Ir al contenido principal

VOYEUR

-
Nos sentamos frente a frente.
Me quité los zapatos, hizo lo mismo.
Me quité la camisa, hizo lo mismo.
Me gustó lo que vi.
Me moví lentamente para que también lo hiciera.
Sentí su reciprocidad.
Me gustó su torso desnudo. Lo miré detenidamente, intentando atrapar con la mirada cada pliegue, cada detalle que le era propio y único.
Miró mi torso desnudo. Le agradó lo que veía.
Lo vi en su gesto.
Perdí de vista su silueta en el momento que me levanté para apagar la luz de la sala, la que quedó apenas iluminada por un resplandor amarillento que venía de la luz del cuarto.
Volví a sentarme rápido para continuar.
Mirar, ver, respirar y sentir.
Espiar lo que dejaba que se viera, poco.
Lo suficiente para que el resto se resolviera en mi mente.
Mi mente alienada, se imaginaba capaz de sortear cada prejuicio.
Me subí lentamente la falda, haciendo arabescos obscenos con mis dedos sobre mis piernas de piel erizada.
Su rostro estaba absorto, descubriendo.
La boca entreabierta.
Los ojos entrecerrados.
Agudizaba la filosa mirada hasta donde le dejaba ver.
Me quité la ropa interior, hizo lo mismo.
Me gustó lo que estaba viendo.
Lo que en realidad aún no veía, pero imaginaba.
Abrí levemente mis piernas, dejando aún entre sombras el paso por el que querían ir los ojos.
Me avergoncé. Me acaloré.
Esta vez se apresuró a sacar la lengua y moverla por el contorno de sus labios.
Hice lo mismo y me gustó. Le gustó.
Las pupilas agrandadas, enrojecidas. La piel brillosa. La respiración y el pulso acelerado.
Nos quedamos viéndonos, en silencio, por un largo rato. Agradándonos. Reconociendo cada centímetro propio, valioso, intimo.
Llené mis pulmones de aire y suspiré.

De pronto mi cuerpo se puso tenso.
Cerré los ojos para no ver más.
Estiré la mano y tomé el vaso de agua que estaba a mi lado, me puse de pie, y antes de salir de la imagen que me devolvía el espejo, tomé fuerza y lo estrellé contra él.

-

Comentarios

  1. Eso le pasa por voyeur y por caradura.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El giro del final del texto hizo trizas el cristal del espejo y mi lujuria.
    No es justo.
    Pero es un muy buen relato.

    TODO no se puede.

    Abrazos, Maga-h-

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Es un trabajo muy interesante. Tiraste del voyeurismo y lo llevaste al extremo de la propia alucinación, claro que el espejo, de cómplice pasó a ser verdugo!

    Los ojos...hay quien no los resiste y quien edifica todo su erotismo con ellos.

    Buen trabajo Magah! Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  4. muy lindo el cuento, pero posta hasta el final pense que era una parejita jajajaja
    espero que no muera mi cuñada y gracias por no pensar que es triste, pero es mi estado de animo al irse tan lejos y tan peligroso una persona que amo
    nos seguimos magah

    ResponderEliminar
  5. Muy pero muy buen texto! Me encantó este costado tuyo que no había leído todavía!

    Que sigan estos textos que te sientan tan bien!

    Beso

    ResponderEliminar
  6. Voyeur y narcisista. ¿Por qué no?

    ResponderEliminar
  7. Jaja... el final menos esperado... como me gustan las historias. Muy bueno tu blog! te sigo!

    ResponderEliminar
  8. Un final inesperado... me encantó! Un buen relato lleno de sensualidad, que termina hecho trizas..
    Genial para arrancar la semana!
    Besotes Magah, que tengas un hermoso lunes...

    ResponderEliminar
  9. Aunque terminara trizas cuanto me gustaria que en mi te reflejaras.


    un beso

    ResponderEliminar
  10. Dejar filtrar ese instante minùsculo de conciencia tiene sus consecuencias,acaso uno no es una especie de auto boicot constante... ¬¬?

    P.D.:Y no a tod@s nos suele agradar la imagen que nos devuelve el espejo!!

    BESOS Y RECONCILIACIONES

    ResponderEliminar
  11. Mierda!!! Empezaba a gustarme demasiado lo que estaba viendo!!!
    Me bajaste de un piedrazo!

    ResponderEliminar
  12. La mirada y la imaginación son las llaves de la puerta del erotismo...y entonces la entrada al hall del sexo es mravillosa.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Hola compi de blog ^^
    Andaba echándole un vistazo a los blogs y creo
    que te puede interesar el mío si te gusta leer literatura personal,
    informarte sobre la actualidad (belleza, salud, videojuegos) y debatir
    sobre los acontecimientos de la vida y filosofar un poco.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas. Gracias ^^

    PDTA: ui!! mi pseudónimo para los concursos literarios es ... Soledad sin calzada xD bueno se me ha venido a la mente al leer eso de palabras descalazas... rimaba xD

    ResponderEliminar
  14. Muy buen final. Está muy bien eso, gustarse no es una actividad sencilla. Hay que ir despacito.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Por qué te pusiste tensa?
    Decime, no te gustó el marco del espejo? La luz no era propicia?
    Digo, para que no se vuelva a repetir...

    Excelente texto!!

    ResponderEliminar
  16. Que fuerte!
    el final es muy fuerte.
    qué vemos de nosotros a veces, que nos genera esa violencia asesina, no?
    excelente.

    ResponderEliminar
  17. Dejarse llevarse y gustarse hasta darnos cuenta que sólo somos un reflejo...
    muy bonito!
    bbesos

    ResponderEliminar
  18. últimamente andas inspirada amiga, enhorabuena... la soledad te sienta tan bien..

    ResponderEliminar
  19. El final es bastante sorprendente, además de inesperado. Rompe con todo la trama. Muy curioso.

    saludos

    ResponderEliminar
  20. Inesperado final. Magnífico relato intimista.
    Podemos ser voyeurs de nuestra propia vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. UUfffff... Yo que venía despacito a conocer a quien tan bonita carta me escribió y me encuentro con este "cuento" que rompería mis normas y pondría un "reto" a mis lecturas.
    Gracias por tus amables halagos y desde luego, intentaré grabar este cuento para no solo concederte el deseo sino también probarme a mi misma.
    Te dejo un abrazo con la piel erizada!

    ResponderEliminar
  22. Bueno Magah, vengo a avisarte que acabo de subir tu "Voyeur" a mi blog y te invito a visitarme y que me digas si te ha gustado.
    A mi, personalmente, me ha encantado hacerlo porque me he salido de lo que hago y me ha encantado.
    Ruth, como cada día, ha elegido la música y el conjunto me ha hecho soreír. La foto es parte de mi historia personal...
    Un abrazo agradecido por permitirme.

    http://beatrizsalas10.blogspot.com/2012/01/magah-voyeur-del-blog-mis-palabras.html

    ResponderEliminar
  23. impecable. Maghita te cuento que llegué insólitamente desde el blog de Beatriz! qué loco, a ella no la conocía, a vos sí y ella me conduce a tu poema.

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡BUENÍCIMO!!! UN FINAL INESPERADO. SALUDOS.

    ResponderEliminar
  25. Hola, llegue aquí por Beatriz... es un relato exquisito, me encantó.
    Aun que también pienso que el giro del final cortó la gran ilusión que hace el contenido.

    Un gustazo.
    Cristofer

    www.lasmelancoliasdemarcus.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…