Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

VOYEUR

-
Nos sentamos frente a frente.
Me quité los zapatos, hizo lo mismo.
Me quité la camisa, hizo lo mismo.
Me gustó lo que vi.
Me moví lentamente para que también lo hiciera.
Sentí su reciprocidad.
Me gustó su torso desnudo. Lo miré detenidamente, intentando atrapar con la mirada cada pliegue, cada detalle que le era propio y único.
Miró mi torso desnudo. Le agradó lo que veía.
Lo vi en su gesto.
Perdí de vista su silueta en el momento que me levanté para apagar la luz de la sala, la que quedó apenas iluminada por un resplandor amarillento que venía de la luz del cuarto.
Volví a sentarme rápido para continuar.
Mirar, ver, respirar y sentir.
Espiar lo que dejaba que se viera, poco.
Lo suficiente para que el resto se resolviera en mi mente.
Mi mente alienada, se imaginaba capaz de sortear cada prejuicio.
Me subí lentamente la falda, haciendo arabescos obscenos con mis dedos sobre mis piernas de piel erizada.
Su rostro estaba absorto, descubriendo.
La boca entreabierta.
Los ojos entrecerrado…

SEXO BLOGGER I

- Me gusta un hombre de un blog.
- ¿De un blog?... te referís a lo que vos hacés? Eso de escribir y publicar por Internet? – Preguntó Silvina, mientras oprimía el botón para llamar al ascensor.
- Sí, exactamente eso.
- Mirá que bien…y?... ¿Es buen mozo?- Siguió preguntando.
- No se, no lo conozco.
- No entiendo nena… podés explicarme un poquito mas? ¿Te mandó un correo?, ¿Chatearon?
- No, tampoco.
- Al menos sabés como se llama?
- No…
- Dale, subí antes que se cierre la puerta y dejá de contarme estupideces.
- No es una estupidez, desde hace unos días no dejo de pensar en él.
- ¿Y como es eso de pensar en alguien que no conoces?- Silvina se concentró en su imagen en el espejo, se miró de perfil, de frente, se puso de espaldas y miró su trasero detenidamente, ya sin prestar demasiada atención a lo que decía Mirka.
- Me gusta lo que hace… había leído unas cuantas cosas suyas, algunos relatos entretenidos, pero una de estas noches, cuando el calor no me dejaba conciliar el sueño, y mient…

UNO SOLO (Pequeños simulacros)

-
Uno nace y muere solo.
En el medio hay pequeños simulacros de esos momentos, pero sólo son eso, pequeños simulacros.
Una vez resucitado te das cuenta que siempre hay alguien.


Sólo es cuestión de verlo, de dejarse ver.
--Prendé una vela, subí el volumen y escuchá:
-
-

NO ES...

-
No es el verano, ni el cemento que arde.
Ni el lugar en el que vivo
Ni la cara agria del encargado, ni el andar a los saltos para no pisar la baldosa floja.
No es que el mar me quede lejos
No es…
Que todo cueste
Ni las noches de desvelo
Ni que no entienda
Ni la tela de araña
Ni la araña
Que me mira revolcarme en la cama…

… entonces entiendo por donde hay que andar para que no nos arrebaten la alegría.

Hoy el sol se ha puesto en mi ombligo.
-