Ir al contenido principal

Oiga Morocha!!

-
-
- Oiga Morocha!... su cama camina.

La morocha echó un vistazo hacía donde miraba el hombre. Parecía cierto, nada estaba en su sitio dentro del cuarto, y en particular la cama se había corrido de lugar, quedando exactamente en el centro de la habitación.
Se miraron a los ojos, e imaginaron que aquello era obra de un tsunami que se había empecinado en entrar por la ventana.

- Diga, es que cree que será necesario huir de aquí antes de que se nos caiga el techo encima?- preguntó la Morocha, convirtiendo su cara en un ceño fruncido.
- Sería oportuno, pero opino que antes debemos hacer algo por poner la cama en su lugar.

Con el último coletazo del tsunami, saltaron sobre la cama, desarmados de risa y ganas.

Y mientras las risas, sonoras y pícaras, se fueron convirtiendo en suspiros y hondos respiros, la cama obediente fue volviendo a su lugar.


Comentarios

  1. espectacular!!!!!!!!!

    cuámta magia magah...

    es lo que pasa cuando las camas se mueven y las personas se encuentran

    beso

    ResponderEliminar
  2. Hay camas aletargadas, rezando para que ocurra el milagro de algún tsunami !!!!!!

    Magnífico, gracioso, caliente y diáfano... como cada vez.

    ABRAZO ENORME-

    ResponderEliminar
  3. magah excelente me gusta como escribis besos

    ResponderEliminar
  4. Ja.
    Cama picarona y complice.
    Queria risas y un despues.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Después de la tormenta viene la calma, por muchas cosas que pasen siempre pueden volver a estar las cosas en su lugar.

    ResponderEliminar
  6. Lindisimo, pícaro... hay tsunamis que nos acercan a la vida! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Una cama muy interesante........ ; )

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Es que hay tsunamis y tsunamis, ;-)

    Precioso Magah, como tú.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  9. Las olas del Tsunami traen el deseo, el placer,el goce!!!
    acomodan camas!!!!

    Muy bueno Magah

    1 beso

    ResponderEliminar
  10. mmmm!!, creo que me gustan esas camas obedientes...

    oH sí!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Que culpa tiene la cama? yo creo que es más obra del sutnami que poco a poco fué remitiendo, hasta dar lugar ha algo más placentero, algo así cómo un terremoto.Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Cuánto tiempo sin visitarte, pero ya sabemos que las partidas se miden por el tiempo que se tarda en regresar, y no por el tiempo en que se está lejos.

    Me permito tomar prestado un concepto del primer comentario de esta entrada: cuánta magia.

    Un texto que me recuerda a Cortázar, a su naturalidad para contar realidades irreales. Una muestra (más) de talento de tu parte.

    Un abrazo grande Magah,

    Kutxi.

    ResponderEliminar
  13. "Desarmados de risas y ganas",

    Así querida amiga es posible cualquier milagro, ingredientes imprescindibles para vivir y disfrutar.

    Así como tu prosa hoy, que es pura dinamita a golpes tiernos y vitales.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  14. lindo post, fresco, coincido con que tiene el condimento cortazariano pero además es muy visual, casi una escena de una peli. Porqué no se hace un curso de guión, así le da un buen cauce a todo este talento y a esta magia!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. que yo no soy morocha eso seguro, pero que mi cama a veces pasea, eso también es seguro!!!

    besos

    PDqué bueno leerte Magah!!

    ResponderEliminar
  16. vamos la morocha todavia!
    muy lindo Magah.....empece y termine leyendo con una sonrisa!
    Gracias!
    besotes flaca!

    ResponderEliminar
  17. HOLA MAGAH,
    primer visita, te lei en casa de LAU, me gusta lo que escribe, prometo seguir visitando,
    Menos mal que siguen siendo obediente las camas.
    Beso
    FRAN

    ResponderEliminar
  18. Y el tsunami terminó dentro de la cama...

    ResponderEliminar
  19. Una cama muy, pero muy picara... ella si sabe lo que quiere!!!
    Besos Magah, y buen comienzo de semana!!!

    ResponderEliminar
  20. Es que la pasión tiene eso, remueve, vuelca, desordena, traspasa, invade, cambia, traslada y te deja como nueva

    ResponderEliminar
  21. Aguante Morochaaaa!
    Já, muy bueno Magah! Nada como poner la cama en su lugar, otra que tsunami!

    Besazo guapa!!!

    ResponderEliminar
  22. juaaaaaa...y si...se les vino el techo encima. Las ventanas se abren y la cama vuelve a su lugar deseado.
    Inmóvil...mmmm, no, que va.

    beso Magah,

    ResponderEliminar
  23. Menuda cama complice del Amor, ¿no tendría mando a distancia?
    Un beso complice

    ResponderEliminar
  24. bonita!!! un relato iluminado este, me gusto...como todo lo suyo, vio?? y si, hay que poner la cama en su lugar agitandola muuuucchhhooooo.....besos

    ResponderEliminar
  25. Que buena movida Magahita, quiero una cama de esas jajaja

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  26. Vuestra Merced tiene una rara habilidad, para expresar en palabras cortas y sencillas,... asequibles,... las situaciones cotidianas de la vida.

    Expresiones sonrientes varias.

    ResponderEliminar
  27. La cama tambien se enredaba en ese jueguito... un abrazo, me encantó!

    ResponderEliminar
  28. El absurdo sumado a un diálogo en que nadie se tutea, donde la problemática se aborda con seriedad es ciertamente gracioso, como reírse e intentar poner cara de serio.

    Un saludo
    Atte. Manu

    ResponderEliminar
  29. Sobre la cama que camina
    un tsunami de pasiones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. metafóricamente pícaro y seductor! qué placer cuando las camas se mueven por ahí! besos, maghita!

    ResponderEliminar
  31. Todo vuelve a su lugar...siempre. Gracias por compartir este hermoso texto, un cordial salutte!

    ResponderEliminar
  32. La cama fue sabia tras el tsunami de las ganas...sí.

    Saludos nuevos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…