Ir al contenido principal

LOS REYES DE ANITA



Sabes? Ya ni saco los zapatos.
Este 6 de Enero, y por una vez en la vida dejare de sentirme tan ridícula, esperanzada en que Los Reyes Magos puedan traerme lo que necesito.
Vengo comiendo mi propio pasto hace años, y ya no tengo mas ganas de desilusionarme cuando al correr los días, las horas, los minutos y hasta los segundos, la mentira se me hace intragable.
Me cansé de mi misma, de ser sensiblera, emotiva, y tonta. Este mundo, duro y arrogante deja a muchos afuera, y ya no quiero quedarme mirando como me gira en la jeta.
Sabes? Una vez más había pedido un amor. Y que me trajo??? Nada!!! Sí, ya se que vas a decirme que ando por caminos equivocados, o que no estoy viendo lo que tengo adelante, o que ya va a llegar, y que vas a gritarme que soy una ingrata al no valorar cuanto me han querido. La puta!!!, como si yo no hubiera querido también.
Es que uno se cansa, viste? Queda como quemado de tanto poner las manos al calorcito tentador de quien viene y se te acerca. Uno va perdiendo energías y hasta esperanzas de que sea posible descansar con alguien. Uno va resignándose a no poder tener lo bueno de la compañía, del brazo en la espalda.
Si, si, tenés razón, no es un buen día, estoy enojada, agotada y sin poder pensar, y la verdad es que no se que hacer.
-No hagas nada entonces, cuando uno no sabe que hacer, es mejor no hacer nada.

Comentarios

  1. No hagas nada más que seguir queriendo porque es la única forma de generar amor... el descanzo es hermoso, pero es sólo momentáneo, sólo se logra en forma definitiva al final..

    ResponderEliminar
  2. Yo ando ahí, también dejando mis zapatos, el agua y el pastito, esperando a que aparezca aunque sea un pullover, algún milagrito. Por supuesto que sé que la vida es ir a buscar, generar uno en vez de esperar a que suceda algo. Pero en estas fechas está bueno repetir las ilusiones que nos fueron regaladas en la infancia: pensar que la justicia es posible, y que el amor está a la vuelta de la esquina y que puede cambiar todo.
    Magah: Aunque al otro día no haya nada en los zapatos es necesario repetir el rito, 6 de enero trás 6 de enero, tal vez un buen día ocurra la magia esperada.
    Sergio

    ResponderEliminar
  3. Ricardo, Anita S. te agradece, le transmitiré lo que has dicho tan sabiamente,sobre cual es la única forma de generar amor. Igual creo que ella aun está enojada, pero ya escuchará.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sergio, es como decís vos y dijo Ricardo arriba, generar, y tal cual agregas, estas fechas a uno lo conectan con la magia de esperar y que se cumpla.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Magah!

    No quiero producirte mas bronca aún, pero a mi me fue bastante bien! (y eso que no puse pasto ni un catzo!).
    Aunque un poco tarde, te cuento que llegaron a mi sitio y me trajeron una mujercita que se quedó como “seguidora”, y como a mí, si me siguen agarro y hago lo mismo, espíe y espié hasta que esa seguidora me dijo: venite que acá estoy, por lo tanto, ahora me emperro y yo también me quedaré…,prometo portarme bien como seguidor de mi seguidora!.

    Besos.
    Rik

    PD: Che…,¿sabes?, hoy también ando un poco malhumorado, pero me parece que es por eso de que se están rompiendo los cuernos en esa parte del mundo, que aunque queda lejos, me duele igual!.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rik, que bueno que estés!! Ojalá tengas ganas de quedarte y no solo sea por emperrado. Digo, ojalá te guste quedarte en este blog, venir, leer, debatir, acompañar...

    Nos estamos matando Rik, es que cada muerto allí, por inmundas justificaciones, es un poco la muerte de un pedazo de cada uno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Tampoco es tan terrible tener un mal día! jajaja, lo serio es quedarse ahí....
    No creo que haya alguien que algún día no haya tenido ganas de revolearle un zapato por la cabeza a quien sea ! o al rey mago!
    Son parte de la vida.

    Y si, concuerdo con vos, con el tema de estas muertes...se va un pedazo de uno...

    Besos, Marian

    ResponderEliminar
  8. Jajaja Marian, eso curaría, tirarle un zapato a alguien.

    Pues ya lo hago...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. uno vive dejando los zapatos , es bueno tener ilusiones y tener ese niño adentro que nos las permita . No todos los 6 de enero los regalos son buenos .............

    ResponderEliminar
  10. Cecilia, lo que decís me dispara a pensar en el por que del nombre de mi blog, como decís uno vive dejando zapatos, y yo propongo y me desfio a andar descalza, lo que para mi implica, como digo en la presentación, ser uno mismo y permitirse andar cómoda por la vida.

    Gracias por escribir.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

EL OLOR

-
Hoy algo se siente distinto, si bien el olor es más espeso, yo me siento menos cansada, más liviana. Acabo de abrir los ojos a la mañana que se mete en el cuarto por las hendijas de la ventana, y al girar la mirada hacia tu lado de la cama, llamativamente te encuentro atento, sereno, parece que hoy me escuchás.
Supongo que te habrás dado cuenta que desde hace ya unos días un olor nauseabundo inunda nuestra casa, y que he andado empecinada en encontrar la razón.
He comenzado cada martes con desesperación, abriendo todos los ventanales de los cuartos, buscando minuciosamente en cada rincón, detrás y por dentro de cada mueble, por entre los libros de la biblioteca, algún vestigio que me indique que me aproximo a la fuente de ese olor viciado.
Te confieso que por momentos me sentía molesta de ver como te quedabas mirándome sin hacer nada. Otras veces me hacías reír con alguna ocurrencia y otras tantas me daba miedo tu mirada áspera, pero inevitablemente siempre, y aun en este momento, me re…

LA CULPA ES DEL CHANCHO

Estoy borracha, bueno eso creo.
Si bien metí de manera correcta la llave en la cerradura, y no en cualquier cerradura, sino justamente en la de mi departamento, aún estoy bajo los efectos de una noche de excesos.
Entro y cierro la puerta con un golpe fuerte tras el cual también se va mi cuerpo tironeado por la inercia. Me incorporo con esfuerzo y me centro en mis pies, uno para adelante, después otro y así despacito, de a uno, me digo. Ahora estoy en el living, veo que hay objetos que no están en su lugar, que se van corriendo de un sitio a otro. Me causa gracia, me desconcentro de las pisadas y me detengo. Es una sensación extraña sentir que todo gira, y que cuando extiendo una mano para detener alguno de los objetos que se caen delante de mi nariz al piso, nunca llego a tiempo y todo se hace añicos, salvo, los que a escasos milímetros del piso cambian de dirección y vuelven a sus lugares, intactos. Son los menos, claro. El piso parece un campo minado y apenas puedo moverme, tengo mie…