJESUS
    Le propongo formalmente que sea co-autora de estas “Cuatro escenas para un crimen”… su idea ha sido brillante. Vea que el final aún no está escrito y su sugerencia rankea en los primeros lugares
    Abrazo enorme.

    DANIEL OS:
    No es demasiado, nada. Tenés un talento que admiro y la verdad es que me ha sucedido con ciertos autores de blogs, que los comentarios resultan tener un valor que ameritaría una entrada principal. Entonces se me ocurrió que un lugar, en el margen izquierdo de mi blog, podría estar reservado para ello. Algo así hizo mi amiga MIRALUNAS y me tomé el atrevimiento de replicarlo, de manera que mas gente pueda leer a quienes para mí son de lectura obligada.

    Al respecto de las pasiones y el amor, lo dejo opinar a usted, en este caso solo puedo escribir una ficción.
    Mis respetos maestro OS.

    NOESPERESNADA
    Y muchas de seguir escribiendo amigo. Gracias.

    FABIANA
    Muchas gracias, y considerando los riesgos que esta gente corre en la escena, me alegraría que puedas salir de ella cuanto antes.
    Un abrazo grande.

    MIRALUNAS
    Ahí arriba, en mi rta. a Daniel OS la he mencionado. Por favor tome conocimiento.
    Al respecto de su comentario, digo, usted me quiere mucho.
    Yo a usted también y además la extrañaba.

    ResponderEliminar
  11. Siempre me dejas con ganas de más,¡que escena! parece que estoy ahí plantada en medio de esa sala.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  12. MAGHA: leyendo tus dos escenas del crimen, me hizo recordar a la pelicula " Durmiendo con el enemigo" con Julia Roberts. Ella decide otro destino distinto, enfrentando a su esposo, su enemigo...Creo que a veces pasa que la persona de la cual te enamoraste cambia y no es la misma..
    El miedo que expones en tu relato, se hace sentir, se imagina...
    Gracias por tu relato!!, un plcer leerte. De paso te invito a pasar por mis letras, te espero!!!

    besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Me gusto eso que comento Daniel Os
    ¿Liberar pasiones libera?

    Si! el tema si vale el costo que pagamos por esas liberaciones, si vale la pena.

    Aunque hay algunas cosas que de solo imaginarlas unos las disfruta,

    Maghita venis viendo la serie mujeres asesinas???

    ResponderEliminar
  14. MARIA LUISA
    Gracias por tu comentario. Saludos.

    CLAUDIA:
    hay mucha gente que vive bajo el mismo techo con su victimario. Algunas no salen nunca.
    Gracias por pasar.

    TITI:
    Jaja, aunque no lo creas no he mirado mujeres asesinas y aunque suene menos creíble, me da un poco de miedo.
    Nos vemos pronto!

    ResponderEliminar
  15. GLUP


    Si lo puso en dirección,
    aflojó la cadena del farol de hierro ( me la juego a que si)

    Estaré siendo demasiado obvia...?

    Che, que ésto no demore en seguir ehhhhh!!!!!!!!

    Abrazo infinito, misteriosa Magah sin hache.

    SIL

    ResponderEliminar
  16. "Joer" que acojone, mira que yo soy un "cagao" para estas cosas. Estoy enganchado al relato ;))

    Besos asustados

    ResponderEliminar
  17. Buen día Magah.

    Si bien he leído bastante sobre los sentimientos de ambivalencia; y he comprendido ese concepto de la psicología que hace mención a que el amor jamás es lineal y estable, sino que uno ama pero, por momentos, también odia (incluso a quienes para muchos son las personas más queridas: los hijos); tengo la sensación que en este caso, esto va a terminal mal!!!

    Mmmmmmmmmmm….

    Esto
    va
    a
    terminar
    moi mal!!!

    Besos.
    Rik

    ResponderEliminar
  18. Somos tantos dentro nuestro... ¿Por qué no seríamos también asesinos?
    Muy bien descripto. Una vez más!
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. ¿El miedo la congela? ¿Y aquel cuchillo?

    ResponderEliminar
  20. SIL
    Las obviedades son subjetivas absolutamente, parten de la mirada de cada uno. Forman parte del mundo interno.

    DANI:
    Ya termina, no se hará la agonía tan larga, ahora sí, el final está escrito.
    Besos.

    RIK
    Es verdad, el amor no es lineal, se fluctúa entre el amor y el odio, la ambivalencia, las contradicciones son propiamente humanas, creo yo, justamente por este carácter no lineal que nos pone muchas veces frente a las dudas propias. Corríjame si la pifio, quiere?
    Gracias Rik y un abrazo, ya yendo al final de esta historia.

    MARCELA
    Me encanta que hayas tomado ese concepto de cuantos podemos habitarnos, simplemente de pensar que somos nosotros mismos, más los tantos agregados que no fueron diciendo que corresponden que seamos, ya somos más de tres. Un abrazo y gracias.

    NEGREVERNIS
    ¿No crees que el miedo congela? Es el mismo demonio, que a veces nos protege ante el peligro y otras tantas nos deja inmóviles. Parece que el miedo también tiene sus ambivalencias.

    ResponderEliminar
  21. Doña Magah, me gusta el espíritu asesino que ha aflorado en los dos últimos post! Muy bien narrada la escena, realmente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. ¡¡Qué angustia Magah¡ Muy bien descrito, por cierto, ¿es la continuación del hombre muerto en el hotel? besos

    ResponderEliminar
  23. No la “pifia” en absoluto, querida Magah!.

    El amor, el odio y el miedo son para John Broadus Watson – experto en la conducta humana de principios del siglo pasado – las tres emociones básicas con las que nacemos.

    Y éstas suelen conjugarse en ocasiones en las mismas personas con las que interactuamos, predominando a veces una, a veces, otra!.

    Vaya por el final de esta historia!

    Ídola.
    Besos.
    Rik

    ResponderEliminar
  24. Que bien que retratas la presion y describis la escena.
    Nos dejas el suspenso entre dientes.
    Besos, Magah

    ResponderEliminar
  25. Una situación que transmite mucha angustia, mucha... solo crece el deseo de estar lejos de ella, muy lejos!!!

    Abrazotes!

    ResponderEliminar
  26. Quiero el final ya!!! Sos muy buena escribiendo...hacía rato que no me enganchaba tanto un relato: Gracias!

    ResponderEliminar
  27. Me puse al día con el relato y quedo a la urgente espera de más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  28. Ese temor mudo la habrà delatado???

    P.D.:Cuando el abrazo asfixia demasiado,no creo que sea sinònimo de afecto excesivo... ¬¬?

    BESITOS ANSIOSOS
    Me etas atrapando MAGU!!
    Sì que sì =)

    ResponderEliminar
  29. Auch! Decime que esta Mujer no es una de esas locas que disfrutan con el dolor...sí, ya sé, es rizar el rizo, pero más de una sadomasoca pasó para el otro lado buscando placer!

    Te sigooooo!!!

    Besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  30. Me pongo atrás de Lascivia y quiero más!!!!!!!

    ResponderEliminar
  31. en estse caso em sabe a que la muchacha lo tiene todo planeado pero como que tiene un poco de dudas... lo hará¿?¿ Magah... estoy intrigado... ya me voy para la tercera parte!!! un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…