Ir al contenido principal

TEXTO ABRELATA




"Me han dicho alguna vez, o leí en alguna parte –lo recuerdo ahora – que durante la infancia nos hacemos treinta y tres preguntas por hora y que, con el paso del tiempo, cada vez nos preguntamos menos cosas, porque las respuestas están ahí, pensadas por otros y dispuestas a ser adoptadas por nosotros antes de que ni siquiera se nos ocurra cuestionar el cómo y el porqué de lo que nos rodea y nos tiene acorralados. De este modo acabamos conformándonos con la seguridad de las respuestas ajenas sintiéndonos vencedores cuando en realidad deberíamos luchar por mantener el riesgo constante de las preguntas privadas.
Sí, se educa para ser débiles, pero para cuando lo comprendemos ya es demasiado tarde. Alcanza con mirar fotos de niños que algunas vez fueron y compararlas con las fotos de adultos que estos niños resultaron ser para que nos invada una sensación de triste extravío, de resignado desconcierto ante lo imposible de recuperar. Esta boca y esta nariz pueden llegar a coincidir con aquella nariz y aquella boca; pero algo se ha quedado para siempre en el camino: el brillo desafiante de una mirada, la curva cruel de una sonrisa pura y bestial, la estatua perfecta y la silueta aerodinámica, optima e inasible para alcanzar la mejor velocidad cuando se corre pero nunca se huye. Felices enanos perfectos que misteriosamente, aparecen anacrónicamente adultos en esos brillantes papeles viejos..."

"MANTRA" de Rodrigo Fresán.

Comentarios

  1. Lo que sucede en nuestra infancia nos marca, pero luego està en uno modificar algunas cosas, creo que hay tiempos para cambios, siempre.

    Un abrazo Magah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo lo mismo, confrontarnos con las ideas y preconceptos que tenemos es una manera de modificar cosas, por eso el texto, porque me puso a pensar y como otros van abriendo mi lata.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Magha. Una porción de la candente realidad. El macabro adoctrinamiento que adormece mentes y en vez de estimular el pensamiento y la libre opinión, construye ejércitos de acólitos que siguen indicaciones ajenas. Hitler (personaje siniestro si los hay) tenía como frase de cabecera: "Cuanto más grande la mentira, más gente la cree"
    Tiempos difícles transcurren...
    Un beso grande, mi amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente el cambio interior radique en seguir manteniendo aquel nivel de preguntas y no quedarnos con esas "mentiras", asi los tiempos pueden ser menos difíciles, no?

      Eliminar
  3. Si, perdemos demasiado en el camino, demasiado. La sonrisa de nuestro yo niño es todo un síntoma,y eso viene a doler mucho después. Un texto impecable. Y beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sì, en ese camino, por sobre todo vamos inflando esa silueta aerodinámica y un día sin saber como nos encontramos huyendo. Creo que de nosotros mismos. Y beso.

      Eliminar
  4. Muy bueno Magah. Yo sigo con unas 20 preguntas por hora...Algo aprendí en estos años, pero todavía no perdí la capacidad de replantearme a mi mismo y a todo lo que me rodea. No puedo ni quiero resignarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, 20 preguntas por hora no está nada mal...es que usted es un nene Ato, y se le nota aun entre el pelo y la barba entrecana.
      Yo tampoco me resigno, y eso está muy bien.
      Beso

      Eliminar
  5. Brillante! Me reservo el secreto placer de querer evitar esa situación, aunque a veces lo logre y otras veces no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reserve, aun las respuestas si es que las logra, no las chifle, terminan obturando el pensamiento ajeno.
      Sí, es brillante!

      Eliminar
  6. '... si no se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos'

    Aun sacándole toda connotación religiosa, veremos que 2000 años atrás, ya se tenía conciencia de que para ser felices, no debemos dejar de ser esos enanos que tan bien describe Fresán.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Uf......todavia no termino de aprender. Tengo preguntas. Te dejo porque voy a jugar con el Rasti. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindooooo el Rasti, nunca logré levantar castillos tan hermosos como los que se veían en la tapa y en los libritos que indicaban como hacerlo.
      Usted va a criar a un niño sabio.
      Beso

      Eliminar
    2. Mire yo solo jugaba....lo de armar algo se lo dejaba a los inspirados. jaja.
      Es cierto.....se viene el pibe...
      Ve? todas las preguntas que aún tengo!

      Eliminar
    3. Y no sabés todas las que vas a tener!! A las que tenés por niño, sumales las que tendrás por padre!
      Beso Dany y ya estoy yendo para allá, anduve perdida en mi mapa personal.

      Eliminar
  8. Después de leer aquello leí esto:

    UNA CENA

    Casualmente un piano
    como en casa de Siri en Trenque Lauquen.
    Hay cosas que no alcanzan
    para salvar la existencia,
    ese recuerdo no me acerca en nada
    a la música.
    Sirve apenas para recordar mi edad, a Siri, a su mujer en el piano
    notas que aprendí y necesariamente
    olvidé.
    Alguien frente a mí, ahora, está cenando
    y yo, indiferente al rito del otro
    sigo pensando en el piano
    en las formas posibles de lo que fui.

    Leticia Ressia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que buscar lo que quedó.
      Gracias por esta hermosa cena.

      Eliminar
  9. Hermoso texto. Sigo apostando a las preguntas, a la incertidumbre de esos segundos eternos esperando una respuesta. Me gusta saber mas que suponer.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo pensar en saltar del tren delata que usted conserva los bolsillos llenos de caramelos, y como diría un viejo amigo, eso está muy bien.
      Beso.

      Eliminar
  10. me encantó este texto, y es tristemente cierto.
    personalmente me resisto a dejar de hacerme algunas preguntas, pero me di cuenta hace poco.quiero saber quien soy
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un texto abrelatas, de modo que si nos resulta cierto no tenemos más que aplicar algunos giros a la lata y vemos que podemos hacer para que de a poco vayan siendo mentiras. Digo...

      Abrazo

      Eliminar
  11. hacerse adulto sin adulterarse es la única manera de verse en esas fotos con una sonrisa.

    Me gusta ir por la calle y mirar a la gente grande e imaginármelos como niños. Es en esos momentos cuando logro sentirme más conectado con ellos.

    Me encantó espíritu abrelatas!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que genialidad eso de "HACERSE ADULTO SIN ADULTERARSE"...

      Gracias sin enlatar!

      Eliminar
  12. Un placer visitarte. Hermoso texto. Ciertamente no hay nada como la risa de un nino.
    Regreso pronto por aqui.
    http://cuentosdensueno.blogspot.com
    http://a212grados.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Me recuerdo de niña y la verdad, no me parece que haya sido la etapa más feliz de mi vida. Era una típica nena "traga" que vivía devorando libros en busca de respuestas a esas ¿treinta y pico? ¡mil y pico! de preguntas que me surgían a cada rato.
    Le preguntaba a mamá y ella siempre tenia la respuesta adecuada. Claro, hoy me doy cuenta que seguramente me diría cualquier boludez para dejarme tranquila.
    Hoy ya sé que hay cosas que no sé, que hay cosas que aprendí por mi propia experiencia y otras que me creo por ingenua o por no sufrir. Las demás las googleo, jajajajaja.


    Y soy una adulta feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi mamá me decía cualquier boludez para sacarme de encima, ahora daría cualquier cosa por tenerme encima...me hiciste pensar en eso.
      Y más que bien que haya cosas que no sepas es el camino para saberlas e ir en camino inverso a la adultez aburrida. Será eso el secreto de tu adulta feliz?

      Abrazo

      Eliminar
  14. Te aseguro que me hago muchas más preguntas ahora que de pequeña, o igual es que no me acuerdo bien, pero seguro que las de ahora son mucho más difíciles de responder, si es que tienen respuesta.


    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas preguntas no tiene respuestas y está bien no prepearlas. Yo lo hago tal vez por que no me banque saberlas.
      Beso

      Eliminar
  15. Es un texto que revuelca. Efectivamente no hay que cansarse de aprender, creo que es uno de los secretos para evitar que el cerebro envejezca (al menos) y seguir manteniendo una sonrisa en la cara.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acercarse al saber revuelca, me parece acertada ese estado de remolino. Cuando uno sabe no hay camino de retorno.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  16. siempre me mareé en las hamacas y las calesitas, y casi no aprendí a andar en bicicleta, por tanto mis preguntas fueron muchas mas que treinta y tres. y las respuestas no me gustaron demasiado, así que, por suerte, sigo mareandome en los juegos de la plaza y sin andar en bici. y ya casi recupero algunas de aquellas preguntas.
    caramba, magah!
    fresan y usté me pusieron a abrir mi lata!
    la abrazo por eso!

    (che, qué cosa este Cronista!...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y usted amiga es una constante abrelatas para mí y me gusta asombrarla y que me asombre usted.
      Me gustan nuestas "plazas" con miradas de chispas.

      La abrazo también.

      Eliminar
  17. Yo creo que ahora no nos preguntamos nada, es porque tenemos la certeza que a nadie le interesa y nadie nos contestara.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Responernos.
      Y a alguien le interesamos, siempre hay alguien, tal vez no muchos, no? y beso.

      Eliminar
  18. No podía haber sido titulado mejor. Y a correr se ha dicho, nada de huidas! Sí, sí, si la muerte viene (inevitable) que nos encuentre peleando y no rogando piedad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabe que soy su fans?...si, si por "abrelatas" y "abrealmas". Por las dudas corro detràs suyo.
      Besos

      Eliminar
  19. "Cuando el niño era niño
    caminaba balanceando los brazos,
    quería que el arroyo fuera un río,
    que el río fuese un torrente
    y que ese charco fuera el mar.

    Cuando el niño era niño
    no sabía que era niño,
    para él todo estaba animado
    y todas las almas eran una.

    Cuando el niño era niño
    no tenía una opinión de nada,
    no tenía costumbres,
    se sentaba a menudo con las piernas cruzadas
    o salía corriendo,
    tenía un remolino en el pelo
    y no hacía caras cuando lo fotografiaban.

    Cuando el niño era niño
    era el tiempo de preguntar:
    ¿Por qué soy yo y no tú?
    ¿Por qué estoy aquí y no allá?
    ¿Cuándo comenzó el tiempo y dónde termina el espacio?
    ¿La vida bajo el sol no es sólo un sueño?
    Lo que veo, oigo y huelo ¿no es acaso
    una ilusión del mundo ante el mundo?
    ¿Existen realmente el mal
    y la gente mala de verdad?
    ¿Cómo es posible que yo, el que soy,
    no existiera antes de nacer
    y que un día yo, el que soy,
    no seré más este que soy?

    Cuando el niño era niño,
    no pasaba las espinacas, las arvejas,
    el arroz con leche, la coliflor,
    ahora come todo eso, y no sólo porque debe.

    Cuando el niño era niño
    una vez despertó en una cama desconocida,
    y ahora lo hace una y otra vez.
    Entonces mucha gente le parecía hermosa,
    ahora sólo unos pocos, y con suerte.
    Tenía una imagen clara del Paraíso,
    ahora, a lo sumo puede adivinar,
    no concebía la nada,
    y hoy tiembla ante la sola idea.

    Cuando el niño era niño
    jugaba con entusiasmo,
    y ahora se emociona como entonces
    pero sólo con el trabajo.

    Cuando el niño era niño
    era suficiente comer una manzana, ...pan,
    Y aún ahora lo es.

    Cuando el niño era niño
    las moras le caían en las manos
    como sólo las moras pueden hacerlo,
    y así es hasta hoy.
    Las nueces le ponían áspera la lengua
    y aún lo hacen,
    tenía, en cada montaña,
    el anhelo de una montaña más alta
    y en cada ciudad,
    el anhelo de una ciudad mayor,
    y todavía es así,
    arrancaba las cerezas de las ramas más altas
    con una euforia que siente todavía,
    tenía cierta aversión a los extraños
    que todavía conserva
    y esperaba la primera nevada
    como la espera hoy.

    Cuando el niño era niño
    arrojó un palo contra un árbol como una lanza
    y allí está temblando todavía."

    Peter Handke, Canción de infancia

    Perdón por la extensión, pero me pareció que valía la pena...
    Creo que la huella de los niños que fuimos nunca se va del todo, siempre está brillando- o temblando- en lo que somos y en lo que seremos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy!!! Que lindo eso Betina!!! Una oportuna canción de infancia.

      Gracias!

      Eliminar
  20. He sido gratamente sorprendido por este texto.
    Gracias querida Magah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí esta, si ha sido sorprendido usted conserva algo de niño.
      Y me gusta eso de "querida" me suena de un afecto genuino.


      Gracias querido Mostro

      Eliminar
  21. "...deberíamos luchar por mantener el riesgo constante de las preguntas privadas."

    Yo me quedo ahí,donde de preguntar en privado tengo bien poco,tal vez a modo de que continúe encendida esa llamita tenue que delata mi niñez interna...

    BESOS SIN PARACAÍDAS :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberiamos animarnos a eso, a veces no podemos.

      Beso grande querida gabu.

      Eliminar
  22. Me gusta este texto de Fresán que nos compartís. El tema es que cuando creí encontrar respuestas para todas las preguntas, me cambiaron el cuestionario...
    Como siempre un placer entrar a tu blog!
    Saludos van, Magah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste acordar de un "poster" de aquellosssssssssss que tenìa pegado en la puerta de Mi cuarto, cuando mis padres viajaban que solitaria me quedaba.

      Tenìa un mono rascàndose la cabeza que precisamente decía: Justo que aprendí todas las respuestas, me cambiaron las preguntas!

      Y abrazos!

      Eliminar
  23. La nostalgia es enorme cuando uno se pone a añorar la infancia!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy viniendo a casa del trabajo me quedé mirando a una nena, mocosa, tironeada del brazo por una mamá que iba en un mundo alto, mientras la chiquita se entretenía mirando las piernas gigantes de los que le pasaban por los costados.
      Se me calleron un par de lágrimas y me quedó la nariz llena de mocos.

      Eliminar
  24. Suele parecer politicamente incorrecto cuando un adulto se libera de sus yugos maduros y desata su niño interior, con sus observaciones mordaces y sus preguntas incómodas, con sus miradas procaces y esa irreverencia que los caracteriza. Lo mandan a callar, usualmente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad y si no logran callarlo piensan que está un poco loco. No por nada la locura es tan amenazante.
      Abrazo.

      Eliminar
  25. Abre latas y abrementes...


    Mantener el riesgo constante de las preguntas privadas...
    Todo un desafío.


    Un gran abrazo.



    SIL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Abrelatas" abrir mentes, quitar oxido, sacudir el polvo, ablandar,refrescar, desaprender, re aprender, ver...

      Eliminar
  26. Ya sabemos las respuestas.
    Pero no queremos admitirlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada uno sabe las respuestas y hay quienes no podemos admitirlas.

      Y beso

      Eliminar
  27. Creo que me sigo haciendo el mismo número de preguntas aunque algunas se repiten a diario sin obtener respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será una pràctica eterna...benditas preguntas sin respuestas, motor para avanzar

      Eliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…