Ir al contenido principal

HORMIGAS

-
Absorta en la página en blanco, algo tomó mi atención y me quitó distraída del mundo en el que vivo. Una hormiga se traslada rápida por sobre el filo de la pantalla de mi notebook, sin quitar las manos del teclado la observo y su marcha rápida me atrapa y la veo irse, y no quiero perderla de vista, baja por un lateral y sigue por la madera clara de mi pequeño escritorio, sigue bajando aproximándose al piso y yo con ella, me arrodillo a verla mas de cerca, no se detiene, sigue y sigue y yo tras ella, camino en cuatro patas por el piso de madera del cuarto sin perderla, acompañándola, no puedo detener su marcha, es una marcha firme y determinada, parece que sabe hacia donde va y como debe ir. No zigzaguea, no duda, solo avanza. Cabe en los espacios mas mínimos de las vetas de la madera, desaparece y vuelve a reaparecer, y allí la espero, la sigo con la vista y sigue y sigue, por detrás le siguen otras, pero estas tienen otras formas y se van apareciendo como una cadena entrelazada que va cobrando sentido, y hasta alguna profunda coherencia, si me lo permiten. Se agiganta y nada la detiene, siento hasta el ruido de una respiración colectiva, y no hay nadie mas conmigo en la casa y sin embargo me siento acompañada. La columna va creciendo a partir de la “A” y se hace larga, tanto que la mirada no me alcanza para abarcarla y de a poco un cosquilleo en mi pierna asciende sin detenerse hasta meterse en mí, Alba, o yo en ella.

Comentarios

  1. Dejas muy claro que quien no escribe es porque no quiere.
    Excelente relato amiga.
    Un placer visitar tu espacio.

    Cálido abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hermoso Magah
    Como podés mostrarnos la belleza a traves de tu mirada de lo q a muchos no parece rutinario o ni si quiera podemos percibir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pobre hormiga, que angustia. Se habrá sentido perseguida y acosada, aunque bien pensado... menuda suerte la de la hormiga, que envidia me da.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bonita observación de una hormiga amiga que se ha colado en tu casa.
    Bello motivo para contar.
    Besos reina maguita

    ResponderEliminar
  5. La hormiguita nos ha llevado a todos al otro blog... donde vaya si había algo interesante para leer !!!!!
    Estaré más atenta y si aparece alguna en mi teclado.

    GRACIAS.

    Abrazo gigante, Señora que le hace sombra al sol, (y a juzgar por el grueso calibre del relato que planteás donde me llevó la hormiga) , quizás también lo tape.

    ResponderEliminar
  6. Yo hace tiempo venía preocupada por las hormigas. No me parecía justo el lugar de autómatas trabajadoras y con moralina, donde las colocaba la lectura oficial de la fábula en la que comparten cartel con la cigarra. También me parecía injusta la versión subversiva,esa que resalta a la cigarra como estrella del carpe diem y pinta a las hormigas como avaras previsoras, de aburrida vida gris.
    Pero hoy encuentro tu blog que pinta hormigas que brotan de las letras, que dibujan hileras entre las palabras descalzas y los sentimientos sin ropa, que nos tienden un puente entre vos y Alba.
    Y que nos hacen sentir entonces el cosquilleo de ponerse en los tacones o las chatitas de una mujer sola al concebir y al decidir.
    Siempre es un encanto leerte, y hoy además un alivio al saber que las hormigas tienen un bonito lugar.
    Has saldado la deuda que la literatura tenía con ellas, Magah. Felices las hormigas y tambièn yo


    Un abrazo para vos y para Alba

    Cris

    ResponderEliminar
  7. Gosto da forma profunda como escreves Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. De algo tan pequeñito has sacado un buen relato.

    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  9. es la luz de la inspiración que esta vez se presentó delante de tus ojos en forma de hormiga y que enganchaste con excelencia para llevarnos a la historia de Alba y releerla

    besos, Magah

    ResponderEliminar
  10. que bueno seguir a la hormiga en su trayecto hacia alba para leerla.
    me maravilla que con tanta sencillez puedas decir tanto

    beso magah!

    ResponderEliminar
  11. Tu relato también camina sin pausa y con decisión hacia adelante perdiéndose entre las vetas, apareciéndose para ser perseguido o para meterse entre las entrañas del lector.
    Escribís igual que como camina una hormiga.
    D.

    ResponderEliminar
  12. me recordó la canción de Silvio "ando como hormiguita por tu espalda ... "

    muy entretenido tu texto

    saludos!
    VH

    ResponderEliminar
  13. Magah! qué buena cabeza! qué placer me dá leerte cuando entrás en esta frecuencia que no sé ni como definirla pero que tirás una secuencia que se tranforma en una imágen en movimiento en mi cabeza. Es sin dudas una parte genial de vos. Seguí escribiendo así, no parés, dale forma, pide libro ! Me emociona leerte así. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Es que dan ganas de seguirlas a las hormigas. Van tan seguras hacia su destino. Hasta cuando dan vueltas sobre sí mismas parecen convencidas de que ese es el camino adecuado.
    Beso.

    ResponderEliminar
  15. Me gusto el enganche.
    Que genial.

    Abracito Maghita.

    ResponderEliminar
  16. Un buen relato detallado
    y tierno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Tus finales siempre son tan imprevisibles...

    Besos inesperados

    ResponderEliminar
  18. Magah: Esa manera de ensamblar los estados. Esa hormiga caminadora que no sólo persigue su camino sino que implanta un puente entre dos planos que se constituyen en formas que se contienen entre sí.
    Si me gustaran las alegorías le estaría buscando el sentido simbólico a la hormiga. Prefiero imaginar que no, que no existe tal sentido y que un insecto, por más pequeño que sea, posee un lenguaje que dice y nos dice.

    ResponderEliminar
  19. Un gran amigo mío decía: "y después hay quien dice que no tienen temas para escribir...". Es verdad, una hormiga hizo un relato a través de tus manos. La clave está en "ver" lo que nos rodea...

    ¡Muy bueno!

    Un besazo, Magah.

    ResponderEliminar
  20. Se podría decir, tal vez, q' la hormiga fue tú "musa inspiradora". Yo he tenido, en alguna q' otra vez, la visita de mariquitas (vaquitas de San Antonio), pero nunca se me había ocurrido hilvanar un relato al respecto.

    Saúdos, Magah

    ResponderEliminar
  21. Cada uno a su obra, construir una historia como la de S.C, lo imagino como un trabajo creativo y también de hormigas, con sus entregas metódicas y bien cuidadas, una palabra avisándole a la otra cuando acecha el peligro, y sin embargo seguir adelante, sin zigzaguear, sin dudar quizás. Nada la detiene, y la hormiga de la creatividad entra al lugar más ambicioso, doloroso a veces, el de parir, el de abortar, el del placer hembra y el lugar donde convive todo lo anterior.
    Enganche impecable escritora.

    Que alegría haberle dado una vuelta carnera a lo virtual, conocer tu sonrisa

    Estercita

    ResponderEliminar
  22. Me hizo pensar en como nos veremos nosotros desde determinada altura...

    ResponderEliminar
  23. albricias!!!!

    qué maravilla!!!

    que deliciosa definición de la vida bullendo!!!

    te admiro tanto como te quiero, escribidora!

    ResponderEliminar
  24. Que julepe pobre hormiga, que un ser impresionantemente grande la siguiera.
    Pero no hay duda que tienen inteligencia...y era macho.
    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  25. Hormigas en el culo, me decía mi papá que tenía, de chico, porque no me quedaba quieto en el asiento.
    Algo así se puede decir que tiene usted, PriMagah, que no para de sacar lindos relatos de la galera.
    un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Me hiciste acordar esta cancion:

    Estaba yo pensando en unas palabras para este encuentro.
    Estaba yo escribiendo un discurso para éste pueblo
    Me distraje viendo a la luna, allá en las nubes, allá en el cielo..
    Estaba por declararme muy firmemente desconcertado
    Bajé la mirada y vi que mi papel estaba en blanco.
    Me distraje viendo a un bichito muy parecido a un escarabajo..


    que sigue aca:

    http://www.ultraguia.com.ar/Letras/Letras019.htm

    Un beso, hermoso relato.

    ResponderEliminar
  27. Vine, leí, fuí, leí, volví, releí y cada vez me convenzo más que tenés que encarar un libro, seriamente.
    Besotes!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…