Ir al contenido principal

LOLA.: -George ¿Podrías poner a Ulises al teléfono?

-
GEORGE
¡Lola!… je… justo estaba hablando con mi amigo Franko, me preguntaba por Pancho, mi perro, ese que te mostré en la foto, te acordás, él tiene como una cosa con los animales, una especie de amor… yo le contaba de Ulis…
LOLA
George por favor ¿Podrías poner a mi perro al teléfono?
GEORGE
………….
LOLA
No es momento para que debatamos a cerca de mi locura, que además es sana y no contagia.
GEORGE
No voy a discutir eso…solo que me da un poco de impresión, Ulises está viviendo conmigo y este tipo de cosas me hacen pensar que una noche puedo despertar con tu can en mi cama queriendo que lo acaricie.
LOLA
Ja ja la vas a pasar bien, es muy cariñoso.
GEORGE
Mmm… prefiero que se depile antes… ok, no demoremos la cosa, así me siento menos estúpido…aquí está tu perro, parece que supiera que estás del otro lado, está jadeando deseoso, con la lengua afuera, me mira con desesperación y mueve la cola como un ventilador.
LOLA
¡Noooo!!…. Eso significa que quiere que lo saques a la calle, ya te dejé escrito en las indicaciones, que Ulises no hace sus necesidades en la casa… cortemos y sacalo a pasear. Vuelvo a llamarte mas tarde, ¿si?
GEORGE
………………….

Roxy manejaba por la ruta rumbo a la costa. Se sorprendió ante la conversación de Lola con George. Cuando su amiga cortó la comunicación, no pudo demorarse ni un segundo en escupir una carcajada y borbotones de palabras apenas entendibles entre su risa.
- jaja. Estas loca… si yo fuera ese tipo te mando a la mierda en un instante, dejá que Ulises mee donde quiera. ¿Qué le ibas a decir a ese perro? Jaja Lola, es demasiado. ¿Te estás haciendo tratar?
- No pensaba hablar con Ulises Roxy!, solo quería asegurarme de que está vivo.
-Uff… más loca aún, si te daba tanta inseguridad ese hombre, ¿Por qué le dejaste al perro?
Lola no respondió. Se quedó mirando por la ventanilla hacia la nada.
- Ey!...-Roxy la sorprendió quitándola de su recogimiento.
-Pensaba en que a veces hasta desconfío de mi instinto, el tipo me pareció buena gente, un poco extraño en algunas cosas, pero viste que una va encontrando especies raras a cada paso y lo que parece dulce, termina siendo agrio como la puta madre. Ya estoy cansada de andar saltando por los balcones, quisiera entrar y salir por las puertas que corresponden y dejar de sorprenderme…
- Si… es la letra de nuestras últimas canciones, las que nos toca cantar amiga.-Comentó Roxy resignada.
- … corremos con la ventaja de que cada vez caemos mejor paradas- agregó Lola- Pero eso se debe a que una está cada día mas dura, mas áspera, no te parece?
Lola miró a Roxy quien había quedado en silencio detrás de sus anteojos negros de marco blanco, una línea continua de lágrimas goteaba sobre las tetas de su amiga.
Lola respiró profundo y en el mismo instante su cuerpo se deshizo en el aire espeso y como una delgada línea de humo se filtró por la hendija de la ventanilla apenas entreabierta.
Roxy conducía entre sus pequeños espasmos cuando vió sobre el parabrisas del auto las piernas delgadas de Lola que pendían frente a ella.


Lola, sentada sobre el techo del auto, abrió los brazos en cruz y dejó que el aire le pegara en el pecho, en la cara, convirtiendo su pelo en bandadas de mariposas azules.



Roxy entonces subió la música, sacó un brazo afuera, en alto y le gritó a Lola que cante.


Si querés saber que planeaban hacer con Ulises, George y Franko, antes de que Lola llame por teléfono, pasa por el Blog de Franko “Y lo único que tenemos es un poco de tiempo”


Magah







Comentarios

  1. HACIA MUCHO QUE NO PASABA, SIEMPRE INTERESANTE EL BLOG!!!
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Como Thelma y Louise pero en Argentina.

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pobre Ulises, ya
    decía yo que no lo iba
    a pasar demasiado
    bien sin Lola.

    Pásatelo bien y
    hasta pronto.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como Thelma y Louise (Salvaje Toro, no me copies los pensamientos!)

    :))))))

    Buen Descanso Magah, hasta la vuelta!

    ResponderEliminar
  5. bandadas de mariposas azules...


    En éso quisiera transformarme, muchas veces.


    Gracias por Lola y por Ulises.
    Y por esa canción, que adoro hace...muchos años !!!

    UN abrazo infinito, MAGA sin hache.

    (me adhiero al comentario del Torito, me dio esa sensación también...)

    FALTA LA MÚSICA DE FITO DE FONDO !!


    SIL

    ResponderEliminar
  6. Que bueno Lola, dejar que el viento te de en el pecho, mientras vas por la ruta, ufff... que sensación.

    Maghita un abrazo enorme.
    Alegres vacaciones.

    ResponderEliminar
  7. Excelente, pasaré por el blog de Franco con un poco de tiempo.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En busca de aventura?
    Seguiré la pista....
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo nunca estoy lejos de mis perros, pero si lo estuviera, hablaría con ellos por teléfono y se que se alegrarían de escuchar mi voz...

