Ir al contenido principal

EL TREN


-No se asuste, yo la voy a tratar bien... no haga pucheros, ¿quiere? Sepa, mujer, que yo no hago esto todos los días, ¿eh?, pero a la final, acá estamos usted y yo, sentados frente a frente… Derechita, apóyese bien contra el respaldo del asiento, ¿quiere?... Mire, tenemos todo el tren para nosotros, el vagón desierto, hasta el guarda nos dio vía libre…ja ja, vía libre, eso es… vamos a poder elegir a dónde queremos viajar… ¿A dónde quiere ir usted?... No la escucho… ¿Qué?... Más fuerte y ¡sin llorisquear!... ¿a San Fernando, dice?...no, no, vamos a ir más lejos, iremos a Gobernador Garmendia… ¿A qué no sabe por dónde queda?... Queda en Tucumán, de donde yo vine hace una pila de años… ¿Siente?, el tren ya está en marcha… Mire qué linda se ve la ciudad iluminada desde la ventanilla… y a usted… las luces le adornan la cara y se pone re linda, así, llena de luces. ¿Sabe?, de noche tiene la piel más blanca, parece un relámpago cuando lo alumbra todo... y me imagino que sus tetas deben ser como dos pompones de algodón que caben en mis manos…uf… Mire, mire mis puños cómo se cierran, se ponen rojos de tanto apretar… Están como amotinados para no irse a tocarla… porque, ¿sabe que mis manos se mueren por investigarla? Si yo fuera mis manos, empezaría por tocarle los pies… son tan chiquitos que hasta deben caber en mi palma… mire sus uñas…  tiene una perla en cada dedo, parece un collar… ¿Sabe qué me gustaría?, ir con mi mano desde sus pies hasta las rodillas y que usted abriera un poquito las piernas para que yo le meta mi mano en ese pasillo oscuro hasta llegar a tocarle la bombacha… ¿De qué color es su bombacha?... ¿Verde?... Me hace reír. No me gusta una bombacha de ese color… saqueselá, ¿quiere? Le debe quedar muy fea… ¿Se la saca usted o se la saco yo?... ¡No llore! Ve, si me deseara un poco la estaría pasando mejor… Muy bien, se la saco… ¡Ah! Ja, ja… Veo que entendió rapidito… Muy bien, se la va a sacar solita y yo miro…uf… Qué lindas piernas… Me imagino su culo, ahí, donde nunca le da el sol… uf… Vamos de a poco, total tenemos un largo viaje hasta llegar a Gobernador Garmendia…  Pero deje de temblar, ¿quiere?... ¡Ay dios y la virgen santa!... ¡Es más linda usted! Sus piernas parecen dos chorros de leche cayendo desde lo alto de su trasero…  Pero me hace enojar, tiene un gesto de mierda en la cara, de asco, así es como las minas como usted me miran siempre, me hacen sentir una basura, y yo no soy eso, ¿sabe?... yo sé leer, escribir, terminé toda la secundaria; yo no estoy enfermo, no fumo, no tomo, trabajo, y todos los días antes de irme a dormir, leo un libro de poesías que me regaló una novia que tuve… Ella tenía la piel suave… ¿A ver la suya?... ¡Baje la cabeza! ¿Tiene miedo de que la toque? Acostúmbrese, y  cuando yo la toque, usted mira al piso… ¿A ver cómo lo hace?... Bien, y sin llorar, tráguese esos mocos… uf… Usted me hace poner un poco furioso… A ver... Sí, es suave, re suave, tanto… Mire, se me pone la piel de pollo... uf… ¿Sabe?, cuando yo le tocaba la bombacha a mi novia, ella se hacía pis encima, se mojaba toda… ¡Uy! … Sienta, ya  tomamos velocidad… Cambie esa cara, ¿quiere?... Y ya no me mire como a perro con sarna, no me acostumbro a ese trato de mierda que me dan las minas como usted… Y por más que el Raúl diga mil veces que somos de mundos distintos, ustedes y nosotros, que no nos mezclamos ni en los sueños, yo voy a cumplir el mío… Ya, ya… Muy bien, deme esa bombacha, ahora es mía, es mi primer premio… ¿Sabe?, se la voy a llevar a mi hermano, este es un calzón fino, y cuando se lo muestre, me va a creer que a la final me cumplí el sueño…  ¿Sabe cuál era el de él? Manejar uno de esos autos caros que se ven en la calle, de esos que no hacen ruido y que cuando los mirás, zas…, desaparecieron en el mismo momento de tan fuerte que andan… Él sabía que nunca se iba a poder comprar uno, entonces, agarró, eligió el que más le gustaba y se lo afanó. Anduvo en auto toda la noche, muchas horas, hasta que se le terminó la nafta… Él decía que después de eso se podía morir tranquilo, porque ¿para qué mierda va a vivir uno, si mientras está acá en la tierra no cumple sus sueños?… ¿Para qué?... Y tiene razón, semejante vida de mierda que nos toca a algunos… Mi hermano está preso ahora, yo le digo que se joda porque cuando terminó con su sueño, se tendría que haber recatado, y no, le agarró el gustito y lo pescaron… Está jodido ahora,  pero bue… Yo siempre soñé distinto, soñé que iba a viajar en tren con una mujer de pelo claro y piel muy blanca y lisa, así como es usted, pero me iba a buscar la mejor de todas, porque yo no voy a hacer eso de enviciarme, yo me mando una, la mejor de todas, y me retiro… Y usted es la mejor de todas, si cuando me acerco a su cuello… ¡Ey, no sea bruta, quiere! No se espante, apóyese en el asiento que sólo me voy a acercar a su cuello para verle las venas que corren debajo de esa piel trasparente que tiene… Yo sueño que usted está enamorada de mí…, y que le dan ganas de que yo la toquetee toda y la bese y le haga el amor… Estoy seguro de que a usted le gustaría que yo le haga mojar las bombachas finas que usa… ¡Vamos, no llore!, me pone nervioso… Este es mi sueño y no la voy a dejar que me lo estropee. ¡No me haga gritarle! Después que termine, si quiere agarre el chumbo y me pega un tiro, total, ya está… Además yo no voy a ir preso… ¿Sabe?, todos los días, cuando viajo en el tren, temprano, para ir a trabajar, a limpiarles las oficinas a las finolis como usted, y las veo todas  limpitas, con ricos perfumes, con los pelos que brillan, con la ropita prolija… finas, como en los dibujitos de las revistas… Yo me pregunto por qué no puedo pegarme un buen revolcón con una como usted… ¿Me explico?... ¡Ah, qué bueno!… Mucho sexo, un polvo magistral de ésos que uno no se olvida en los años de los años… ¿Por qué no?... Además este sueño es mío, no es como el de mi hermano, es más legal, más permitido, ¿vio? Porque se trata de robarme un poco de amor, nada más que eso, y eso no se le niega a nadie, ¿entiende?... Yo no soy una cucaracha… Yo soy un hombre… Yo ando cerca suyo, la veo pasar aunque usted no me vea, le tengo ganas… Yo  vivo… Eso es, respiro, hablo…, aunque usted no se entere, y ¿sabe? Yo, antes de morirme, aunque sea en este sueño, voy a existir y  se lo voy a hacer sentir…

