Ir al contenido principal

SEXO POR METRO

 


No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro,  pegajoso y malhumorado.
Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela:
“…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda y  se quitaba el vestido, lo levantó despacio  desde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…”
De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que entraban por la ventana. Parecían tan cercanos que hasta tuve la excitante sensación de sentir el olor a sexo que despedían los cuerpos. Me los imaginé resbalando en su propio sudor, uno sobre el otro.
La vela se había consumido y todo era oscuridad.
Me quité del pecho el libro bajo el cual me había quedado dormida y traté de ponerme de pie para ir al cuarto de baño, tenía ganas de hacer pis. En ese momento noté que  los gemidos se detuvieron, imaginé los cuerpos fatigados extendidos inmóviles y sudorosos sobre la cama.  Ahora sólo se escuchaba el ladrido ahogado de un perro viejo y una voz de un hombre que gritaba el nombre de una mujer: “María, María…” y mientras lo repetía, la voz y sus rápidas pisadas se iban alejando por la calle.
Me puse de pie y extendí la mano buscando la pared, me apoyé sobre ella y a partir de allí me guie a ciegas hasta llegar al cuarto de baño.  Cuando logré entrar busque el inodoro al tanteo y al encontrarlo me paré frente a él, me bajé la bombacha  y me senté con los brazos colgados a ambos lados de mi cuerpo desnudo.
De inmediato me relajé escuchando el sonido del chorro de pis cayendo sobre el agua retenida al fondo del sanitario. Un tanto adormecida, me mantuve sentada esperando a que cayera la última gota, mientras tanto levanté uno y otro brazo y olí bajo mis axilas, luego llevé mi mano derecha hacía el rollo de papel higiénico, tomé el extremo que sobresalía y jalé de él hasta que mi brazo pasó de largo mi cuerpo. Respiré profundo un par de veces para paliar la falta de aire, mientras doblaba el papel y en simultaneo y de manera automática,  entre abrí las piernas y metí mi mano hasta llegar a los labios mojados, para secarlos.
El roce suave de la hoja de papel me inquietó. Abrí los dedos y dejé caer al agua el bollo humedecido, pero tan  rápido como pude, volví a repetir el movimiento de jalar del extremo del rollo y quedarme con otro trozo que  llevé otra vez por entre mis piernas abiertas hasta los labios que a esta altura se habían preñado de sangre y latían silenciosos.
El papel, como una pluma, recorría de una comisura a la otra de la resquicio vertical,  despacio y de manera esmerada provocándome colosales deseos por gemir el placer que estaba sintiendo, pero solo pude emitir el sonido de una profunda y agitada respiración, tal era el silencio de la noche, que no me animaba a romper.
Por fin apareció el espíritu irrefrenable, solté el papel y ya con la decisión de actuar hasta las últimas consecuencias, sin que nada me importara, recosté mi cuerpo sobre la tapa del inodoro, levanté las piernas abiertas, las apoyé sobre el lavabo, puse las yemas de los dedos de mi mano izquierda sobre mi clítoris y comencé a frotarlo con la maña que me inducía, sin excepciones, a una escalada de placer.
Cerré los ojos para apelar a mis empinadas fantasías  y vi un par de miradas libidinosas  que se asomaban por la ventana del cuarto mostrándose deseosas de entrar. Sin embargo ninguna de ellas se animó a interrumpir,  bastaba con que estuvieran allí, hambrientas y atentas, para que mi calor se convirtiera en sofoco y ya sin posibilidad de reprimirlo, rugiera un orgasmo.
Luego de ello mi cuerpo fue soltando la tensión, como un globo suelta el aire para desvanecerse y ser solo piel. Por unos instantes no pude moverme y quedé allí tironeada por la gravedad.
Poco a poco fui recobrando las fuerzas y me incorporé para regresar al cuarto orientándome por las paredes. Me puse de pie, oprimí el botón del sanitario, escuché el sonido del agua agolparse por las paredes del inodoro y salí a tientas y despacio hasta llegar a la cama.
Me tiré, me acomodé de costado, puse una de mis manos bajo mi cara y  aun cuando por la ventana, que continuaba abierta de par en par, no entraba más que calor y un murmullo lejano de alguien que parecía disgustado, me venció el sueño y me dormí.
 
 
 

 

Comentarios

  1. Llegó la nueva Línea Higienol Orgasm!! Suave, perfumada, con o sin tachas. Para usarse por delante o por detrás! Aproveche el combo Tres Rollos de 80mts con un pomito de lubricante WD40 (lanzó su línea sexual en simultáneo) La línea Hombres viene con imágenes de mujeres desnudas en distintas posiciones, etc. La de Mujeres con una opciones a elegir: Zapatos, Canciones de Arjona, Poesías cursi o Penes Ecuatorianos :-) Y muy pronto la línea Gay/Lesbi! Aguante el Papel Higiénico!! Aviso: Si lo usó atrás, no lo use adelante. Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ato, cada cuento cumple con un cometido distinto según el lector y yo festejo, suponiendo que a vos éste te haya hecho divertir.
      Lo pienso porque esta mañana una amiga después de leer "La culpa la tiene el chancho" me dijo que le había dado mucho asco. En este caso me reí yo y me alegré que le hubiera pasado.

      Lo insoportable es la indiferencia.

      Gracias y beso.

      Eliminar
  2. Torbellino de sensaciones desordenadas y confusas que relatan el espacio pequeño y solitario de una persona deseante dentro del anonimato una gran Ciudad, donde el agobio del calor, la nocturnidad y el deseo de encuentro la lleva a un delirio orgásmico que termina por conectarla consigo misma, dejándola tranquila y satisfecha de tanto agobio existencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algo así como un espacio pequeño, lo que uno ocupa en una gran ciudad en medio de la soledad que suele tener dimensiones tan enormes...ella por fin se encuentra con sigo misma.

      Muchas gracias por tus impresiones Ricardo y por ir más allá.

      Abrazo.

      Eliminar
  3. Creo que esto es un efecto-calor-oso-polar bañado con manguera Magah jaja. (bromeo)
    El final me descolocó un poco, lo de las dos miradas libidinosas en la ventanas y que luego no haya nada, para mí fue producto de una ensoñación, un deseo, un espejismo, el roce del papel higiénico. ¿Viste qué caro está?
    ¿En verdad te habrás levantado a hacer pis? Mira tú si te hiciste en la cama y los ojos eran del gato. Bueno, sea lo que sea (lo dejo a tu criterio, diría Jelinek) está bien narrado porque mantiene la expectativa de ver qué pasará.
    Un beso.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivian, valoro tu mirada a cerca de como te ha resultado la narración ya que me interesa haber podido mantenerte en la expectativa de lo que sucedería
      .
      El resto lo dejo a tu criterio jaja

      Beso grande!

      Eliminar
  4. Queda la duda si fue que tus sentidos exacerbaron, percibiendo todo eso. O si fue la imaginación exacerbada por la lectura.
    Luego todo eso derivó en tu imaginación.

    Yo entiendo lo de la imaginación de trasnoche.
    Tu texto tiene algo de una interesante ambigüedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las imaginaciones trasnochadas tienen esa ambiguedad Demi y a mi también me parecen atractivas.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  5. bueno, como decía, una historia sencilla y tan natural que se hace absolutamente creible de principio a fin. La inclusión de los voyeurs le agregaron un touch de morbo y hasta diría fueron la frutilla de la historia

    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre están ahí, basta con cerrar los ojos y apelar a las empnadas fantasias, dice aquí la dama,

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Muy bueno, Gaby. Me gusta la forma en que llevaste la narración. Y hasta ahí llego con lo técnico, porque lo que me sucedió fue que me metí en "ese momento de esa vida con todos sus laberintos" y la verdad, me parece lo más importante. Captar la atención hasta el final, secuestrar la mente/corazón/atención (whatever) del lector, es para los que escribimos algo fantástico. A mí me capturaste y te agradezco por ese instante en que uno deja de ser uno y espía una historia que no conocía. Beso enorme, Magah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo lo que decís Bee, pienso como vos, nada mejor que encontrarse dentro de un texto sin darse cuenta y espiando una historia de una vida que uno no conoce.

      Gran abrazo, linda!

      Eliminar
  7. Que bien te sienta el calorcito eh.

    Hala, a disfrutarlo!!!

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré Toro que hay días que se hacen sofocantes, como este del texto, cuando además del calor te quedás sin luz.

      Me gusta ese "hala"

      Beso

      Eliminar
  8. Incendios que iluminan la ciudad a oscuras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ha faltado el bombero en esta ocasión!

      Abrazo amigo Garriga

      Eliminar
  9. Lo que más me gustó es la descripción, Maguitah, nos metiste a todos en la historia como si fuésemos parte de ella.
    Claro que se puede sola, sin nadie al lado, sola, onanistamente literaria.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Humberto! ¿Qué persona que escriba no aspira a eso? a meter a todos a donde uno quiere... bueno es de la única manera que la gente se deja jajajaj... sino por lo general vamos a hacemos lo cotrario a lo que nos piden.

      Beso enorme!

      Eliminar
  10. Como dice "mi" Humberto, me encantó la descripción pormenorizada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Sabes cuando un/a escritor/a se le da realmente ese titulo.
    Cuando logra meter al lector dentro del relato, lo seduce, lo envuelve y luego de terminar el texto este maldice porque termino.

    Me gusto como esta escrito, excelente descripcion.

    Beso beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Levi!...esa es mi eterna pregunta...¿Cuándo a una persona que escribe se le puede llamar escritor? Una persona que se dedica a arreglar caños, de inmediato es plomero, tenga la eficiencia que tenga...pero en el caso del escritor tengo un prurito particular.

      Gracias por tu critica y me alegra que te hayas quedado enredado ya que esto...no termina acá.


      Abrazo gigante!

      Eliminar
  12. Me gusta cómo el relato transmite excitación. Amén de proponer una muy interesante actividad a quienes a oscuras no saben más que quejarse.

    Saludos, Magah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rob, la capital ha sido un himno orgiástico/orgásmico por las noches en estos tiempos de tantos cortes de luz...podríamos decir que contrariamente a las malas caras hay mucha gente que anda más feliz.

      Salud amigo!

      Eliminar
  13. Sabes? Me gusta disfrutar, y como un orgasmo, cuando se lee algo que inmediatamente te trasporta y al finalizar el viaje, se escucha de a poco el murmullo de alrededor, es porque la lectura ha sido placentera.

    Un abrazo inemenso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecy, usaste mis palabras para transmitir esa cosa que sucede cuando un texto me transporta. Cuando termina volvés a estar en el lugar que habías dejado y se escuchan los mismos sonidos que habían desaparecido.

      Gracias!

      Y beso!

      Eliminar
  14. Original juego de espejos, de simulaciones y ficciones, erotismo llevado al extremo de lo escatológico, deseos entresueño un final feliz y placentero de una noche de verano..
    besos..sigue en ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo...es deseo y necesidad de escribir.

      Beso enorme!!!

      Eliminar
  15. ¡Una escena divina! con todo lujo de detalles, una descripción narrada en la oscuridad pero que al lector le deja ver, espiar y gozar. Escribes lo erótico de una forma tan natural que todo es asombrosamente cotidiano, tan natural que hasta el más mínimo detalle que dejas ver, es necesario.
    ¡Muy bueno MAGAH!

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio querido! Gracias por tu comentario, y mientras te leo me lamento que muchas veces lo natural de lo erotico se convierta en una cuestión remilgada y tan relamida que no sólo es empalagosa sino aburrida y poco creíble.

      Te abrazo y admiro!

      Eliminar
  16. se necesita mas de este desparpajo para describir escenas tan intimas femeninas. es un guiño literario exhibicionista que suele ser atractivo.
    Pero el relato no es solo eso , esta bien escrito ademas. Al menos a mi me lo parece humildemente
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mary, muchas gracias por el comentario y tu "humilde" parecer.
      Lo valoro mucho
      Espero siempre tus escritos.

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  17. La oscuridad es la mejor aliada para jugar con la imaginacion.
    Men encanto!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer que te haya encantado, con lo que el encantamiento implica!

      Besos a vos

      Eliminar
  18. Un relato caluroso y sin duda profundo e intenso. Pude sentirlo, e incluso entré en calor en este frío mes de enero de este lado del charco.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy caluroso por acá amigo, en todos los sentidos.

      Abrazo!

      Eliminar
  19. Cuando una se duerme con una lectura sugerente, tarde o temprano tiene que dar respuesta al instinto. Con calor y a oscuras, además, no hay mucho más que hacer.
    Me gusta como lo cuentas, sin eufemismos, tal cual es.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarde o temprano, esa es la cuestión.
      Algo asi como, con eufemismos o sin ellos hablamos de lo mismo.

      Gracias Alìs

      Eliminar
  20. En noches como esas, cualquier fantasía es, y será, bienvenida. Siempre.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
  21. Soy de la idea que el calor pegajoso y el sexo no van de la mano...por lo menos a mí, me inutiliza, jejeje
    Me han hecho gracia varios comentarios! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja...bueno, a prender los AC...(otro tema)

      Un abrazo Neo

      Eliminar
  22. pasé un buen momento leyendo el relato. está muy bien escrito y siempre esperaba qué era lo siguiente que podría venir.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Draco, a mì me da placer leer tu comentario y que me cuentes lo que te sucedía mientras leias el texto.

      Gracias!

      Eliminar
  23. Excitante relato. La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad.
    es creación y osadía. Nunca dejes que desaparezcan las fantasías.

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intentaré Lucrecia, eso es permanecer libre.

      Gracias!

      Eliminar
  24. Son impulsos. Por supuesto que el derredor influye (aquellos ojos, imaginar a dos cuerpos disfrutando del placer) pero es mucho más intenso aquello que nace desde adentro, ese deseo de satisfacción, de querer explotar en estertores, sacudir el cuerpo hasta que escurra la última gota de líquido primordial. Una vez saciado esa pulsión, no se tarda ni un minuto en volver a conciliar el sueño...

    ResponderEliminar
  25. Los límites de lo real, lo soñado o lo imaginado no importan cuando la prosa es tan buena como la tuya.


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ese es el trabajo a veces el resto sale solo.

      Abrazo!

      Eliminar
  26. Oye Magah que buen relato (en realidad como todos) a veces uno ve lo que tu describes jajajaja. Pero contado con naturalidad y nada de pretensión, como deben ser las cosas. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aristio realidad la pretensión es justamente que se pueda ver lo que cuento, me alegra que así sea.

      Gracias por tu comentario amigo!

      Eliminar
  27. Gran forma de llevar la narración, fantasía y un remolino de pasión, felicitaciones.

    ResponderEliminar
  28. Hola Magah, gracias por tu visita y por ayudarme a descubrirte. He leído varias entradas y me encantan, la del cerdito también.
    Cuanto calorcito se respira por aquí. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nieves, bienvenida!
      Voy a caer en el chiste fácil, deberás tener cuidado por acá, que como decis, hace "calorcito", en no derretirte. En definitiva no deja de ser mi intención, que todos nos derritamos y no sea justamente en el infierno.

      Gran abrazo

      Eliminar
  29. no hay nada mejor que una masturbacion a solas con el alma

    ResponderEliminar
  30. Vaya sofoco cuajado de torbellinos placenteros. Es bueno regalarse estos instantes de autoconocimiento....

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, siempre es bueno regalarse algo.
      Abrazo grande

      Eliminar
  31. No imaginé que un trocito de papel higiénico diera tanto juego, tendré que probar.
    Buenas letras, calientes, eróticas y placenteras.
    besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gloria, sos muy amable para con estas letras, en definitiva intentan ser placenteras.

      Beso

      Eliminar
  32. mucho sexo por metro pero las entradas son por centímetros!

    no seas vaga y escribí!!! besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JLO diría que sos un buen compañero de letras. Gracias por tu aliento.

      Abrazo

      Eliminar
  33. Escribes muy bien la escena, menos mal que todos sabemos lo que es la literatura que si no pensaríamos que se ha masturbado. En fin, felicidades por escribir erótico, es muy difícil, no suelen quedar manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaaj...tal vez por eso es que nací con dedos muy largos.

      Gracias Ximens

      Eliminar
  34. Relato por cierto bastante ordinario y previsible, (el paréntesis de las axilas es por ejemplo totalmente irrelevante), supongo que buscando provocar a cierta platea preferentemente masculina (esto de la protagonista femenina masturbándose siempre vende) acaso una historia referencial??

    Esto debe ser la pretendida literatura erótica ligt, fuera de una redación prolija y un título ocurrente, muy poco más. En cuanto a la duda expresada en uno de los comentarios acerca de cuando es acertada la validación de alguien como escritor o no, en este caso puedes quedarte tranquila.

    Entiendo que en Blogger lo que se usa es el comentario elogioso, pero bueno, cierta sinceridad de vez en cuando no viene mal. Seguiré leyendo.

    Un saludo.

    Lic. Estela Barrios (barrios.estela@gmail.com).

    ResponderEliminar
  35. Magah, no suelo escribir mucho, pero si leer. Me gustó. Lo demás va por privado.

    ResponderEliminar
  36. que bueno eso de apelar a las empinadas fantasías
    beso

    ResponderEliminar
  37. este.... que pasó?
    por que la larga ausencia? besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y en Octubre te vuelvo a repetir lo mismo... salu2 Magah...

      Eliminar
  38. http://ceaa.blogspot.com.ar/2014/11/bloggers-que-hacen-la-historia.html

    salu2 srta...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…