    ResponderEliminar
  10. Me sumo a la idea de Thelma y Louise, yo también lo había pensado.

    Ah! He de confesar que yo sí hablo con mi perra por teléfono cuando estoy de viaje. Lo que no sé es si ella me escucha. jajajajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ...quitándola de su recogimiento...
    Amanece en la ruta, ni un perro
    que los encuentre a los Pomar.

    ResponderEliminar
  12. "...una va encontrando especies raras a cada paso y lo que parece dulce, termina siendo agrio como la puta madre."

    Màs de acuerdo con esas palabras es imposible estar!!!!

    P.D.:Una en verdad,nunca quiere dejar de sorprenderse,al menos gratamente,sin medias tintas...

    BESITOS MAGU ♣

    ResponderEliminar
  13. Espero que Roxy no frene de repente ;)

    Esto se pone interesante, porque cuando vuelva a llamara el perro vete tu a saber donde está ja jaja

    Besos interesantes

    ResponderEliminar
  14. Sigues consiguiendo engancharme a todos tus textos.

    Voy donde Pablo a seguir con la historia.

    Besos al viento

    ResponderEliminar
  15. Pase a saludarte y a leer tu entrada, muy buena como siempre.
    Besos.
    Fer.

    ResponderEliminar
  16. Hola !!! te vengo leyendo en silencio desde mi lugar de vacaciones, disfrutando cada uno de tus post. Pero esta vez tengo la necesidad de decirte que es verdaderamente un placer leerte. Un cariño grande.

    ResponderEliminar
  17. Esas aventuras suenan interesantes...
    Un placer leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Magah, ibas muy bien hasta que se esfumo Lola en el aire espeso.
    Un corte queeee por poco me caigo al vacío, bueno de hecho se me cayo el relato.
    Este genero de escritura neofantastica o realismo mágico es mi predilecto pero creo que se ha de pasar de un estado a otro mas suave, sin que se note tanto lo fantástico.
    un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  19. ¿No querrá Ulises contar la verdad a Lola?

    ResponderEliminar
  20. Lola más que caer bien parada vuela como mariposa.

    ResponderEliminar
  21. Se puede descansar y disfrutar de la vida durante unos días, aún dejando a Ulises en manos de alguien que no sabe interpretar el giro "ventilador" de la cola de un perro!!!

    Saludazos!

    ResponderEliminar
  22. Una Lola al cien por ciento...
    Libre al aire, desorejada, alimentada por su propia filosofía, escrita con tinta de sus mariposas azules.
    Muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Llegué medio tarde para decir: como thelma y louis! jaja! besos, magah1 está diviertido!

    ResponderEliminar
  24. ja! entre por el título!
    Resulta que mi sobrina se llama Lola y Ulises, es MI HIJO! jja!
    beso

    ResponderEliminar
  25. ¿Y quién saca a pasear a las personas cuando giran la cola como ventilador?
    D.

    ResponderEliminar
  26. ja! a mi tambien me parecieron Thelma y Luise, pero solo por un instante.

    che, ese George....
    me voy a ver qué pasa con ese tipo!

    ResponderEliminar
  27. Aahhhh no y no le dijo nada de Ulises???

    George me cae mal y no te cuento su reaparecida esposa, creo que es su tren al infierno, definitivamente.

    Me tiene atrapada la historia!

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Daniel Os, vos girás la cola o querés que te inviten una vueltita en cola ¿? Jajajajaja

    Lo siento, pero fue gracioso leerte...

    ResponderEliminar
  29. Que película se está mandando la Lola, me dieron ganas de ser Ulises :)

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  30. Lola, sentada sobre el techo del auto, abrió los brazos en cruz y dejó que el aire le pegara en el pecho, en la cara, convirtiendo su pelo en bandadas de mariposas azules.

    ESTA PARTE ME ENAMORO!
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  31. ¡Pobre Ulises! Probador de hombres para su ama...

    ResponderEliminar
  32. Estoy buscando sinónimos para los personajes de la tal Telma y la tal Louise... Por aquello de no querer copiar.
    Es un placer leerte. Ahora que llevo un par de días dedicado a la lectura de vuestras escrituras, encontrarme cara a cara con tus palabras es un sumo y sigo, placer.

    Gracias por los textos. Por el colorido, por la imaginación...

    Hasta pronto.

    Mario

    ResponderEliminar
  33. Tus letras son absolutamente exquisitas.

    ResponderEliminar
  34. A veces me parece haber conocido a Lola.
    Es preciosa como su creadora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. ¡Qué buena forma de viajar ha elegido Lola!
    ¡Y qué buena tu forma de viajar con las palabras, Magah! ¡Què original, proponernos empalmar otra ruta que nos lleva al mismo destino, completando el paisaje de la tuya!
    Un gusto leerte y saludarte
    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Magah querida,

    Te escribo y leo desde mis vacaciones por Mendoza, por ahora.

    Qué decirte que no haya dicho, sabé que desde el rol de hombre, para mi está claro que Franko, George o quien catzo sea, al hablar de compartir la cama con Lola, está clarísimo las intenciones que tiene para con ella!

    Lola con Ulises es un caso de locura aparte, loca linda!

    Te sigo desde donde ande, ya que me vine con mi notebook a cuestas, para no perder contcto y seguir transmitiendo.

    Fuerte abrazo, prima!

    Besos,

    Maxi.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico