Ir al contenido principal

ES COPIA FIEL...



"Mi estimado: Me hace mal la ausencia injustificada, la falta de respuestas, los silencios enloquecedores, y las desapariciones. Nunca lo he merecido, soy naturalmente transparente, si ando atragantada para decir, siempre hay una forma de saberme mirándome a los ojos, y basta eso para que pueda decir todo. Y con vos ha sido de esa manera. Por lo tanto y a la espera de que el daño sea el menor posible, presento mi renuncia a esta historia que ni siquiera había comenzado. "

Comentarios

  1. La falta de respuestas, los silencios y las desapariciones son la respuesta más clara que podamos imaginar.

    Lo que ocurre es que no nos gusta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que suerte que lo pudiste escribir.
    Ojala hubiese tenido la fuerza para hacer lo mismo.
    Te felicito Magha.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. La carta y el comentario del Toro me mataron literalmente.

    Gigante y lapidaria, Maga-h-
    Podría haber escrito estas líneas mil veces, nunca tuve el coraje de mandarlas.

    Beso inmenso

    SIL

    ResponderEliminar
  4. La ausencia más invisible es incluso más insoportable que los insultos más hirientes, que la negativa más rotunda.
    No esperes que no haya daño, de tu parte ya lo has sufrido.
    Eso también duele...

    ResponderEliminar
  5. y por supuesto......ARCHIVESE!!!!

    Pensando en el trimestre...vamos.....

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con el Toro. Una respuesta que no es, una ausencia injustificada. Una des-aparicion. Un atragantamiento del dolor. Frío. Ser transparente es como dejarse mirar los adentros. Así somos, aún a pesar nuestro. Una historia sin comienzo, no puede tener final, al revés no sé. Mirarse a los ojos, a la boca, a los pomulos, a la cara, vale más que cualquier obra completa. Me gustó.

    ResponderEliminar
  7. DANY

    No sabés cuanto me costó el día de hoy. Es lo que los adictos llamamos estar al borde de la recaída.
    Pero, insisto, hoy no, hoy no.
    Gracias por acompañarme en esto. Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Una bella forma de conocer,
    una mirada transparente
    lo dice todo.

    Salud y besos.

    ResponderEliminar
  9. renuncias a esta historia porque te apuntas al equipo de disfrutar la vida.

    Y los cretinos que se busquen una cretina.

    ResponderEliminar
  10. yo lo que quiero copiar es el texto del mail, puedo?

    fuera de joda.

    hay algo más tremendo que la desaparición? el silencio enmudecedor?

    creo que no.

    ResponderEliminar
  11. Hay silencios que muchas veces nos hacen un favor ENORME al existir!!!!

    Claro que de eso nos damos cuenta después de haber parido el dolor del mutismo... :/

    BESITOS EN CARPETA ;-)

    ResponderEliminar
  12. Minimizar el dolor y decir adiós a tiempo ... ¡qué difícil es saber cuándo hay que saltar fuera de la cuerda para no enredarse y caer!

    Es un arte que manejan muy pocas personas (muy sabias).

    En otras palabras: ¡bien ahí, nena!

    ResponderEliminar
  13. mi querida: cruzando tantas calles he aprendido que esa costumbre de ausencias injustificadas, falta de respuestas, silencios enloquecedores y desapariciones, es irreversible.Asi que con tardío fervor dominguero le deseo que la renuncia sea indeclinable, para que no haya mas daños colaterales que el dolor del aprendizaje y una debilidad aparente. Aplausos para usted. HOY, NO para todo eso. HOY, SI para Gabriela. Abrazos-

    ResponderEliminar
  14. Wow Magah! cuánta valentía para no quedar atrapada en una historia así, je, hace pocos días recordaba una peli poco recordable pero interesante (acá le pusieron "simplemente no te quiere") en un segmento en el que ella no para de conjeturar las razones de la ausencia de alguien, su amigo le dice que si un hombre te quiere ver, te va a ver, si te quiere llamar, te va a llamar y si no lo hace es porque no le interesa. Duro, pero mejor entenderlo a tiempo.

    BESOS!!!

    ResponderEliminar
  15. Los silencios son esas miles de palabras que nuestro corazón nos repite en soledad.
    Escuchar el silencio...es sano e inteligente.
    Un beso, y ánimo amiga.

    Salu2

    ResponderEliminar
  16. Ufff!! Mi madre!!! Menos mal que no venía con PD.
    “presento mi renuncia a esta historia que ni siquiera había comenzado” me mató eso.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Yo lo hubiera firmado y sellado para enviárselo a mi amor de juventud, que desapareció sin rastro...

    Preciosa nota.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Meor aceptar que todo terminò, que seguir en pos de un espejismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Suele pasar Magah! Esos silencios te destruyen.
    Con respecto a la recaida, no me afloje he!
    Qué todo siga muy bien!

    ResponderEliminar
  20. Que cruel que es el silencio y que sabia que fuiste vos en desaparecer!

    ResponderEliminar
  21. Menos mal que renunciáste a tiempo, y que te vayas aunque tengas la sensación que te vas tarde. La gente que actúa sin dar la cara genera siempre mucho daño, además de demostrar su enorme falsedad.

    ResponderEliminar
  22. He tenido que cerrar situaciones apostando al silencio cuando las palabras no dañan solo las situaciones sino las individualidades involucradas.

    El primer día en silencio suele percibirse hostil… tal vez en verdad lo sea, pero lo que raramente se percibe es cuánto sufre el que quería decir, aunque sea una vez más, cuánto todavía sentía.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  23. Mejor un no cuento a uno malo.

    Escritor/a que huye a tiempo, sirve para otro cuento, bueno.

    ResponderEliminar
  24. Me encantó, escribir concisamente algo doloroso y que necesariamente hay que sacar.

    Un placer saludarte.

    ResponderEliminar
  25. Como te entiendo! A mi tampoco me gustan las desapariciones ni los silencios... y si, cuando esto para, lo mas sano es la renuncia.
    Beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…