Ir al contenido principal

"ALEMANIA"...un cuento que podría nunca acabar.



La Señorita Susana dicta, redacción, dos puntos, mi primer viaje.

- En silencio para no molestar al compañero-dice-…¿Entendido?.
Nadie contesta y ella da por sobreentendido que todos entendimos.

Pienso…pienso… ¿Cómo será eso de irse de viaje? Nunca fui... viajar debe ser como irse todo el tiempo…miro hacia la ventana… me voy metiendo por la hendija que se abre entre las dos hojas de madera…ahora estoy del otro lado… sola…soy grande, tengo las piernas largas…voy vestida de blanco… subo a un barco y camino entre la gente prestando atención a los ruidos, al entusiasmo de los otros y al mío, a las luces, las voces, los olores… a las risas …es de día… se ve el agua, marrón… estoy en el río… nunca había pasado un barco por el río de mi pueblo… lo veo desde arriba, como un punto que va andando entre las orillas …se va…y yo voy en él hacia algún lugar… una larga línea de espuma blanca que se me va perdiendo a la vista, va quedando atrás, adelante el río largo…que debe ir hasta el mar… se va haciendo de noche y el barco sigue y sigue… abre el agua…llegamos, bajo del barco…subo a un auto y empiezo a manejar por una ruta oscura… no tengo idea de que habrá más allá de lo que iluminan las luces del auto…de lo que pueden ver mis ojos muy abiertos y sorprendidos… ahí, donde no veo nada, seguro debe haber lugares…sigo…ahora escucho la tos de la Señorita Susana, tose, eso lo hace siempre para que nos apuremos a entregar la hoja por que se acaba el tiempo… me da bronca el tiempo, siempre se pasa rápido cuando estoy jugando…otra vez veo frente a mí la ventana del aula, mis compañeros escribiendo su primer viaje…Esteban sacándose los mocos y haciendo bolitas infinitas… bolitas como un camino largo, él también debe andar saliendo por la hendija de la ventana, a veces pienso que él va a armar una bola gigante de mocos para hacer un agujero grande en la cabeza de la señorita Susana…tendrá que perforar su peinado alto y armado como un casco…ahora busco la hendija de la ventana por la que salí antes para irme al río… vuelvo a la ruta …sigo manejando, empiezo a escuchar un ruido ronco… pienso que debe ser el ronquido de la señorita Susana que se ha dormido…pero no, levanto apenas la mirada y la veo despierta sentada en la silla frente al escritorio… seguro que es el ruido que aquí hace la soledad, por que no veo a nadie mas que a ella… tiene olor, nunca lo había sentido…la soledad es oscura, es así, como la noche en una ruta donde no hay nadie…me parece que si respiro fuerte me la voy a quedar adentro mío… todo el tiempo me estoy yendo, creo que esto es viajar, por que no estoy nunca en el mismo lugar, no veo nada más que oscuridad, pero estoy segura que algo tiene que haber del otro lado por que sino la gente no viajaría ni contaría cosas tan lindas de los viajes…la tía Edda siempre trae unos regalos enorme cuando viene de Alemania…yo estaré llegando a Alemania, seguro…sigo manejando, doblo, sigo… el ruido no se me despega…tengo ganas de que se acabe tanta oscuridad, tanta soledad,…Ufff..otra vez esa maldita tos!...pero ahora no me va a distraer de la ruta, no voy a quedarme quieta ahí a mirar la ventana y el vidrio opaco, no… manejo más rápido, doblo, tomo una calle de tierra… soy grande…linda…mis piernas largas van apoyadas en los pedales del auto y sigo manejando, el ruido se corre de lugar, ahora está delante de las luces del auto, ahí donde no se que hay por que no veo nada…sigo…uy! ahora veo arena, no es un camino de tierra, es arena…y si hay arena el mar debe estar cerca… el mar tiene playas de arena que se meten debajo de las olas…seguro que estoy yendo al mar de Alemania, ahí deben estar esas enormes muñecas , todas…me parece que estoy llegando a donde voy de viaje, mi corazón late fuerte, lo escucho…estoy cansada también…en algún lugar tengo que parar, no puedo estar siempre andando… tengo hambre…ganas de dormir en una cama…no traje mi muñeca para dormir…las chicas grandes no las necesitan…mi mamá no duerme con muñecas… ella duerme con mi papá…yo soy grande…el camino se va haciendo angosto y la arena se ve alta al lado mío… se termina el camino... paro el motor, apoyo mis brazos sobre las piernas, caen cansados, me tiemblan un poco, me quedo ahí un rato…pienso que si apago las luces del auto no voy a ver nada, pruebo… pero…el cielo está iluminado!!... es la luz de la luna…. no la veo… tengo miedo, si estuviera en mi cuarto me metería debajo de la cama… pero el ruido seguro que se escondería conmigo…bajo del auto a ver donde está la luna y solo veo una sombra que voy pisando a cada paso… me doy vuelta…ahí está… enorme y alta, es una luna llena, redonda… parece que me empuja hacia donde está el ruido que es como un viento que se me pega en la cara, cierro los ojos…si no veo es como que todo desaparece… quiero desaparecer…hace frío…tengo que abrir los ojos y terminar de escribir antes que la señorita Susana me rete por estar dormida, ella va a creer que si tengo los ojos cerrados es por que estoy dormida…no me va a creer si le digo que tengo miedo y que quiero irme y todo eso que pienso cuando estoy asustada… no me va a creer que estoy viajando…ella también me da miedo, no quiero que me rete y me diga que no es lindo lo que hago… escucho una tos…abro los ojos…pero ella no está delante mío…es el mar…delante de mis ojos abiertos…la tos es del mar…no es tos, está asustado, yo lo asusto y a lo mejor se quiere meter debajo de la cama o le molesta que me haya metido en la suya…tengo los pies mojados…medias de espuma blanca…medias de encaje para una boda, bordadas con caracoles blancos…camino…camino… no deseo detenerme, como aquella vez cuando la tos áspera de la Señorita Susana no fue suficiente para que me quedara viendo la ventana…cuando trataba de imaginar este primer viaje que alguna vez haría o que ya estaba haciendo…como cuando mis piernas apenas llegaban al piso…ya era lo mismo…


Dedicado a mi amigo Ricardo Fasseri

Comentarios

  1. Que bien descrita la ensoñaciòn infantil.

    Y el modo en que se acomodan, en ella, los sonidos que nos rodean.

    A veces, pasa con el sueño de los adultos.

    Me gustò.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho volver en el tiempo.
    Cuando vivía y soñaba.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias GAUCHO!.Abrazo



    BESOS TORO!!!! Besos con abrazos para vos.

    ResponderEliminar
  4. Viajé con tu relato y sentí la arena entre los dedos de los pies y la sal que pegotea la piel y el viento que estremece y da frío y lo ví al mocoso con las manos haciendo ese castillo y te vi pasar a vos, rauda y temblorosa, rumbo al mar.
    Todo eso junto...

    ResponderEliminar
  5. Guauuuu ETIENNE!!!!...que generoso sos, que bueno que hayas viajado tu viaje a través de éste relato!
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  6. bellísimo, Magah!! por la candidez, por las imágenes, los sonidos. los olores, los viajes, los sueños, los que no les sale soñar, porque me colgué y ahora tengo los pies mojados y me está pegando el viento y no puede ser que haya que laburar después de leer este textAZO!! Chapeau, Magah

    ResponderEliminar
  7. Muy lindo relato. Por lo que veo, al menos llegaste a Uruguay!

    ResponderEliminar
  8. Coincido con lo que muchos ha expresado,tus palabras me hicieron retrotraer en el tiempo,ese tiempo pasado donde la mente iba adonde nosotros la dirigímos sin más...

    BESITOS VOLÁTILES

    ResponderEliminar
  9. Entre y me sentí soñar, será el color, será la música de tus palabras.
    Precioso!

    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. magah, lei el post en dos veces mientras trabajo...
    tenes una capacidad hermosa de transmitir imagenes y sensaciones que me encanta y me sale un timido: gracias.

    besos!

    Lil

    ResponderEliminar
  11. ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravo! (Aplauso de dos manos que quisieran sonar como dos mil al unísono).

    ResponderEliminar
  12. Me gusto tu sueño despierta, yo escapo a veces de la realidad tambien paseando por calidas playas.


    Besos

    ResponderEliminar
  13. Uh! SANDRA!!!!...que lindo haberte transportado un rato y que bueno que al volver puedas ir a tu trabajo y que cuando vuelvas de él puedas volver a meterte en algún sueño y asi la vida Sandra de los que volamos, ir y venir, empezar y terminar, seguir, seguir y seguir. Abrazo!


    ATO!
    Bien, ya sospechaba al leerte que a vos no se te vende gato por liebre. Buena observación y gracias!


    GABU
    Yo también hice un hermoso paseo por allí y lo mejor de todo que lo disfruté más que cuando lo vivía. Beso!

    ResponderEliminar
  14. CECY!
    Gracias bonita!...hay música detrás...la escuchaste?...sí, se que si. Abrazo con besos!


    LILA...admiro lo que hacés por lo cual tus palabras me halagan y también me sale un tímido gracias!
    Beso


    MANNELIG
    Que fuerte amigo ver que tenés cara de carne y hueso, curiosa mujer ésta que salió a verte a reconocerte.
    Gracias! Gracias! gracias! y que suenen como mil y al unísono! Abrazo!


    CHALY, sabés? Sueño mucho más despierta que mientras duermo y generalmente hay mar cerca.
    Espero que en estos dias de ausencia, blogger se haya apiadado de mi, haya disculpado mis pecados y me deje comentar en tu blog.
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  15. Yo siempre quiero llegar al mar. Soñando o viajando. Hacía fuerza para en el relato sucediera lo mismo. Que llegue al mar....cualquiera en Alemania o Necochea.....pero al mar. Un beso.
    CUATRIMESTRE!!!

    ResponderEliminar
  16. Y quién puede negar que viajó sentadita en su pupitre?

    ResponderEliminar
  17. Todos hemos tenido esa experiencia de soñar despiertos mezclando y superponiendo realidad con ensoñación en nuestras mentes infantiles, ávidas de fantasías y sueños, de nuevas experiencias y vuelos =)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. En la vorágine del viaje, mientras sólo veías soledad, sentías oscuridad, te acompañaba el miedo, y la intución de un sueño que te llevaba de la mano como a una niña, sabías que no te ibas a desilucionar, los sueños nunca lo hacen. Y cuando te fuiste a bajar, empezáste a sentir que tus piernas ya eran largas, que la luna iluminaba todo, que la soledad había sido buena compañera, que el miedo corre junto al deseo, que la tos era el ruido del mar, que podías andar descalza y que el mar te besaría los pies con su lengua de sal.
    Te bajaste del auto, y te diste cuenta que habías crecido. Que ese viaje era tú vida...
    Gracias!

    ResponderEliminar
  19. Cuando la imaginación se dispersa puede volar y llevarnos a cualquier lado incluso a ese donde desconocemos y al cual tememos..
    Me gustó mucho.. beso

    ResponderEliminar
  20. Con viajes así quién necesita andar pagando pasajes de avión.

    Cuando era chico yo era de soñar. Bastante. Ahora pienso despierto, que se parece pero no es lo mismo.

    Muy bueno lo suyo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Algunas de estas cosas tienen tintes tristes, otras muy dulces, cosas que quizá, los niños en su ingenuidad, son incapaces de advertir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Un viaje dentro de muchos viajes y todos los viajes de adentro y de afuera, así viajo en tu viaje, mientras viajo en el mío que viene y va, y ahora me prendo en este viaje MaghaMágico y ni se me ocurre bajarme...

    sos bella

    Estercita

    Sigo en Brasil, luego volveré o chegaré, ya no lo sé

    ResponderEliminar
  23. Que lo parió, exactitud!

    "NO EXISTE UN LUGAR DONDE CORRAMOS MAYOR PELIGRO QUE EN LA MEMORIA DE LOS DEMÁS"

    ResponderEliminar
  24. Creo que hay una coincidencia enorme, viajé con tu relato, te aseguro que hoy me hacía falta.
    Saludos.
    HD

    ResponderEliminar
  25. ¨me da bronca el tiempo, siempre se pasa rápido cuando estoy jugando…¨, cuando estoy viviendo.

    La tos de la Srta Susana es la analogía perfecta de Sancho arengando al Quijote para ser más realista.

    Pero Cervantes se hubiera muerto en el olvido si Sancho hubiera protagonizado su novela.

    Sin desperdicio.

    Abrazo sin fin


    SIL

    ResponderEliminar
  26. Es que en Geografía siempre anduve bien, lo malo es que mi iba mal en todas las demás!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…