Comentarios

  1. WOW.. me encanto.. quiero que me lleves a Gobernador garmendia..me encanto.. a medida que lo leia.. me transportaba a ese instante y fue una sensacion de placer.. delicioso.. ME ENCANTOOO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja quisiera ser el vendaval que parece que sos, para sentir y seguir escribiendo!
      Me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
    2. tu tienes ese vendaval; que hace q nosotros volemos y disfrutemos imaginando; eres increible..se q puedes mas, se que quieres mas, y eso es maravilloso...atrevete a disfrutarlo....
      Marce!!

      Eliminar
  2. Fue un placer viajar contigo, ¿Cuando salimos de nuevo?

    ResponderEliminar
  3. Hasta Gob. Garmendia? No, si hay gente que cuando fantasea, fantasea en serio. Igual con la calentura que tiene, yo creo que no llega ni siquiera a Martínez...:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay señores medidos Ato. Señores que saben ir lentamente y disfrutando del paisaje
      Pero bue...tal vez este se quede en Martínez, en Tigre...yo apuesto algunas fichitas a que llega a G. Garmendia

      Te quiero Ato! jajaj hacía mucho que no te lo decía!

      Eliminar
  4. Me ha dado miedo imaginar alguien así por la vida y hay tantos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, si pongo la historia a rodar por la calle, también sentiría ese miedo personal!

      Beso enorme mujer!

      Eliminar
  5. Uyyy, bien heavy, Gaby!!! Es un mix letal de sensaciones. Está tan bien diseñado que hasta por momentos te ponés en el lugar del tipo, hasta que viene un nuevo comentario del quía y entendés que está hasta las manos. Y que la mina está muerta de miedo. Se puede oler el pánico de esa mujer tanto como se puede palpar la obsesión del tipo.
    Muy bueno, Maguitah!!! Besos miles!
    P/D: Está jodido viajar en tren, eh? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja...uno viaja como si estuviera en una lata de sardinas querida Bee!

      Abrazo enorme!

      Eliminar
  6. Excelente pieza, Magah. Atrapa al lector y lo lleva de la mano en un viaje que provoca -irremisiblemente- a reflexionar.

    Excelente.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro!
      Me entusiasma saber que el texto, en tu opiniòn, atrapa al lector.

      Te dejo un fuerte abrazo!

      Eliminar
  7. Me queda una intriga con la palabra sueño, si es un sueño como deseo inalcanzable o sueño como onirico. O incluso que el personaje está fantaseando con una pasajera. Baso esta conjeturas en el detalle del vagón desierto, solo con dos ocupantes. No es algo que ocurra frecuentemente.
    Creo que tenes una habilidad como narradora, para manipular al lector. Algo muy interesante para crear ficciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demi, sueño con saber de qué se trata, como vos. En algunos textos, como este, quedo enredada y concluyen de esta manera, sin que yo sepa muy bien por qué.
      Siempre me gustan tus opiniones aquí. Gracias!

      Eliminar
  8. esa ansiedad te mata ja... y la verdad que es opresivo el relato, no hay peor cosa en el género masculino que ese abuso de poder, a la fuerza...

    eso sí, todo eso me lo hiciste creer jaja... sabés escribir... beso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me diste una idea para escribir amigo!

      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  9. Tremendo poder el de tu escritura, este relato produce angustia y terror reales.

    Saludos, Magah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rob, fuerte tu comentario. Gracias, muchas gracias, y no deja de hacerme sentir bien saber que te hayas sentido tan mal.

      Beso!!!

      Eliminar
    2. Coincido con Rob. Muy buen relato, pero terrible, y lo llevaste por el lado del tipo con carencias que envidia lo que no tiene, pero hay tantos otros con mucho poder que son aún peores. Saludo.

      Eliminar
    3. Es verdad, de estos hay de todas las condiciones Caia.
      Muchas gracias!

      Un abrazo

      Eliminar
  10. A mí también hay veces que me dan ganas de afanarme un BMW y agarrar la ruta 5 (no, esa no, está muy mala) la 3 y correr hasta que se quede sin nafta. Leía y es como si te fuera agarrando vértigo, pero cuando llegas a la cucaracha tienes que soltar la risa; vaya viaje!
    Muy bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias VivianS!...no he dejado de sentirme alentada por mi propio relato a realizar algun hecho propio de un sueño de esos que merecen ser vividos...un BMW es una buena idea!

      Beso grande!

      Eliminar
  11. Mi comentario tiene que ser escueto: Es el que más me gustó en este blog, pero tengo la certeza absoluta de que vendrán muchos otros de excelente nivel.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seré consecuente con su "escuetez" y sólo voy a decir GRACIAS, me reservo opiniòn a cerca de su certeza.
      Abrazo...

      Eliminar
  12. Muy original relato, te mantiene expectante, saludos.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, joder. Dan ganas de partirle la cara al hijoputa. Esta muy bien escrito, tan real que te da asco el tipo cabrón. Esperé hasta el final por si el tipo se la estaba cascando soñando ese sueño, sus perversiones, sus fantasías, pero no, era real, era la vida en un tren.
    Buenísima escena, buenísima la construcción, la evolución, el texto. Me ha gustado mucho MAGAH.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, gracias! Me gusta tu comentario lleno de sensaciones!

      Abrazo muy grande

      Eliminar
  14. uf, un viaje de sensaciones el relato.

    ResponderEliminar
  15. Aunque sea un sueño, voy a existir y te lo hare sentir.

    MUY BUENO

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf Chaly, si que suena intimidatorio.

      Beso

      Eliminar
    2. No hay nada intimidatorio en querer existir en tus sueñoa

      Eliminar
    3. Dicho así suena de otra manera, puede provocar sonrojo.

      Eliminar
  16. Qué nunca nos falten, que nunca se nos acabe la capacidad de soñar.
    Preciosas letras Magah.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mia, de la manera que sean, que no nos falten.
      Un cariño!

      Eliminar
  17. Magnífico el monólogo, Magah. Real, tierno, dulce, sensual... Transmite un buen número de sensaciones y eso implica que ha sido muy bien usada la palabra. Su ritmo narrativo es perfecto. ¡Me encanta!
    Es un placer conocerte y quedarme a tu lado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, que maravillosa calidez la tuya! Me alegra tanto que te haya gustado este escrito, que para mi tiene una importancia especial, como que hayas decidido quedarte a mi lado.

      Un honor y un placer!

      Eliminar
  18. Me gusto mucho. Por momentos pensé en un juego consentido.

    IKing

    ResponderEliminar
  19. Me ha parecido angustioso.
    Deja sin respiración.

    Es muy bueno.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Toro, no me parece tarea fácil dejarte sin respiración! Y que bueno!

      Abrazo grande!

      Eliminar
  20. Qué fuerte y qué bueno.
    Me generó mucha angustia, me dio miedo ese tipo.
    Gracias por traerme hasta aquí. Me quedo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alis, un placer que hayas venido y que te quedes.

      Abrazo grande!!

      Eliminar
  21. Bueno, magistral, te superas a ti misma.. sabes bien que manejas la trama erótica muy bien, describes y nos haces sentir sentimientos ambivalentes de deseo y de asco al mismo tiempo.. Sigue indagando en esa temática y de esa manera.. muy bueno...se te echa de menos..besos

    ResponderEliminar
  22. Que decir con todo lo que te quiero!!!...Claro que también "te hecho de menos" Que bueno que alguna vez se te ocurriera enviarme un mail y largarte a la argentina directo a mi casa!!!
    Me alientan tus palabras, confío en vos.

    ResponderEliminar
  23. Que violencia el contraste cuando uno lo pasa tan bien y el otro esta siendo violado
    muy buena tu tension literaria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras "violan" también, es verdad, tensan, esconden sentimientos.

      Gracias mary por leer!

      Eliminar
  24. ¡Ey! ¡Qué bueno que está esto!
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  25. ¡Saludos a tu futura gata!
    Abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico