Ir al contenido principal

La princesa se comió un sapo.

-
-
Pintura: COLETTE CALASCIONE
-
Es posible que haya que avisarle a la princesa que ella es una mujer común y corriente y que el cuento del principe azul no es verdad, que ese sapo es una iguana y que se está aprovechando.
-
También que el sapo sepa que solo será hombre y no principe, si tiene ganas y quiere, que ningún amor lo sacará de bicho si no se deja, que la iguana lo está pasando, y la princesa aprovechando.
-
Que abnegada ella, no es demasiado por un principe azul?
-
La pintura me pareció fuerte.
La autora una valiente.
-
-

Comentarios

  1. La pintura es muy buena.
    La historia que nos cuenta la Magah, extraordinaria.

    Besotes linda!!!

    ResponderEliminar
  2. Me parece Magah, que la princesa ya se enteró. El que aparece medio despistado es el sapo. Ciertamente la pintura es fuerte, pero coincido con Vos, Colette es valiente (una nueva generación de princesas)

    El título del post, muuuuy elocuente!
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  3. Creo que estoy aprendiendo que los principes convertidos en sapo no existen, salvo que sean bichos de alguna u otra manera, siendo simplemnete hombres!!!
    Bichos no en sentido de su aspecto, ya sabes...
    Besos llenos de luz Magah, de verdad la pintura es fuerte!!!
    Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  4. La pintura es fuerte.
    El título es perfecto.
    El post es inmejorable...

    Pero...Y SI A LA PRINCESA LA IGUANA CON SUS ENCANTOS, LOGRÓ SEDUCIRLA...?
    Quizás decida prescindir de sapos con posibilidad de convertirse en príncipes...
    Más vale iguana en mano...
    :))
    UN BESO GRANDE.

    ResponderEliminar
  5. Que cosa señora Magahita, con que ahora se le dio por andar desenmascarando seres proctológicos?
    Yo que había puesto todas mis ilusiones en un príncipe, luego en un renacuajo, que voy a hacer ahora?

    Como siempre genial nena, la pintura lujuriosamente encantadora

    Saravá

    Estercita

    ResponderEliminar
  6. Viste el detalle de las patas y la cabecera de la cama? Mmmm...Remite a demoníaco, a placer prohibido...
    Ser lagartija y ser sapo no es lo mismo, parece que piensa la princesa y con su mano deteniene el salto del sapo.
    Y ese color en las mejillas y esa mirada...La princesa la está pasando bomba!


    Es un deseo oculto que apareció mientras dormía.


    Abrazo Magah.

    ResponderEliminar
  7. Che Magah!!!

    ¿Seguro que es la historia del “Príncipe Azul”?

    ¿No será que están en una “fiestita” los tres y el sapo esta esperando que le llegue el turno?

    Bah…, digo…, como hay una tarimita…, con arrimar algo más llega bien el anuro!

    Besos.
    Rik

    ResponderEliminar
  8. Che Magah!!!

    Allá me tenés “pisando la cabeza”:
    Acá…, no figuro ni a placé!

    ¿Por qué me tratas así?; ¿Qué te hice?

    Sos malasa ¿eh?

    Besos.
    Rik

    ResponderEliminar
  9. .. la pintora atrevida y valiente.. el cuento, real como la vida misma.. tus palabras, excelentes..
    .. un beso, Magah (sin transformismos).. :-)

    ResponderEliminar
  10. Muy buena, Magah.

    Coincido contigo en tus apreciaciones.

    Añadir que hay reptiles que encantan, que encandilan con cambios de piel.

    Pero después de la magia, después que el juego de artificio se agota, los ojos se salvan del encanto y logran ver la realidad.

    El reptil como un animal escamoso de lengua larga y fea.

    Un beso muy grande y, otra vez, gracias por el apoyo tan grande que me das!

    ResponderEliminar
  11. La pintura es una genialidad. No me refiero a la técnica sino a la idea.

    Princesas, sapos, iguanas, hombres, deseos, sueños, frustraciones...

    Como nosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Buen blog, mejor que el de sin ropa; nice picture. Suerte.

    ResponderEliminar
  13. No existen los principes, y los sapos no me gustan...
    Pero creo que a esa mujer le da morbo la iguana jajajaja y pasa del sapo.


    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡QUe de gente conocida por aquí!
    Vaya pintura...

    ResponderEliminar
  15. Me han encantado las flores,... sobre todo, la rosa sobre la almohada,... también el cabecero,... ¡Ah!,... y la mariposa.

    Expresiones coloridas varias.

    ResponderEliminar
  16. Desde luego la pintura es una maravilla, y el cuento le acompaña a la perfección.
    Por cierto.. está la iguana rindiendo pleitesía a la princesa con ese gesto de lamerle el pie?

    Eso si es compenetrarse con la naturaleza!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Es el don de muchas mujeres ver en sapos principes, hasta que se desencantan y se dan cuenta que por cuanto se esmere el sapo es sapo y los olmos no dan peras.

    La princesa en la imagen parece estar bastante aburrida, se habra dado cuenta ya que al "sapo" lo vista de seda "sapo" queda. (:P)

    Buen post como siempre!

    ResponderEliminar
  18. Aplausos al titulo, me hizo reir mucho... El post genial, pero me pregunto ¿por medio de la aceptación del "sapo/iguana" no se consigue un principe?
    Besos
    Eu

    ResponderEliminar
  19. Querida amiga, has construído una texto estupendo basado en la pintura de la artista genial Colette Calascione, que mezcla siempre la realidad con los sueños...
    Así es la vida no??

    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Pongo en duda la abnegación de ella: No se ve que la esté pasando mal

    Las mujeres buscan príncipes en hombres comunes, tal vez ese sea el error inicial

    Saludos y guarda con la iguana

    ResponderEliminar
  21. ja ja muy bueno... lo que yo no me anime, tú lo has hecho..
    Felicitaciones!!!
    un beso amiga

    ResponderEliminar
  22. Un estupendo texto
    para una impresionante
    pintura.
    Has sabido darle
    el verdadero significado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Fantástica pintura ...busco ya a la autora por internet que no la conocía.. y maravilloso texto.. poniendo los pies en el suelo...

    ResponderEliminar
  24. nada más helado que un desayuno de sangre de reptil.

    ResponderEliminar
  25. CECY

    Trasnochadora!!... sí, la pintura es genial! Besos para vos.


    SUSANA:

    Que bueno verte por acá. Gracias. Sí, me parece que sapos y princesas andamos medio despistados, entre desencuentros, pendiéndonos el poco tiempo que tenemos para vivir en la tierra. Pero esta princesa no pierde tiempo, tal vez por eso se la vea tan saludable jaja

    ResponderEliminar
  26. SOL

    Lo que no existe bonita, son sapos convertidos en príncipes, lo que hay son sapos adorables.


    SIL Reina (y no princesa) de POST M By

    Acuerdo con vos, hay iguanas divinas y hasta mas vivas que cualquier sapo prometedor! Pero eso de quedarse resignada a no comerse un buen sapo?...mmm…bueno está bien, es verdad en este cuento poco claro, si el sapo se duerme vamos por la iguana! Jaja

    ResponderEliminar
  27. ESTERCITA

    Reina (y no princesa) de la caipirinha!
    A ver… con renacuajo se conforma?... no la veo mire…se me hace que usted va por mas.
    Que te llegue mi abrazo… nos vemos, si?


    CARINA:
    Jaja… ya te veo cámara en mano buscando alguna toma del cuento!! jaja

    ResponderEliminar
  28. Preciosa pintura y preciosos y verdaderos versos.
    Un placer leerte maguita
    besos

    ResponderEliminar
  29. Si, es fuerte, y supongo que tiene una lectura mucho más profunda que sabrá la autora...
    el tipo es una iguana, pero ella se ve feliz, jajaj, contra gustos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. GEMMA:
    Por aquí entre los coment anda CARMENSABES, que si sabe de esta autora y dice que tiene que ver con los sueños.
    Y bien sabemos nosotros lo que ellos significan, no? Que cada uno se ponga el poncho que le quepa. Pero como bien decís vos, la princesa la está pasando bomba!
    Cariños.

    RIK:
    Jaja, lo decís vos, si te parece…
    Con respecto al link te contesté en Sin Ropa, no se como pero lo solucionaré. Cariños otra vez.

    TOTHI:
    Gracias “hombre” de las colinas. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  31. LENA

    “El reptil como un animal escamoso de lengua larga y fea.” Sí, a veces nos convertimos en eso luego de creernos príncipes y princesas.
    Todo al fondo al caer en la realidad.

    Te mando un enorme abrazo, mi apoyo a tu valor. Besos.

    TORO:
    Nosotros mismos, usted lo ha dicho. Gracias!

    BASURERO:
    Gracias, hay para todos, vio? Como en la vida misma. Saludos.


    AROMA
    Sí, parece que todos coincidimos en que se la ve relajada por lo menos, no se si contenta, pero…

    CAPITAN CLOSTRIDIUM:
    Vuelva cuando quiera, me dará un gusto. Cariños.

    CAPITAN ESCARLATA:
    Rescato que haya observado mucho mas allá de lo que hemos observado el resto que solo nos quedamos en la iguana y la princesa.
    Bueno, Gemma vio otros detalles también, pero cayó como todos en la lujuriosa imagen. Saludos

    I AM:
    Jajaja… naturaleza pura, absolutamente. Un beso grande. Gracias por comentar.

    TIZIANA;
    Ojo, el que no se banque el criterio de realidad de frente march, no lea sus coment. Acá dos mas dos son cuatro y siempre tiene razón.
    Un abrazo gigante!

    ROMINA
    Mis reverencias a sus aplausos. Gracias siempre.

    CARMENSABES:
    Dios! Y uno haciendo sacrilegios con las pinturas.
    Gracias Carmen un honor tus palabras luego de mi atrevimiento.

