Ir al contenido principal

AUN ASI, PALABRAS...

.



Volvió de la calle trayéndome un libro de regalo. Me lo entregó dedicándome una mirada amplia.
Me alegró su detalle e intenté demostrárselo mientras quitaba el papel azul en que venía envuelto.
-“Mas allá del Jardín”- Leí en voz alta.
Vi que me estaba mirando y proseguí:
- Antonio Gala.
Su mirada seguía  atentamente cada uno de mis gestos y movimientos.
-“Una mujer en busca de si misma” –  y concluí con la lectura de la tapa.
Sonrió y se dio vuelta hacia el balcón. Comenzó a hojear el libro que se había comprado para él.
-No tiene dedicatoria le dije- me gustaría que me escribas algo en la primera hoja.
Le extendí el libro y me quedé con su misma quietud, absorta, mirando su espalda y su postura pensativa.
Por fin garabateó algo y me lo entregó. Busqué la primera hoja y vi que sólo decía su nombre, la fecha y había dibujado una pequeña cara, que aunque quiso ser pintada con una sonrisa, parecía llorar.
-A veces las palabras…-dijo, he hizo un gesto con la mano, como si las mismas se le hubieran disuelto en el aire.

Ese fue el último día que nos vimos, porque a veces las palabras no tienen nada que decir.
-

Comentarios

  1. Rotundo. Me pregunto que habrá sido, como todos se preguntarán. El gesto es tan perceptible!

    ResponderEliminar
  2. Como dice el Cuervo, rotundo.
    Al menos te gustó el libro?

    Besos mostros.

    ResponderEliminar
  3. Todo tiene un final.

    Al menos, este fue elegante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. GAUCHO


    Al menos elegante, casi quirúrgico le diría. Así deberían ser los finales, que tantas vueltas digo, que dice y que si y que no y pero...no puedo y que si y que no es el momento y que la culpa es tuya, no mia
    y la responsabilidad compartida...no tanto...ufff...me cansé!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lo que daría yo por unas palabras ahora de un amor olvidado...

    ResponderEliminar
  6. Es una bonita despedida, triste pero bonita.
    Es lo que yo hubiera necesitado, una despedida.


    bss

    ResponderEliminar
  7. f...

    Como quieras, cuando y donde quieras. Besos.




    JOVEN CUERVO

    Así es cuando la cosa es rotundamente rotunda. Nada deja dudas y san se acabó.



    MOSTRO

    jaja...el libro?...feo, denso, pesado, tanto como una mujer en busqueda de sí misma.
    Beso



    NEGREVERNIS

    Un amor al que has olvidado!!! no lo traigas de vuelta. Beso

    ResponderEliminar
  8. CLAUDIA


    Aunque dolorosas, las despedidas son indispensables, de la menera que sea, de forma tal que nadie tenga dudas y que cada uno entierre antes o después a su muerto, pero que lo haga.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Muchas veces las despedidas tienen finales tan extendidos que son una bosta.
    A veces lo tajante es necesario.

    Beso beso.

    ResponderEliminar
  10. Pareciera muy obvio, pero donde abundan los silencios es porque faltan las palabras, esas precisas, necesarias. Mejor despedirse a tiempo.

    Un abrazo Magah.

    ResponderEliminar
  11. Que importante a dejado impreso su nombre, que es el que lo identifica si distraídamente se le pronuncia. Y sin mediar palabra alguna dejo un sentimiento con un esbozo, que lindo regalo Magah, además del libro.

    Abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  12. Y tal vez por no tener palabras propias te regaló un libro. Igual hay veces que las relaciones se terminan porque hasta uno se cansa de "palabrear".

    ResponderEliminar
  13. uffff que linda despedida, te juro que se me estrujó el alma...

    acá, lo siento acá.

    y me dieron ganas de leer el libro y todo.

    beso grande

    ResponderEliminar
  14. LEVIATAN

    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...
    beso!
    ´


    HALCON

    Si, claro, hay consenso al respecto, pero no siempre resulta tan...fácil?...mmm...


    CECY

    Las personas son lindo regalo cuando se comportan bien. Dejan ese lindo ruido a papel de regalo que se rompe al abrir.



    A. TO

    ja...vaya a saber, la cuestión es aprender rápidamente que a buen entendedor...



    ALELI

    Me alegro que te haya llegado el texto, era la intención, pensar un poco en los cierres, en las despedidas. Beso enorme!

    ResponderEliminar
  15. Tiro al blanco!

    Felices fiestas Maga!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  16. Sí.
    Las palabras a veces son una especie de boomerang.
    La escena me la imaginé toda, o evoqué, o recordé, o temí...

    Abrazo sin palabras, Maga-h-


    SIL

    ResponderEliminar
  17. Es como salir de un sueño y tener que describirlo al levantarnos, abandonamos la cama y al tocar el piso frío nos quedan todas las palabras descalzas. Deben existir más sensaciones que palabras y nos empeñamos en describirlas sin asumir que todas las veces anteriores que lo hicimos, lo más importante se quedó afuera.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  18. Lo bueno de estas despedidas....es que cuando las superamos, estamos listos para las bienvenidas. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  19. Magah

    A mi el 14 de febrero (San Valentìn, jaja) me regalò tambièn un libro, dijo lo quiero dedicar, tengo en casa muchas lapiceras, podes creer que no funcionaba ninguna??, eso fue un mensaje del cielo y me escribiò...entre cariños y besos.

    " Algunas veces las buenas historias no se terminan nunca, no como la tinta de los bolìgrafos "

    Al mes siguiente todo se terminò.

    Puta madre.!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. a veces, las palabras...
    que bello pintado ese adios!

    y antonio gala, santo cielo!
    me hubiera gustado caminar la calle honduras de madrugada con ese tipo!

    voy a tirar este nudo que me cierra la garganta!

    ResponderEliminar
  21. Qué dolorosa manera de despedirse!...triste y memorable...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. te dejé un regalito en casa.

    en la primera página dice:

    que nunca se acabe tu magia...

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  23. Perdón por esto que nada tiene que ver con tu entrada, pero quería agradecerte las palabras dejadas en otro espacio que me acusaban por una palabra mal interpretada. Estos protagonismos generados desde la autovictimización ya me están superando.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  24. hay un filósofo (nuna me acuerdo el nombre) que dice que las palabras sólo son un obstáculo. El habla sería una herramienta precaria que tiene el hombre para comunicarse. Me parece tan cierto. A veces estamos tan desesperados por que nos entiendan que decimos mil cosas. Cuando en realidad, en ese silencio (de palabras), está todo y mucho más de lo que queremos transmitir.

    ResponderEliminar
  25. ah, pero la clave es saber si es o no un buen entendedor. Algunos necesitan que le acompañen la charla con una presentación de Powerpoint...:-)

    ResponderEliminar
  26. Si los libros necesitaran dedicatorias, ya vendrían impresas ,por practicidad.

    De hecho, muchos las tienen...

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Soy un convencido de que los silencios, en sí, no significan mucho, sino que las circusntancias lo visten y definen. Este rotundo significado del adiós fue lo que has descrito magistralmente. Y ese silencio significó eso. Y me gustó. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Hay silencios que dicen demasiado ~
    Muy hermoso texto.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  29. a veces las palabras no tienen nada que decir, y entonces mejor callar, partir.
    otras veces las palabras acarician.gracias magah por las tuyas.
    abrazo

    ResponderEliminar
  30. A veces son las úniceas que no mienten...

    Saludos maguita!

    ResponderEliminar
  31. Y otras vees, como en el libro de Gala que no pude acabar (que apenas empecé en realdad), se vuelven plúmbeas. Peeo bueno, también es cuestión de gustos...

    ResponderEliminar
  32. mejor es despedirse con un gesto que con palabras sin sentidos...

    abrazos bonita

    ResponderEliminar
  33. Un libro con un título prometedor que parece haber sido regalado bajo un manojo de gestos que no necesitaban de las palabras,pero muchas veces a las mujeres siempre nos falta ese 'algo más'...

    P.D.:La actitud de ÉL dejaba entrever que el aire se cortaba solo,no??

    BESITOS SUSPENSIVOS

    ResponderEliminar
  34. Una buena forma de decir adios, Antonio Gala te lo dirìa de una forma mas poètica, pero al final todo serìa igual.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  35. Punto Final. Me gustó mucho el relato Magah. Creo que siempre son mas convenientes esos puntos finales que los puntos suspensivos o las frases hechas... A seguir! Besos! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico