Ir al contenido principal

HOMBRE


Mina viaja recostada en el último asiento de un colectivo, le pega en la cara el último resto de sol que entra por la ventanilla.
Por el rabillo del ojo ve que un hombre va a sentarse a su lado. No se mueve hasta que el acompañante muerde su abrigo al tirar todo su peso sobre el asiento, solo allí gira la cabeza y lo mira a la cara.
Acompañante se disculpa.
“Lindo- piensa Mina- Lindo”
Los hombros de ambos quedan pegados, ninguno de los dos se mueve. Mina huele su perfume. Le gusta. El se acerca e imprime un mayor contacto entre los hombros de los dos.
“Tiene espalda amplia-piensa ella, debe ser fuerte”
Transcurren las cuadras, las avenidas. El transito, por momentos detenido, hoy no es razón para el fastidio.
“Está buena- piensa él – debe ser suave”
Hombre ha perdido la prisa y Mina desea que el viaje sea eterno, aunque sea para sostener el juego.
Hombre baja su mano hacia su rodilla, y roza la mano de Mina. Los movimientos del colectivo los aproximan mas aún, nunca los alejan.
Hombre mueve su pierna, la acerca levemente a la de ella.
Mina ejerce una leve presión sobre la de él a modo de respuesta y en ese instante siente que va perdiendo la modorra rutinaria de los últimos días. Le corre un viento fresco por dentro, su ánimo se va transformando. Registra el deseo de poder tocarlo. Mira sus manos. “Como a mi me gustan- piensa – grandes y fuertes”
Sigilosamente hace girar sus pupilas y de reojo y cuidando de no ser advertida le mira la entrepierna, mientras él, del mismo modo, le mira el escote.
“Las mejores tetas que he visto en los últimos tiempos- piensa”
Quietos, sin perder los puntos de contacto.
Mina llega a destino, le pide permiso para pasar, el se pone de pie sin quitarle la mirada de encima, ella también lo mira. Mina baja del colectivo y él detrás. Hombre la sigue, callado. Camina a escasos metros de ella. Mina entra a su casa, deja la puerta entreabierta.
El entiende y entra. Cierra la puerta despacio tras de sí y gira. Un living pequeño vacío, literalmente vacío, sin muebles, casi sin luz, salvo la que el atardecer va perdiendo en manos de la noche y deja entrar por el ventanal desnudo.
Hombre comienza a dudar si permanecer o salir de inmediato por donde entró. No sabe el nombre, ni quien es esa mujer, a esta altura comienza a sospechar que ella haya sido real.
Silencio.
Se pregunta que está haciendo ahí. Nadie le responde.
Mina lo espía por detrás de una puerta, lo recorre todo, desde la cabeza a los pies, se detiene en sus piernas. Respira profundo y aparece delante de él.
Un paso cada uno y recobran los puntos de contacto. El la huele en el cuello, la reconoce en la oscuridad que se va haciendo densa. Le saca la blusa y hábilmente le desprende el corpiño que dejan caer al piso. La mira. No se había equivocado, apoya su mejilla sobre su pecho y lo estremece la tibieza y la suavidad. Así lo había imaginado.
El se saca la ropa. Le toca la espalda, va recorriendo con la yema de sus dedos cada vértebra hasta perderlas todas. Su otra mano asciende desde la rodilla hacía arriba. Mina entrelaza sus piernas entre las de él y se mete en su boca.
Ambos, de espaldas al piso, sobre la ropa que fueron perdiendo una a una, con la mirada y el silencio hacia el cielo raso, exhaustos, sonríen.
Habían salvado el día.
--

Comentarios

  1. La verdad es que ambos,
    no perdieron el tiempo,
    eso se llama ir al grano.

    Siempre me sorprenden
    gratamente tus relatos,
    fresca tu manera de expresar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que aprovecharon el día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Poco racionales, no?
    En mi próxima vida...

    ResponderEliminar
  4. Supongo que al placer normal hay que añadir el que produce el riesgo...
    Eres maga. Lo eres.

    ResponderEliminar
  5. Y después llegaron las presentaciones:
    -Mucho gusto, mi nombre es Mina- dijo ella extendiendo la mano.
    -Encantado de conocerla/las -dijo el Hombre, atendiendo con el plural a Mina y todas sus partes.

    :))))

    Besos y excelente finde Magah!!!!

    ResponderEliminar
  6. A mì me suele pasar esto, pero hasta la parte en que la mina se baja.

    Desde ahì, yo tengo que seguir para el laburo, y la mina, desde el piso, me mira con el rabillo del ojo.

    Bien escrito.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Che, esta Mina sí, que la tiene clara !
    A veces , como hoy, me pregunto por qué gastamos tanto tiempo hablando...
    Digo más naaaaá y me voy !
    :))

    Abrazo infinito maga sin hache.


    SIL

    ResponderEliminar
  8. Dios mío !
    ya!?

    tan rápido!

    ni cuenta me dí Magah,
    y mira que eres detallista,

    ...

    Limpiaron el plato de un
    santi-amén!

    Lo esencial, sonríen exhaustos, y se salvan mutuamente, complacidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Justo hoy (ayer) que hablàbamos de los riesgos.

    Siempre pensé que era una pena "no poder" conocer a nadie en el coelctivo.
    Ni por la calle.
    COmo se hacía antes.

    Así se conocieron mis viejos. Ella se bajó del colect y él la siguió.

    Y después la esperó varios días en la parada donde había subido.

    besois

    ResponderEliminar
  10. Que buena historia! Si la hubiese escrito yo, la mina se convertiría en un súcubo sediento de sangre y se lo hubiera lastrado.

    Besos mostros, un placer conocerla.

    ResponderEliminar
  11. ¡Ya mismo pongo el auto en venta!

    Aunque pensándolo bien, mis kilómetros de colectivo han atesorado más protestas femeninas como toda respuesta a miradas insinuantes que visitas a livings de desconocidas.

    Mis respetos a los furtivos protagonistas de la más perfecta historia de amor que jamás olvidarán, sin nombres, decorado, promesas, reclamos ni sueños marchitos.

    D.

    ResponderEliminar
  12. Yo llegué a pensar que era una Drácula! jejeje...por suerte salvaron el día! jajaja

    ResponderEliminar
  13. qué lindo Magah! no sé si real o no pero está bueno pensar que esas cosas pueden suceder

    besos

    ResponderEliminar
  14. cuantas cosas inesperadas pueden suceder en un corto recorrido de colectivo.. las palabras salieron de sus cuerpos, no de sus labios... lastima que me conduzco en mi auto, no tomo colectivos :(
    besotes enormes y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  15. ¿No sabés si ese colectivo pasa por La Plata?
    ¡Genial relato!
    Voto por la remake de "Un mundo de veinte asientos" con Magah como guionista"
    un beso

    ResponderEliminar
  16. ...y también gracias a la ausencia de palabras, esas que tantas veces se prestan a malentendidos.
    Relato Magistral Magah!
    Besotes,

    ResponderEliminar
  17. Y no me voy a perder este gustito.

    Y 18...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. qué visual fue tu relato. hay que filmarlo.
    abrazos!

    ResponderEliminar
  19. MARISA
    Gracias… y es que es necesario, ganarle al tiempo. Mina y Hombre no usan reloj, tienen comunicación directa al deseo.

    TORO
    Mire Toro, creo que después de ese cielo raso de sonrisas, siguieron, parece que la pasaron bomba. Química de una, vió? Y eso no se da todos los días.

    WINTER
    Me lo pregunto junto a usted y como respuesta me sale ponerme a pensar que mas bien, poco caretas. Tuvieron ganas y no anduvieron con vueltas…no se da a menudo que dos personas tengan esa química.

    MARIAJESUS
    Gracias y usted la ha dicho mujer SABIA! Abrazos!

    SUSANA
    Claro, habrá sido así y ahora que se conocían, era momento apropiado para ir por otra vuelta… Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. MUY BIEN LLEVADA LA HISTORIA Y LA ATMOSFERA.

    SALUDOS, JULIETT.

    ResponderEliminar
  21. ¿Por qué yo nunca tuve tanta suerte?
    ¿Por qué yo nunca fui tan decidido?

    ResponderEliminar
  22. Pero realmente ocurren estas historias??? o sólo las imaginamos??

    Besos preciosos

    ResponderEliminar
  23. GAUCHO
    Por que no baja del cole, un día, y ve que pasa. Digo, hacer algo distinto! Gracias y saludos.


    SIL
    Bueno, vió uno siempre cojea de algún lado. Este aspecto Mina lo tiene claro, pero seguro que por algún lado chinga.
    Quelevamosahacer! Perfectito, nadie.


    VERBO
    Jajaja, si en un santiemen y cada cosa en su lugar. Besos y gracias!


    MONA
    Solo tendríamos que asegurarnos que el tipo no sea abogado, vaya a saber una que tipo de demanda se le pudiera ocurrir…jajaja… ¿Abuso deshonesto? ¿Cómo caerá? Besos y gracias por todo. Usted es una divina.


    MOSTRO
    Que honor para mí que le guste. Un placer también haberlo conocido. Vamos a ver si me sale alguna de terror, aunque nunca pretendiendo igualarlo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  24. DANIEL OS
    Mis reverencias, semejante comentario viniendo de usted. Y haga el favor, no venda el auto, pasee en un Bondi y recite maestro, usted solo recite y caen a sus pies. Abrazo siempre.


    NEOGEMINIS
    No pensó tan mal, dicen por ahí que se bebieron hasta la sangre. Saludos.


    LAURA
    Bien por su 14 y vió usted que en este mundo pasa cada cosa!!
    Besos.


    JULIE
    Entre tanta gente motorizada, yo les digo que se están perdiendo la sal de la vida. Aprendan, metan las monedas en la maquinita y vean que les sucede. Besos jajajaj


    CRISTINA
    Dice MINA que si, es mas, ella lo tomó en La Plata y se pegó un viajecito de aquellos. No pierda tiempo mujer, vaya. ¿Quién le dice que no encuentre a Hombre? Besos y abrazos de a miles para vos.

    ResponderEliminar
  25. Hombre y Mina tuvieron suerte de encontrarse para salvar el día.
    Relato emocionante maguita uno lo disfruta al máximo con ese ritmo tan interesante que le has dado.
    Un abrazo magah

    ResponderEliminar
  26. CLAUDIA S.
    Así es reina de los Cortitos, sobran las palabras, no se necesitan, a veces embarran la cancha. Besos.


    CHICA
    Dele, busquemos quien produzca, usted musicaliza, le pone ritmo de tambores y a volarrrrrrrrrrrrrr.
    Gracias.


    JULIETTE
    Muchas gracias y me alegra que le guste.

    LUIS
    Vamos atrévase, baje del colectivo usted también, un poco de amor puede salvarnos mas que un día.


    DANI
    Vos, ¿Qué crees?
    Besos furtivos.

    Hola MARIAN
    Muchas gracias es un gusto siempre y que te resulte emocionente! Abrazo

    ResponderEliminar
  27. Ahhh, asi da gusto aprovechar el tiempo!!

    Yo a veces me pregunto, estas cosas ¿cuántas veces en la vida te pueden pasar?
    No me refiero al levante en el bondi, sino a la química inmediata.
    No muchas, ¿verdad?
    Bien aprovechado entonces! ajaja

    Besooosss

    ResponderEliminar
  28. Me convenciste, no viajo más en taxi!

    ResponderEliminar
  29. Mina queda satisfecha,apoya su cabeza en su hombre, él la acaricia suavemente. Mina se amodorra y termina durmiendo...
    Mina despierta, él no esta, se levanta recoge sus ropas y se dirige al dormitorio, prende la luz y la sorpresa estalla en sus ojos....la tv desaparecio....

    ResponderEliminar
  30. Genial Magah, genial. Curiosidades, solo una, que paso despues... Si bien no se hablaron eningun momento, habra habido despedida¡?

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Que devaluado está todo. Yo,en una situación así, habría -por lo menos-salvado el año...

    ResponderEliminar
  32. Cuántos recuerdos me trae este genial relato !!!

    Aunque no idénticas, varias experiencias viví con Minas que conocí en similares circunstancias…, hasta que llegó el primer Citroën y se acabaron las Minas…, bueno, es una manera de decir.

    Hubo que “rebuscárselas” con otras “artes” porque el auto no daba para el “levante” de Minas como aquellas.

    Para ser franco…, a veces lo dejaba estacionado, y me tomaba el 60 hasta el Tigre!!!.

    Muy bueno Magah!!!
    Rik

    ResponderEliminar
  33. Siempre supe que esas cosas pasaban en un colectivo. A decir verdad soy medio pavote, soy de los que extrañan las correcerías del cóndor y el indio, de los banderines y los rebetes y espejos vicelados... igual no le niego nada. La fantasía nunca descansa pero eso de bajar así de una...me da pavura.
    Me da a pensar. Qué hubiera sucedido si alguna vez me hubiera atrevido a bajar detrás de algunas tetas...no...no soy yo.

    Linda mina la del texto y ud.
    beso,

    ResponderEliminar
  34. Habìan salvado el dìa y quizà...la vida...
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  35. Carlos Ponce hizo un tema para las "mujeres con pantalones" o con corbata que es lo mismo...ya lo estoy posteando

    ResponderEliminar
  36. Qué bueno que estaría así de fácil!!!....Y salvar el día más seguido (je,je,je)...muy buen relato Magah!

    ResponderEliminar
  37. siempre la espio, la admiro y no la olvido
    besos

    ResponderEliminar
  38. magnifico relato , he revizado algunos post anteriores y me gusta como escribes.


    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Que calor che, sensual y muy bien cuidado tu relato Magahita. Me dio mucho placer sentir ese silencio entre ellos mientras todo sucedía, es un logro mantener la escena sin la necesidad de diálogo. Aunque nunca lo hago, la redondez de tu texto me trae la necesidad de sugerirte que le saques ese: " Ninguno habla", eso está clarísimo, y rompe un cachito el clima que en todo lo demás es PERFECTO!
    (que ganas de ser la mina! )

    Beijos

    Estercita

    ResponderEliminar
  40. Yo pensé que al final me asaltarías con un giro inesperado... pero fue sorpresivo igual, ya que esperaba otra cosa! Es indudable, escribis muy bien.

    ResponderEliminar
  41. Intenso, asciende la emoción hasta el último encuentro,, me alegro por Mina, mujer liberándose.. besos

    ResponderEliminar
  42. ¿Sin don? ¿O condón?

    Es deporte de muy altísimo riesgo.

    ResponderEliminar
  43. Simple, claro y divertido.
    Son cosas que perdemos no ?

    ResponderEliminar
  44. Estem.... me morí! No soy tan audaz, definitvamente!

    Besazos princesa!


    P.D. Te dejé un regalito en mi Blog, arriba... a la derecha!

    ResponderEliminar
  45. Quien pudiera animarse a tanto en el transcurso de cualquier viaje!!!

    P.D.:Simplemente dejarse fluir,sin despuès...

    BESITOS MAGU ♣

    ResponderEliminar
  46. Linda manera de salvar el día. Esas cosas deben ocurrir, supongo yo, que aún soy virgen en la materia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Podríamos decir que salvaron "ampliamente" el día. Y hasta, se pueda pensar que podrían salvar sus vidas...


    Saludazos!!

    ResponderEliminar
  48. Ehh yo tuve esa fantasía...pero no se cumpló. Ufa.

    ResponderEliminar
  49. Los engranajes del impulso funcionan de esa manera, y debemos agradecer que aún existan (dentro de nosotros, siempre existirán) en estos tiempos de vidas mecanizadas y rutinas que huelen a letanía.

    Un relato maravilloso, no se me ocurre otra palabra. Tu sensibilidad supera cualquier elogio.

    Un abrazo con admiración.

    ResponderEliminar
  50. ¡¡¡¡Química y audacia!!!!

    me encantó :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Me gustó mucho, todo lo que las palabras no pueden decir se transmite con el resto de los sentidos.
    Besos

    ResponderEliminar
  52. asi es como debe ser.
    sin razón y con pasión.
    despues vemos!

    lo demás, son las cosas que van desmayando la vida, compañera.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…