    LUIS:
    Tal cual, el error es inicial, nos creemos desde chicos que somos princesas a la espera del príncipe azul, y los hombres ya príncipes, que serán salvados por el amor de una princesa. Cuentos chinos. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  32. ¡Pero qué delicada la princesa, que no deja de acariciar el sapo!
    JA! Me encantó, amiga Magah

    ResponderEliminar
  33. Valiente la pintora y valiente vos Magah! Siempre desafiando a la realidad, eh? Besos

    ResponderEliminar
  34. ay Magah, ni que me conocieras de toda la vida, ajajjaj, sabes que siiiiiiiiiiiiiiiii........camara en mano, Lente bien atenta!!!!AJAJAJJAAJAJAJ!!!! (esa sesion mereceria un blog aparte!sabelo!)"A traves de mi sapo"
    jajaajja me encanto, un besote enorme :)

    ResponderEliminar
  35. Juuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaasssssssss.
    La princesa lo sabe todo jijijiji
    Pobre sapo, pobre iguana, pobre hombre y pobre príncipe si aparece porque...
    La princesa lo sabe todo! (gran titiritera juuuuasss) Un beso genia!!!

    ResponderEliminar
  36. Se de tantas mujeres que conviven con esas iguanas ...por tener dinero, o buen pasar económico...!
    besos

    ResponderEliminar
  37. Si Nena, la pintura es muy fuerte, después de verla, me dan ganas de ser asexual.

    besos.

    ResponderEliminar
  38. me parece que la princesa la tiene reclara... al sapo, lo tiene ahi, muerto a sus pies, esperando que lo bese, y mientras ella se divierte con la iguana....
    lo que ninguno de los dos saben, es que en realidad ella está esperando al hombre.
    increible la pintura.
    un beso

    ResponderEliminar
  39. La pintura es fuerte y no voy a descubrir nada, pero hay que mirarla bien en detalle, la lengua de la iguana, el respaldo de la cama, las patas de la misma, el sapo esperando su turno, impactante. Y de tu texto ni hablar. Sigan buscando al principe azul, y siempre se llevarán la misma decepción, no existe, y el que existe destiñe. Un beso Magah, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  40. Alguien mira a la princesa desde arriba. Alguien la observa. Es para ese alguien que ella se expone. Con ese alguien tiene la mirada cómplice. Es por él que ella se deja amar. He allí el secreto que realmente llena a la princesa.
    El sapo, la iguana, son sólo circunstancias con las que acompañar el día.
    Y ello esa sí, pues ni la princesa ni su vouyer, habrán de cambiar jamás.

    ResponderEliminar
  41. Alguien mira a la princesa desde arriba. Alguien la observa. Es para ese alguien que ella se expone. Con ese alguien tiene la mirada cómplice. Es por él que ella se deja amar. He allí el secreto que realmente llena a la princesa.
    El sapo, la iguana, son sólo circunstancias con las que acompañar el día.
    Y ello esa sí, pues ni la princesa ni su vouyer, habrán de cambiar jamás.

    ResponderEliminar
  42. La culpa no es del sapo sino de quien lo ve hombre! A lo mejor le gusta ser sapo...
    Excelente!
    Un beso

    ResponderEliminar
  43. no todo es ,a veces ,lo que parece.......excelente lo que has publicado SERGIO

    ResponderEliminar
  44. MAGAH... fantástica tu historia y genial la pintura. Los sapos de ahora ya no son los de antes. Y las princesas tampoco.
    De todos modos, siempre, si uno es sapo, puede disfrazarse de hombre para no asustar a la princesa.
    Besos
    Rodolfo

    ResponderEliminar
  45. Estoy segura que esto SUELE SUCEDER, CON MAYOR frecuencia de lo que pensamos. Estoy segura, que la princesa es princesa y que el sapo no es nada tonto, simplemente, espera.
    Besos queridA!

    ResponderEliminar
  46. Y si disfrutamos de la iguana a sabiendas que no se convertira en ningun principe azul ?????
    Y si la iguana se deja ser aprovechada, aunque sea por un rato ?????
    Todos contentos !!!!!!!!!!!!!!
    Besos enormes Magah.....
    Con cariño.
    Moni
    ( fuertisima la pintura pero nunca mas ilustrativa)

    ResponderEliminar
  47. Pues como soy nuevo en estos lares aprovecho a saludarte rspecto a la pintura... me deja un profundo sabor a perversión.

    ResponderEliminar
  48. Por favor, no digas tonterías.
    Donde tú estés siempre estará la primavera.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Estupendo post Magah. No sé si la princesa espera que se convierta en hombre o es una apasionada de la zoofilia... de un modo u otro, pega...

    Besazos.

    ResponderEliminar
  50. en qué bar para la iguana que le saco una foto? con el celular, che, que no ando con la cára todo el día...
    un beso

    ResponderEliminar
  51. creo que la iguana le ha gustado más que a nosotr@s...y la princesa creo que tampoco se queja...por lo tanto...me parece estupendo!!...y cómo bien dices...la autora una valiente...y para mi un ejemplo...besos cielo!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico