Ir al contenido principal

NO ES...

-
No es el verano, ni el cemento que arde.
Ni el lugar en el que vivo
Ni la cara agria del encargado, ni el andar a los saltos para no pisar la baldosa floja.
No es que el mar me quede lejos
No es…
Que todo cueste
Ni las noches de desvelo
Ni que no entienda
Ni la tela de araña
Ni la araña
Que me mira revolcarme en la cama…

… entonces entiendo por donde hay que andar para que no nos arrebaten la alegría.

Hoy el sol se ha puesto en mi ombligo.

-

Comentarios

  1. No debe haber mejor sitio para que este.


    Un beso!
    facu

    ResponderEliminar
  2. Hay protector para eso? jajajaja!

    Beso

    ResponderEliminar
  3. No es que sople viento y llene mi casa de tierra.
    Ni que mañana tengo que ir a laburar.
    Ni saber que aunque lo quiera evitar, la paloma me va a cagar el hombro.

    Decime por dónde hay que andar, yo te sigo...

    ResponderEliminar
  4. Por nuestro camino.

    Escapando del que quieren que sigamos como borregos.

    Seguro que el sol no apuntaba ahí.
    Aunque es un sitio que provoca risas.

    Yo siempre elijo los suspiros.

    ResponderEliminar
  5. Nunca son las circunstancias…, somos nosotros!.

    Esta mañana me voy a ir a matear, leer, oír el ruido del agua del arroyo y tomar sol, a tu ombligo… ¿me permitís?

    Beso Magah.
    Rik

    ResponderEliminar
  6. Muchos envidiarán a ese sol ;)

    Hay que andar, indefectiblemente.
    A empujones, a tientas, pero andar.

    ABRAZO- QUE LLEGUE

    SEÑORA que le hace sombra al sol.

    SIL

    ResponderEliminar
  7. Facilíteme un mapa, hágame el bien.
    =)

    besos

    ResponderEliminar
  8. Se hace camino al andar.

    Y no tenemos baqueano, parece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Complicado esta en mi buscar mi ombbligo, me comi casi una pizza entera y ya no lo puedo ver.

    =) hermoso

    ResponderEliminar
  10. No es nada de eso y es todo, lo hermoso de todo eso es que aunque nos cueste vivir vale la pena hacerlo.

    El sol en el ombligo, me llevo esa imagen. Permiso.

    ResponderEliminar
  11. Sí,yo creo que se puede encontrar el lado amable de la vida y disfrutar algo.
    A pesar de...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Excelente, Maga! Una poesía con ombligo propio :) Positivismo, sí, tan necesario, me encantó!

    Abrazo
    Jeve

    Jeve y Ruma.

    ResponderEliminar
  13. Me gustó mucho el texto. Vuela volando, y volará. Besos.

    ResponderEliminar
  14. que bueno me encanto! tuyo?
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta la figura que eligió. El sol se pone en mi ombligo. Una declaración mezcla de independencia y egoísmo.

    Voy a tratar de lograr algo parecido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Hoy el sol, te abraza tremendo...

    Besos Bella

    ResponderEliminar
  17. Un ombligo es un lindo lugar desde donde se ven increíbles atardeceres.

    ResponderEliminar
  18. Yo como soy del planeta K-Pax, se por donde pasa.

    besotes

    ResponderEliminar
  19. El sol no es tonto sabe donde ponerse para que nos anime.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  20. jaja... muy buena la ironia ?) del texto... me encanta tu blog. te sigo!

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Tal vez, simplemente, hayas logrado "que se quiten de tu sol"...

    ResponderEliminar
  23. Que el mundo entero gire alrededor de nuestro ombligo. Y aferrarnos a la alegría.

    ResponderEliminar
  24. Cierto!!!

    Hay veces en que sumergirse en nuestro propio ombligo lo hace todo mucho màs viable y hasta protector...

    P.D.:La cuestiòn suele pasar tambièn por saber cuàndo salirse de el!!

    BESITOS OSTRÀTICOS

    ResponderEliminar
  25. mire, compañera, si su sol en el ombligo es como el sol en mi ombligo, mas bien le deseo inacabables amaneceres.

    preciosa la poesía, eso sí.

    abrazo!

    (había escrito algo así, ayer. pero desapareció o algo).

    ResponderEliminar
  26. MIRALUNAS

    Desapareció?...pero vea, pasan cosas raras a veces, no?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico