Ir al contenido principal

"COSAS DEL MAR "

-


Cuatro gordas doradas,
sembradas de romero,
custodian celosas
la popa ampulosa
de “Cosas del mar”.

Orgulloso “barco”,
que sobre valientes maderos,
se abre paso entre médanos
camino directo hacia el mar.

Erguida de piedra,
su asta humeante,
se interna en el cielo.
Sueño de brisa,
cubierto de paja,
navega errante
buscando lugar.

Nave nacida de sueños,
hija de penínsulas y bahías.
-

Dedicado a mi amigo Ricardo. Gracias!

-

Imagen Google

Comentarios

  1. Gracias a vos Maghita! me emocionó... qué más te puedo decir?

    ResponderEliminar
  2. Versos dorados..

    Un gusto pasar por tu espacio.

    Saludos fraternos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, un remanso de poesía y paz donde venir a aprender como manejar palabras.

    Un placer pasear por aquí.

    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito.
    Debe estar muy contento tu amigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Magahita, más que bello lo tuyo, me imagino que tu amigo debe estar muerto por vos.
    Hasta luego mujer mágica
    Estercita

    ResponderEliminar
  6. Hija de penínsulas y bahias...

    Bellísmo, Magah...

    Cuento los días para hundirme en él.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Magestuoso el mar supongo que como al amigo que se lo dedicas precioas palabras..

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Se lee un sueño, hecho realidad...

    ResponderEliminar
  9. El mar en estod días de verano se hace grande e importante pero es que en realidad siempre lo fue...y lo será.

    ResponderEliminar
  10. Hermoso poema de erotismo escondido en los escollos.
    Besos Magah de las palabras

    ResponderEliminar
  11. muchas gracias por tus huellas dejadas
    Megah sé siempre Bienvenida en mi espacio de letras

    me gustaron tus letras
    el mar es mi elemento y mi funal
    bonitos y tiernos versos bordados le dedicas a tu amigo
    felicitaciones !!

    un abracito de paz

    ResponderEliminar
  12. Precioso... ojalá esté ese Faro por ahí, tan necesario, y tu amigo pueda entender el mensaje...

    Un abrazo bonita, sos única ¿te lo dije?

    ResponderEliminar
  13. Lindas palabras
    con sabor de
    mar y romero,
    para agasajar
    al amigo.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. TOMO LAS PALABRAS DE MARISA

    "PALABRAS CON SABOR A MAR Y ROMERO PARA AGASAJAR AL AMIGO"

    Debiera haber sido el título de esta poesía.

    Mas gracias, y por todo, mas allá de lo concreto de Cosas del mar, a mi amigo Ricardo.

    Con el valor sublime que todos debemos saber que tiene la palabra AMIGO.

    MAGAH

    ResponderEliminar
  15. El mar reconoce a sus hijos y a quienes lo aman. Como a los que veo aquí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. adivina adivinador..
    veo, veo....que ves?
    una cosa, que es?...

    Yo no lo podria describir mejor!!!excelente!

    ResponderEliminar
  17. Subliminal descripción, un privilegio para el afortunado.
    Beso!

    ResponderEliminar
  18. Un barco suele anunciar aventuras inolvidables, es preciso no dejar nunca de viajar ni de soñar
    el mar es muy ancho...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Maguita que has hecho?
    No me tienes en tus enlaces?
    Despiste o voluntad?
    Quisiera saberlo para corresponderte

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu respuesta, tienes razòn y ya vi que has cambiado de Luk.
    Disfruta donde estes querida y muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. MARCELO

    Me gustó mucho lo que dejiste.
    Así lo he sentido.
    Con tu "bendición" será para un nuevo post.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Magah holaaaaaaaaaaaaaaaa, espero estés muy bien cariño, hermosas letras dejas por acá, cuidate mucho si, un fuerte abrazo, besines.

    ResponderEliminar
  23. Lindo poema acuatico, un gusto haberlo leido
    a ver si visitas mi pagina

    www.amirbar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. hermoso poema magah...pero el anterior me parece conmovedor...lo disfrute mucho y me llego profundo... besos hermosa

    ResponderEliminar
  25. Te acabo de leer en otro blog. Me gusta como escribis...

    ResponderEliminar
  26. Buenos días Magah!!!

    Bello poema…, como siempre!.

    Más…, como tiene dueño, solo diré esto!

    Bello poema…, como siempre!.

    Besos
    Rik

    ResponderEliminar
  27. ví esos cuatro peldaños en la foto, y recordé

    "alas que silencian el vuelo regular y agitan levemente la rompiente"

    Placer leerte

    ResponderEliminar
  28. _________@@__@_@@@
    _____________@__@@_____@
    ____________@@_@__@_____@
    ___________@@@_____@@___@@@@@
    __________@@@@______@@_@____@@
    _________@@@@_______@@______@_@
    _________@@@@_______@_______@
    _________@@@@@_____@_______@
    __________@@@@@____@______@
    ___________@@@@@@@______@.
    __@@@_________@@@@@_@
    @@@@@@@________@@
    _@@@@@@@_______@….
    __@@@@@@_______@@
    ___@@_____@_____@____
    ____@______@____@_____@_@@
    _______@@@@_@__@@_@_@@@@@
    _____@@@@@@_@_@@__@@@@@@@
    ____@@@@@@@__@@______@@@@@
    ____@@@@@_____@_________@@@
    ____@@_________@__________@
    _____@_________@
    _______________@
    ____________@_@ …
    _____________@@_@
    ______________@@……
    ______________@
    _____________@
    _____________@

    ResponderEliminar
  29. Lindo regalo para tu amigo, lindo de verdad, me gustó y lo envidio (sanamente por supuesto) mentiras la envidia es envidia. ja. Te felicito, le has hecho un hermoso regalo. Beso.

    ResponderEliminar
  30. Yo lo leo con trampita. Y me gusta más aún.
    Besos,

    ResponderEliminar
  31. He tenido la dicha de ver el mar y su espuma iluminado así a través de las nubes y quedado embriagado e hipnotizado frente a él. besos

    ResponderEliminar
  32. Graias por tu inteligente comentario a mi escrito "El salón de los Rechazados". Merece la pena escribir en este blog para lectoras como tú. Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Bárbaro, Magah, bárbaro, qué clima, qué ambiente...
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

EL OLOR

-
Hoy algo se siente distinto, si bien el olor es más espeso, yo me siento menos cansada, más liviana. Acabo de abrir los ojos a la mañana que se mete en el cuarto por las hendijas de la ventana, y al girar la mirada hacia tu lado de la cama, llamativamente te encuentro atento, sereno, parece que hoy me escuchás.
Supongo que te habrás dado cuenta que desde hace ya unos días un olor nauseabundo inunda nuestra casa, y que he andado empecinada en encontrar la razón.
He comenzado cada martes con desesperación, abriendo todos los ventanales de los cuartos, buscando minuciosamente en cada rincón, detrás y por dentro de cada mueble, por entre los libros de la biblioteca, algún vestigio que me indique que me aproximo a la fuente de ese olor viciado.
Te confieso que por momentos me sentía molesta de ver como te quedabas mirándome sin hacer nada. Otras veces me hacías reír con alguna ocurrencia y otras tantas me daba miedo tu mirada áspera, pero inevitablemente siempre, y aun en este momento, me re…

LA CULPA ES DEL CHANCHO

Estoy borracha, bueno eso creo.
Si bien metí de manera correcta la llave en la cerradura, y no en cualquier cerradura, sino justamente en la de mi departamento, aún estoy bajo los efectos de una noche de excesos.
Entro y cierro la puerta con un golpe fuerte tras el cual también se va mi cuerpo tironeado por la inercia. Me incorporo con esfuerzo y me centro en mis pies, uno para adelante, después otro y así despacito, de a uno, me digo. Ahora estoy en el living, veo que hay objetos que no están en su lugar, que se van corriendo de un sitio a otro. Me causa gracia, me desconcentro de las pisadas y me detengo. Es una sensación extraña sentir que todo gira, y que cuando extiendo una mano para detener alguno de los objetos que se caen delante de mi nariz al piso, nunca llego a tiempo y todo se hace añicos, salvo, los que a escasos milímetros del piso cambian de dirección y vuelven a sus lugares, intactos. Son los menos, claro. El piso parece un campo minado y apenas puedo moverme, tengo mie…