Ir al contenido principal

NO OIGO CANTAR A LAS RANAS

Es el título de uno de los cuentos del libro “El cielo de los Leones” de Angeles Mastreta.

“…El mundo que no atestiguo está vivo sin mí, para pesar mío. Mientras el campo revive en otras partes, yo amanezco en una ciudad hostil y peligrosa, desafiante y sin embargo entrañable.
Elegí vivir aquí, en el ombligo de mi país, en esta tierra sucia que acoge la nobleza y los sueños de seres extraordinarios…”
“…aquí he encontrado amores y me cobijan amigos imprescindibles. Aquí he inventado las historias…”


De las que quiero vivir.



Resistir a Buenos Aires, a su hostilidad, resistir en el camino hacia el deseo, mientras el mundo que no atestiguo está vivo sin mí.
-

Comentarios

  1. Que bueno!!
    Amo a Buenos Aires aunque a veces es duro vivir en ella, pero tiene tanto... es una relación compleja
    jajaj
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso."
    — Jorge Luis Borges

    Algo debe tener esa jungla de cemento, para provocar tanto...
    Sólo he ido una vez en mi vida, y hay cierto embrujo en sentir cerca su presencia.

    Besos a la distancia Maga (h)

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Es de esas ciudades que pide mucho, exige demasiado y da a cambio casi nada...

    ResponderEliminar
  4. Palabras que se ajustan perfectas para ilustrar el desarraigo voluntario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es difícil imaginar
    hostil a una ciudad
    tan bella.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta Buenos Aires, pero para pasar unos dìas.

    Vivir allì, no es para cualquiera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco las oigo cantar.
    Iría a Buenos Aires ahora mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Algún día....algún día....Pero empezaría por la Patagonia.

    ResponderEliminar
  9. Qué cosa esta de la relación amor y odio con la Ciudad de la Furia!

    Creo que a casi todos nos toca un poco, al menos a los que somos medianamente sensibles a la hostilidad diaria!

    Beso

    ResponderEliminar
  10. Te felicito. eres afortunada. amas justo lo que tienes; tus raíces y están llenas de caldo de cultivo para escribir.
    besos.

    ResponderEliminar
  11. no nos une el amor, sino el espanto, será por eso que la quiero tanto, decía el Tipo del amor celoso.

    a mí, con esta Ciudad loca, me une mas el amor que el espanto. ah! y eso de locas que tenemos las dos.

    compañera, así como ha usté mirado de reojo el nacimiento del arbol de caramelos, yo leo con usté el encomillado y me plazco de esta entrada, que me ha encantado!

    apretado abrazo, ya sabe

    ResponderEliminar
  12. Coincido con El Gaucho. Amo a Buenos Aires, mi tierra querida. Pero los que hemos pasado por el interior del país, disfrutamos diferente.
    Beso grande, Magah. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Quiero aclarar que Amo a mi ciudad, que no me quiero ir de Buenos Aires por todo lo que me da.
    Lo que me molesta son los ruidos, las marchas, la gente malhumorada.
    Estoy +ò - a 600 metros del obelisco por eso me quejo.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Es que sin "encontrar amores, amigos imprescindibles, inventar historias, y resistir en el camino hacia el deseo", vivir en Buenos Aires se convierte en algo hostil e inevitablemente se extraña el canto de las ranas aún para quienes nunca formaron parte de nuestro paisaje interior.

    ResponderEliminar
  15. Ufff muy bueno.
    humilde saber que el mundo vive sin uno y que el espacio conocido no es el espacio que existe.

    Saludazos desde Mundo Aquilante!

    ResponderEliminar
  16. BAIRES puede ser tan hostil como acogedora y no depende de quien sea en cuestiòn...

    P.D.:En esta jungla de cemento,todo es posible y muchas veces lo que no lo es,se inventa!!

    BESITOS RUGIENTES MAGU ♣

    ResponderEliminar
  17. Bueno cariño, lo que pasa es que Buenos Aires es pura vida, con todo lo bueno y también lo malo. Es para amarla y sufrirla. Ahora para escribir... mejor el campo.
    Besos Magah!

    ResponderEliminar
  18. excelente magah

    pero es que de eso se trata
    de amores y odios

    la vida, no?

    beso!

    ResponderEliminar
  19. Buenos aires les gusta a (casi) todos, menos a (casi) todos los porteños.
    Rara, como encendida.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. He tenido que viajar muchas veces por razones laborales a la Capital Federal y la verdad que hasta ahora lo único que me atrae de Buenos Aires es el mar.
    Coincido con el Gaucho, la capital no es para cualquiera, nunca mejor definida como la jungla se cemento.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  21. No conozco Buenos Aires :( pero me da la impresión que me llevaría bien con esa ciudad.

    Ciudades incendiadas para corazones perdidos...

    Besos viajeros

    ResponderEliminar
  22. No sería lo mismo Buenos Aires sin todos esos ingredientes.
    Tampoco sin Coca light bajo un árbol de San Telmo, con una mochila llena de cosas para contarse entre amigas.

    Qué lindo Buenos Aires así, no?

    beso grandote!

    ResponderEliminar
  23. El desarraigo y el amor , a su vez, a la tierra por opcion.. Qué buen combo! Sobre todo, para destacar lo mejor y más maravilloso de cada lado..
    Sos afortunada!
    Besotes llenos de Patagonia!!

    ResponderEliminar
  24. Magah, así es y así coincido. Somos apenas testimonios de aquello que percibimos parcialmente. Y Buenos Aires, sí, es así. Nuestra cárcel y nuestra seducción. Inevitable como las adicciones y feroz como una bestia hambrienta. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Curioso cómo elegimos lugares hostiles para vivir...para buscar lo opuesto.

    besotes

    ResponderEliminar
  26. Una de las hostilidades que Buenos Aires puede llegar a padecer es la de su ausencia, y casi que no hay cómo salvarse de no salir a buscarla.

    Curioso texto, por el impacto que me causó.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  27. Cuando los sentimientos se hacen palabras, sólo nos queda sentir. Sintiendo a esta pobre ciudad puesta a la venta en obsceno remate es que nos queda la historia como causa de nuestra muerte. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  28. Baires es un río q salpica. A veces moja, a veces mancha.

    beso Maghita.

    ResponderEliminar
  29. No puedo atestiguar,
    los mundos que no viví,
    a no ser que quieras tú,
    atestiguarlos por mí.

    Un abrazo Magah.

    ResponderEliminar
  30. Resistir es el secreto... De pronto esa hostilidad se vuelve magia y motor de sueños... Sin vos seguro no es la misma.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  31. No pude nunca vivir en la ciudad. Siento que me quita el aire por momentos. Cuando la miro desde lejos desde el río no deja de impresionarme. Hay que tener un coraje extra para resistir su furia.

    ResponderEliminar
  32. Pues te aseguro que si me lo cuentas lo creo pero para mi es una ciudad literaria y antigua donde Cortazar pasea con Borges y la nostalgia se canta en tangos.. que quieres.. una que es así de romántica..

    ResponderEliminar
  33. Seré original: amo Bs.As.Mi plan B es, cuando tenga una depre llego hasta Retiro, si más no puedo y vuelvo.Con eso; mis recuerdos de otras épocas cuando estuve allá; lo lindo que trago por la tv. más algún heladotote qué feliz sería.Mientras espero mi jubilación para ir a vi-vir.
    Acá,en el NE se duerme demasiado, hasta con los ojos abiertos, y las ranas ya me tienen podri.

    Me gusta este blog
    Besitos

    ResponderEliminar
  34. Muy interesante. Supongo que esta es una ciudad que se quiere y se odia por igual. Y sí, por supuesto que vive a pesar de uno y de todos. Ajena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. El "ombligo del país" se le dice a Córdoba, escuché decir!

    ResponderEliminar
  36. La verdad que no conozco Buenos Aires, pero es una ciudad con mucha historia.
    es un gusto pasar a leerte.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muy bueno Magah, Vivo en Buenos Aires tambien y es pura lucha, pero de la lucha uno aprende y se hace mas fuerte, con mas experiencia interior para saber saltar las murallas futuras.

    Te mando un abrazo grande y te sigo.

    Kosmisch

    http://pensamientosenelahora.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  38. Amiga siempre un placer pasar por tu rincón. Feliz semana.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…