Ir al contenido principal

DIA 2 - POR FIN...

-Por fin, ya era hora que derribaran esa puerta y entraran. Se me estaba haciendo insoportable estar acá adentro…casi ni aire quedaba…ahí van…no, ahí no… en el cuarto de baño…si, muy bien este hombre…¿Quién será? No lo había visto antes…dele siga, no se detenga…y si, no es para menos esa cara , pero no grite quiere? va a asustar más a mi hermana…pobre tipo, meterse en esto sin tener nada que ver…acaba de encontrarme…pero será de dios! Tenía que gritar?...y bueno, ninguno esperaba nada lindo en esta entrada… hubiera querido avisarles que esto iba a suceder, pero la verdad es que me tomó de sorpresa a mi también…Uh! Pobre Ana… quisiera abrazarla, consolarla, pero no puedo, yazgo muerta dentro de la bañera y si por casualidad solo moviera un músculo, éste pobre tipo debería tener que llevarse dos cadáveres, no…ella es tan bonita, ha tenido una vida difícil pero siempre supo reconstruirse, ordenarse y volver a estar de pie…y siempre tan linda con esa sonrisa que parece un montoncito de perlas blancas…bueno, no puedo evitar que llore, pero si esperar a que en poquito tiempo se acuerde de lo que le pedí que hiciera si yo me iba antes…Ah! Eso si que se lo avisé, le dije que yo me moriría primero, lo intuía y que por esa razón debía escuchar atenta…se hacía la sorda cada vez que hablábamos de eso y gritoneaba furiosa que no le hacía gracia que le dijera eso y que ella se iría antes, pero yo sabía que no sería así…ella caminó siempre derechita y firme para una vida más larga y sana…y yo…digamos que no tanto…le he pasado tantas veces cerca al filo de las noches…ella se preocupaba, pero una vez entendió que esa era mi manera de vivir, que disfrutaba de ser una andariega y que cualquier orden pre establecido me opacaba, me ponía triste…en definitiva, dijo una vez refiriéndose a mí, “ya de chiquita eras así, una peleadora, una desobediente, una eterna buscadora de conflictos”…en realidad no era tan así… mi madre me mandaba a aprender a cocinar y yo en lugar de eso prefería estar colgada de una ventana pensando e inventando historias o quería que yo supiera coser, por que alguna vez iba a necesitar de esas cuestiones y yo le respondía que si alguna vez lo necesitaba, lo aprendería…ella y yo, mi madre digo, nunca nos entendimos…a ella siempre dos mas dos le dió cuatro, a mi jamás…

Comentarios

  1. ¨la rosa de los vientos te ha de ayudar
    y desde hoy vamos a verte vagabundar
    entre el cielo y el mar
    vagabundear ¨!!
    ´-con el perdón y el permiso del Nano.

    A los padres suelen darles distinto las cuentas que a los hijos :/
    Creo que en algo hemos evolucionado...
    alguito...

    ;)

    Abrazo inmenso MAGA-H-

    SIL

    ResponderEliminar
  2. escuche, tengo la misma cara del tipo ése. y si ella moviera un músculo, tendría que llevarse tres cadáveres.
    casi me caigo de la silla!

    im pe ca ble!

    qué suerte que volvió! (si es que se había ido)

    abrazo

    ResponderEliminar
  3. Se me heló la sangre.
    Muy bueno eh!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Empieza dando miedo, inquietando... termina enterneciendo. Qué bueno que no lo quemaste :)

    De los muertos siempre se aprende algo.

    Besos peleadores.

    ResponderEliminar
  5. Digamos que siempre caminaste torcida. Por mi está muy bien.

    ResponderEliminar
  6. Es la primera vez que la leo. Sospecho que no será la última.
    En su caso, mejor ponerse a escribir que a coser o a cocinar, aunque lo de mezclar ingredientes no debe de dársele mal...


    Desde las Hespérides.

    ResponderEliminar
  7. Cuando uno intuye que el carretel se va agotando, es mejor ir previendo algunas cosas, si es posible por escrito.
    Y si se nos ríen o se ponen furiosos, le mostramos la joroba de tanto caminar torcidos.

    Excelente texto!!
    Besos y gracias!

    ResponderEliminar
  8. Excelente.

    Que gran verdad, lo de las matematicas distintas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno! Primera vez que paso por aquí, pero no la última :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. y es que... si dos mas dos dieran tres, este mundo no seria como es...

    mucho sin pasarme, abrazos nena!

    ResponderEliminar
  11. Ojalá que pueda, cuando esté bien muerta, recordar que estuve bien viva.
    Todavía no termino de entender cuál de las dos vivió más.


    Muy bueno, Magah.
    Le voy a jugar al 48 y vuelvo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Ah!¿Pero dos y dos no son veintidos?

    Así me va todo.

    ResponderEliminar
  13. Cuando los muertos hablan es fuerte. Este relato es de ese estilo. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Como venimos..eh? Dejar de fumar le está haciendo bien a su arte.
    La felicidad no reside en la lógica matemática del 2+2. Puede ser el orden, la falsa tranquilidad, la mediocridad pero la felicidad, no. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Magah: sorprendiste hasta a el Toro, imaginate, yo mudita y tragando saliva. Muy bueno che!

    Besos!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  16. A pesar de todo,con mucha ayuda del señor tiempo,las matemàticas terminan dando o dando!!!
    jajajajajajaajaj

    P.D.:Y no todo pasa por la cuestiòn de repetir modelitos,eh?! ;)

    BESITOS EXACTOS =)
    Y muy pero muy buen finde!!

    ResponderEliminar
  17. Olá passo pelo seu blog para convidar você a visitar o meu, que é dedicado a cultura. De segunda á sexta feira noticiário cultural, aos sábados, 9 da manhã minha coluna poética e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei aguardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Que lo parió Maghaita, justamente hoy que la vida y la muerte se me han acoplado... y mi matemática imposible donde todo es posible...

    me encantó esta trama loca, me gusta leerte cada día mejor y la sorpresa, la entrega, cada vez más

    besoooo

    Estercita

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…