Ir al contenido principal

De Putas y Rosas

-
-

-
“Le quita la ropa, suave, lento. Luego se sienta sobre el piso, retirado unos pasos de ella para verla, sentirla entera, dibujando con su mirada sus movimientos.
Y le da aire a sus alas, y ella, húmeda, rosal descalzo, tembloroso, se quita las espinas, cierra los ojos y se echa a volar.


Se mece con la música, se va convirtiendo en savia, siendo "ella", cada vez mas.
Esa “ella”, que lleva adentro cada mujer.
Respira viento, tormenta, lluvia.
El la disfruta pleno, atrapándola con la mirada, atando distancias.

La ve moverse, sentirse libre, disfrutando con él, de él, de su mirada que la acaricia.
El sabe que puede con "ella", que siempre la puede y luego se entrega, se deja poder. Y “Ella” lo puede, lo toma, lo hace humo entre sus manos lisas.
“Ella” se vende y él compra. El se vende también.

La música fuerte marea, arde el aire enviciado de sexo y entre acordes diferentes tejen telas claras para vestir el espacio de lunas.
Cuando el juego acaba, bajo las sabanas, los cuerpos se entibian juntos, para salir al día y dejar de ser.

El volverá a su noche de putas cuando el deseo lo impregne del perfume de su piel.
Volverá “ella” cuando se sienta deseada, cuando vuelva a sentir la mirada del hombre que la invita a volar”




Comentarios

  1. Excelente poema..que pena no se pueda comprar el amor completo, y que suerte a la vez..¿porque cual sería su precio? Probablemente no lo tenga, como tampoco la maestría con que escribes.

    Cálido abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, las espinas...suelen ser buenas custodios. Difícilmente caigan ante cualquiera. Sólo el hombre indicado sabe cómo franquearse el paso.
    Sin dudas Magah, esa "Ella" está adentro de cada mujer.

    Precioso post, guapa!

    Besitos luneros!

    ResponderEliminar
  3. ¨A las flores de un día
    que no duraban,
    que no dolían,
    que te besaban,
    que se perdían...¨

    Joaquín Sabina tiene razón, y tu publicación le da el marco perfecto. Impecable.
    Rosas y espinas, metáfora de lujo.
    ABRAZO (GRANDE) MAGAH

    ResponderEliminar
  4. Excelente, es precioso, y es una pintura exacta de la vida.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Susana.
    Creo que cada mujer lleva una dentro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso homenaje al sexo comprado o vendido...quien sabe!!!...mujeres que que de tantos palos que les a dado la vida llevan por bandera un tanga y una liga...

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. impresionante el poema....me cautiva...creo que hoy ha subido un poco la temperatura...es una suerte ser mujer....pero qué precio tiene el amor?....creo que no existe cifra para ello...un beso enorme cielo!!!!

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida Maghita! se te extrañaba... con ese libro nos tenés abandonados!

    ResponderEliminar
  9. Al final no fue ni una compra ni una venta....las palabras me sugieren un trueque...lo que uno tiene el otro lo necesita...lo que uno necesita el otro lo tiene...

    ResponderEliminar
  10. Guauuuu Magah!!!! que bueno!!!

    Sube la temperatura, sube el deseo, sube el precio..sube hasta volar!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Creo que ninguna puta lo sea porque quiere, es un trabajo de desposeíadas que no conlleva amor y menos le insufla alas. Es una especie de mercadolibre.com, así de frío, así de lejano, sólo se posee con la compra...

    Tu escrito le pone dulzura a un instante que bien puede tener amargor. La poesía lava el duelo del desamor.

    Un beso gigante querida amiga.

    ResponderEliminar
  12. Delicado y sensual...acaricia el alma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Que tema el de las putas...creo que algunas disfrutan mucho de esos beneficios, como esas que vemos a diario en los programas de TV; otras lo padecen en la oscuridad de las calles; pero también hay otras que lo sienten a pesar de ser de un solo hombre, y las hay de aquellas que disfrutan mucho más cuando se sienten putas...
    Excelente!
    Un abrazo inmenso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. El amor es maravilloso hasta cuando es falso, cuando es actuado. O tal vez sea perfecto sólo así. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  15. Todas tenemos dentro "Ella" pero no todos los hombres la saben descubrir.




    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sentidos alertas, plenos, satisfechos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  17. E incluso, tal vez no se pueda volver...
    Una maravilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Rosales descalzos...vestir los espacios de lunas...IMPRESIONANTE!

    Ay Maghita si fueras hombre saldria a buscarte!!! :P

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico