Ir al contenido principal

MANDALA

-


-
Me quité el cinturón de seguridad, abrí la puerta del vehiculo detenido ante el semáforo en rojo y grité “Chau”. Con el mismo impulso con que volví a cerrar la puerta, dí el primer paso apurado, y al girar la mirada hacía la derecha, ví un auto que se dirigía hacia mí.
De pronto dejé de verlo.
Sentí un espantoso ruido a roto, un terrible calor y luego nada.

Ahora comienzo a sentir.
El único límite palpable, es la piel desde adentro. Está cerrada, rugosa y húmeda. Escucho a lo lejos mis latidos acelerados, como si estuviera sumergida bajo el agua. De la misma manera veo algo, empañado, sin nitidez.

Me empieza a faltar el aire, con esfuerzo intento inspirar. Empujo. Una palmada que me sacude y escucho mi llanto. Alguien me tiende desde mis piernas cabeza abajo.

Ahora puedo respirar, pero tengo frío.
-

Comentarios

  1. mierda! logras qeu se me altere la respiración y me incline hacia el monitor tensando mis hombros...

    ResponderEliminar
  2. me quede con la duda de que paso despues y que habia pasado un poco antes. hubiera sido mas largo.

    aunque se que si esta asi es porque asi querias que estuviera. porque es la descripcion de un relampago.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. que capacidad para llevar a quien te lee al triewmpo y espacioo que tus letrass cuentann...!!

    me encantoo..!!

    lujito leerteee..!!

    mi cariñoo llenito de buenos airesss..!!

    ResponderEliminar
  4. Visitarte es viajar por tus letras hasta donde nos lleves y quieras dejarnos llegar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Has fotografiado la escena.
    Bravo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gran relato con una intensidad de realidad el que nos acercas en este día, es siempre un placer acercarse a tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Epa, Magha!
    Qué manera tan intensa de retratar el ciclo de la vida, la muerte y la vida otra vez
    Leyéndote, siento la bronca, el golpe, la nada... Y vuelvo a nacer.
    Un post de unión, de integración : con la perfecta circularidad de un mandala.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Que piñazo Magah!!!.

    Che, cuando volviste a ingresar al auto y diste tu primer acelerada, ¿el semáforo ya estaba en verde, o continuaba en rojo?.

    Imagino que sabrás la diferencia entre una y otra posibilidad por las responsabilidades que incumben a los protagonistas de ese amasijo!.

    Bueno…, como se suele decir en estos casos: “Lo importante es que estés bien…, los fierros, se arreglan!”.

    Hermoso relato de un espanto…, como siempre, me gusto mucho!

    Besos.
    Rik

    PD: Ah…, si ese Mándala lo adquiriste te sugiero tirarlo a la basura. O te compras otro o te pintas el propio, que parece que es una buena técnica de relajación entre los orientales.

    ResponderEliminar
  9. Hummmm realmente agobianteeeee. Pero muy bien descrito.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Faa! Estas cosas suceden en segundos, o en menos que eso! ¿Cuánto puede tardar un auto en levantarte por el aire? Seguramente muy poco, y sin ambargo son segundos llenos de sensaciones!

    Besoos

    ResponderEliminar
  11. Uy, intenso, me dió escalofríos... qué bien escribis, Magah!

    ResponderEliminar
  12. Corto y contundente.

    Es difícil escribir así y bien.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Una descripción cortita y muy bien planteada. Quedan interrogantes sobre la historia, y eso la hace más interesante.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. La vida... con sus inesperadas vueltas...
    Me quedo siempre penando en cuantas cosas cambian en un solo minuto.. en ese minuto que te detienes o avanzas...
    Todo puede cambiar y volver a surgir... todo absolutamente!!!
    Me dejaste con el corazón latiendo fuerte fuerte!!!
    Besos cielo, pasa un bello jueves!!!

    ResponderEliminar
  15. Pensando quise decir.. pero tambien penando podria ser...
    Bechioos again!!!

    ResponderEliminar
  16. como descripción del momento me pareció perfecta, como hecho sucedido, escalofriante

    besos

    ResponderEliminar
  17. Qué intensidad en tan poco espacio. Es todo tan vívido que nos obligas a sentirlo.

    ResponderEliminar
  18. Me pasa...
    Pero yo estoy en el auto mientras impacta.
    Admiro la capacidad de llegada de tus palabras, su mensaje, su forma... conmueven y sorprenden, siempre.
    No sé qué agregar al comentario.
    Ya dije demasiado.

    Un abrazo infinito, MAGA sin hache.


    SIL

    ResponderEliminar
  19. Qué tremenda descripción del hilito con que se sostiene la vida y no sabés cuánto respeto que no te hayas tentado de mencionar la luz del túnel, la vida como una película y los que se fueron anunciándote que todavía no…

    Me parece que después de ésto me prendo el cinturón de seguridad hasta para ir caminando.
    D.

    ResponderEliminar
  20. Que buen relato, tan circular como podría ser esta vida infinita.
    Me gustó mucho.
    Beso.

    ResponderEliminar
  21. Precioso mandala,
    vuelto a renacer
    de la nada cabeza
    a bajo y palmadita
    en la nalga.

    Cada día me sorprendes
    con tus palabras.

    Besiños

    ResponderEliminar
  22. auch!

    reacciono y vuelvo.

    antes de ayer, sentí todo eso.
    no pensé enun mandala.

    ah, es que aun el alma...


    besos, compañera!

    ResponderEliminar
  23. ah...
    es que solo estuve cabeza abajo...


    ahora mismo, vengo y renazco, volteándome hacia los pies, que no quiero palmadas! que bien me arreglo sola para llorar.


    estoy anonadada!

    tremenda perfección.

    ( y sólo ve futbol?....mecacho!)

    ResponderEliminar
  24. El relato exacto para describir la reencarnación!

    Saludazos!!

    ResponderEliminar
  25. Auch Magaaaaah!!!!!

    Después de semejante imagen, juro y rejuro que volveré a mi proyecto de vivir en un pueblo peatonal...que sí, que existe y en Argentina! (y es precioso)

    Beso meditabundo!

    ResponderEliminar
  26. En este lugar no pasarás "frío":

    http://www.cordobaturismo.gov.ar/Localidades.aspx?IdLocalidad=20042

    ResponderEliminar
  27. Uuuf Magah, qué fuerza tu relato... qué calidad MUJER!!!... Me dejaste sin aliento.

    Abrazos Genia!

    ResponderEliminar
  28. Es maravilloso volver a nacer a voluntad...
    Me alegro, y recordaré este dia como el de tu Cumpleaños.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Terrible.
    No sé si es un relato o fue realidad.... si es así, es duro...hace poco pasé por algo parecido, y es durisimo llegar a esa instancia. Peor si despues te pasa un auto por encima!

    un beso

    ResponderEliminar
  30. "El único límite palpable, es la piel desde adentro". La piel desde adentro...

    ResponderEliminar
  31. Ay, no se.
    Me dejaste con frio?
    No.
    En realidad me dejaste regulando.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  32. Emocionante ese estruendo de cristales y la vida que se escapa pero que al final se siente de nuevo con más fuerza..

    ResponderEliminar
  33. Otra vuelta de la rueda muy bien descrita.
    Besos mágicos para una maguita

    ResponderEliminar
  34. El instante de la tragedia.
    El instante eterno, donde uno ve pasar por su mente toda la vida, como si lo que paso fuese la última escena...

    hermoso magah

    1 beso

    ResponderEliminar
  35. Yo lo llamaría "Samsara"
    Excelente, me encantó!
    Cariños

    ResponderEliminar
  36. hace bastante q no pasaba pero veo q sigue la calidad en tus palabras... muy bien...

    cuando puedas pasate y vota en mi encuesta de personajes en gral.... salu2 linda!!!

    Cuando el arte ataque

    ResponderEliminar
  37. Que bueno si tuvieramos dos vidas, una para ensayar y otra para actuar como decía Gassman. Pero podemos intentar hacerlo en la única que tal vez tengamos, cumpliendo los ciclos, yendo y vininiendo. Miro la foto nueva que pusiste en el perfil y confirmo que es posible...

    ResponderEliminar
  38. Es maravilloso encontrar blog´s de otros paises porque uno lee otras perspectivas y enfoques de algún tema.

    Me ha gustado tu blog, y mira que te encontre por mera casualidad ¿o habrá sido acusalidad? bueno, el caso es que te lei y te firmo, espero no te moleste.

    Te externo una invitacion a que visites mi blog y sea de tu agrado.

    Te mando un saludo desde algún anti-romántico lugar de México.

    Te sigooooooooooooooo.

    "La vida es un gran circo, pero sin espectadores"


    Ciao

    ResponderEliminar
  39. Espectacular, que buen final! La reencarnación no pierde tiempo, hasta los grandes misterios de la vida viven aceleradamente!
    Saludos doña Magah, muy bueno lo que ha escrito.

    ResponderEliminar
  40. pasar de la tristeza a la esperanza asi de rapido da vertigo.
    Hermosa conjuncion de palabras la tuya.

    El titulo me hizo acordar al tema de Fito "te vi" cuando dice:
    la llave de Mandala se quebró,
    no se si eras un angel o un rubí.
    Yo simplemente te ví.

    Un beso

    ResponderEliminar
  41. Ay,MAGUITA...

    Por un instante me hiciste recordar cuando me agarraban (toco madera) los ataques de pànico!!!!

    P.D.:Creo que la sensaciòn màs angustiante es precisamente esa que te hace bajar los brazos y entregarte cuando el aire se niega al respiro...

    BESITOS MUCHOS

    ResponderEliminar
  42. Uff... (y ahí agacho la cabeza).
    Retomo: qué loco cuando uno se identifica tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Viernes y paseando por tus letras... Un placer venir a estar atento a tus cosillas... tu universo...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. He pensado e imaginado en muchas ocasiones que eso fuera verdad, que vivimos en un amplio círculo, con una nueva oportunidad cada vez que completamos (a tiempo o a destiempo) la vuelta y que el trauma del paso es lo que nos hace olvidar el pasado que dejamos atrás.
    Muy bellas palabras, Magah.

    ResponderEliminar
  45. Muy bello logras mantener en vilo hasta el final. Soberbia entrada. Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Me gusta tu blog. Es interesante en sus contenidos, en la forma de escribir. Sólo he dado un pequeño vistazo ya que hace horas que he abierto un nuevo espacio en blogger y está a medio acabar.

    En cuanto me instale en condiciones volveré para conocer en profundidad éste.

    Saludos desde el invierno.

    ResponderEliminar
  47. Cruzar la puerta hacia una nueva vida a través de un golpe, la confusión y vaya uno a saber que secuelas. Excelente principio para una historia de vida. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  48. JOer! se me corta la respiración al leer textos como este.

    Me recuerda antiguos fantasmas del pasado ;(

    Besos tristes

    ResponderEliminar
  49. Maravilloso relato. Un final impresionante

    ResponderEliminar
  50. Al final, uno no sabe qué es preferible...
    Una belleza.
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Me han recomendado el beneficio de echar a la mierda y no a la inversa.

    Es menester no pelearse a muerte en un auto, aunque peor sería tener que bajarse de un avión o barco. En ese caso llevar ropa interior limpia, no sea que el violador se lleve una mala impresión.

    La última escena de un amor desfalleciente debe cumplir con los requisitos idénticos a una primera cita ciega de Internet: lugar público, iluminado.

    Si hubiera escena violenta hacer caso del Tai Chi Chuan y distinguir el lleno del vacío. Si todo el cuerpo se apoya sobre la pierna derecha se dice que está llena y la izquierda vacía y viceversa.

    Nos enyoguisamos y aplicamos una patada en el testículo derecho o izquierdo o ambos, y mientras él se derrumba luego de haberse elevado, pensamos:-Patitas, ¿pa' qué te quiero?- y llenas y vacías nos pegamos un terrible piro.

    ResponderEliminar
  52. Muy bello tu relato y lleno de sensibilidad...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  53. Magnífica descripción. Se puede sentir como si uno mismo lo estuviera viviendo.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…