Ir al contenido principal

CARTA para ANGELA

-
Es posible que te arranque una sonrisa cuando te cuente que me siento mejor, pero que suelo parecerme a una momia. Es que he aprendido que el alma también se quiebra, como una pierna o un brazo y necesita de vendas.

Por estos días me siento en rehabilitación, extremando los cuidados para no volver a sangrar. Es una actitud tan inconsciente como suele ser cuando, ante la inminencia de un roce, retiramos rápidamente la extremidad en cuestión. Dicen que debo volver a reaprender algunos movimientos, fortalecerme y recobrar la confianza para volver a andar.

El desafío mayor por estos días es no terminar engrosando las filas de tantos soldados heridos, que aun sangran y que, como muertos vivos, continúan dando batalla, cuando la guerra ya ha terminado. Tengo mucho miedo que el dolor quede enraizado a mi alma y me deje lisiada para continuar la vida. No quisiera ser la sombra de lo que fui, me recuerdo optimista y entusiasta, confiada, llena de ganas y animada siempre a ir por más y te confieso que extraño mucho esas sensaciones, que tenían en mí, la sonrisa siempre encendida.

No hace mucho pensaba en que terrible soledad nos deja la desconfianza, pues también he aprendido por estos días que hay algo aun peor, y es la imposibilidad de aceptar al otro tal cual es. Solemos quedar a la espera de que el otro sea como queremos, de lo que esperamos, diga las palabras que necesitamos y hasta respire a nuestro ritmo, y eso es literalmente imposible. Esperarlo nos deja solos, porque ese alguien solo existe en nuestras fantasías.

Este tiempo de rehabilitación me pone en la disyuntiva entre el cuidarme al extremo y quedarme sola y endurecida, y la tentadora pero difícil tarea de cerrar los ojos y permitirme volver a sentir, hasta que un día cualquiera los abra y me encuentre frente al espejo, nuevamente sonriendo. Sin duda hay algo por lo cual jamás hubiera jugado ni una moneda, y es que la debilidad es una oportuna circunstancia para ser, por fin, mucho más fuertes.
Te abraza siempre.

Úrsula.
-

Comentarios

  1. el alma también se quiebra y esa recuperación es la más dolorosa.
    Beso

    ResponderEliminar
  2. Extraordinaria terapia la que ha encontrado Úrsula al dejar salir ese cúmulo de sensaciones...conmueve leerla porque cada palabra transmite un pedacito de su alma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Peor que la desconfianza, es no saber aceptar al otro tal cual es... Solemos quedar a la espera, y esa espera puede ser vitalicia !!
    La verdadera soledad -la que no tiene cura- es la de apoyarnos en los alguienes que sólo existen en nuestras fantasías.

    ¿En qué dirección estuvo internada Ursula...? Dirección y teléfono, porfis. ;)

    Esta carta derrrama sabiduría.
    Maravilloso, Magah, Maravilloso !

    Abrazo infinito.

    SIL

    ResponderEliminar
  4. No hay que esperar. Hay que salir a buscr. La vida està afuera.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las cartas
    porque son las aves idóneas
    en donde viajan sentimientos.

    Me imagino a Ursula en un escritorio, escribiéndole a Angela...

    Ursula es un puro detalle.

    Un alma vendada por todas partes
    si,
    debe parecer una momia.


    Magui, si, yo creo que el alma sangra, y que cada sentimiento, tiene su propio color al sangrar.

    Te confieso, que el motor de mis dias son mis hijos, y que con múltiples dolores en mi alma, que los tengo, debo seguir caminando, por mi (no tanto) sino, por mis hijos, porque me duele mas no tener eso que necesiten cuando me lo pidan.

    Porque no poder darle a mis hijos eso que necesitan, cuando me lo piden, serian dos quebrantos, mi frustración en no poder dar lo que me piden, y el quebranto de mis hijos, en no tener lo que necesitan.

    **
    Aceptar a los semejantes, al prójimo tal cual es,
    Si, algunos van paralelamente a nuestro lado, al mismo ritmo, y otros lo hacen solo en nuestras fantasias.

    Con otros nos intersecamos en el camino, y nos cruzamos.

    Ya yo no espero a nadie Ursula
    (y te lo digo con ojos y aguas)
    ya yo no espero a nadie,

    si alguien llega
    y me acompaña
    le dejo su espacio
    su camino
    y su ritmo,

    tengo mis defensas
    porque también
    como todos
    he salido herida,

    es bonito si encontramos a alguien, y si caminamos al mismo ritmo, pero es mejor dejar que lo haga según sus fuerzas, sin exigencias, esperándolo si hay que esperar, aunque a veces en esa espera, una se siente sola, si.

    Yo practico ambas cosas Ursula, sigo mi camino, endurecida y agradecida con los que estan conmigo, y saco mis momentos, para cerrar los ojos y permitirme sentir, y crear y recrear ese mundo idóneo que creo a mi antojo dentro de mi, y con quien me haga sentir amada, querida, deseada.

    Gracias por compartir esta carta Ursula,

    Angela quedará encantada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Úrsula es sabia: ninguna seguridad puede construirse a fuerza de encierros propios ni ajenos.
    ¡Me gustan tanto estas cartas, Magah!

    ResponderEliminar
  7. Insisto en algo,a veces lo que la oruga interpreta como el fin del mundo es la puerta de una nueva vida para la mariposa.
    Ursula está en estado de crisálida, falta poco, yo lo siento.

    ResponderEliminar
  8. A veces nos momificamos. Las vendas salen de a poquito.
    No hace falta apurar a que cicatricen las heridas.

    beso,

    ResponderEliminar
  9. Me gustó mucho tu carta. Yo escibo cartas a mi amigo. Y considero que es una forma de escribir en la cual hablamos con nosotros mismos. Nos preguntamos y nos respondemos y lo considero un buen ejercicio. Quedo invitada a volver. Gracias por tu visita.

    Aída

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno es no esperar la respuesta que queremos escuchar, es como quedarse estancado en algo ilusorio.
    Cuando las respuesta a estar mejor y sonreír esta en nosotros mismos.
    Las heridas se curan aunque queden cicatrices, y las cicatrices mal nos pese son muestra de lo que hemos aprendido.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Si algo me enseñó Lost, es que cerrar los ojos no sé si conviene (lo siento, todos mis mensajes de hoy van a tener que ver con Lost).

    ResponderEliminar
  12. y a esa crísalida le están latiendo alas invencibles, yo también lo siento.

    voto por el sol de su sonrisa, querida Ursula!

    voto por la luz de su confianza, compañera!

    ResponderEliminar
  13. Es duro enfrentarse a luchar contra el dolor fisico y los fantasmas futuristicos y ver que los seres que nos rodean no actuan como quisieramos. Pero estas en el mejor momento para demostrarles a ellos y al mundo que te rodea que nada ni nadie te vencera, que tu saldras adelante y que tu sonrisa nos mostrara que siempre seguiras en la lucha hasta la victoria plena.
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Cuidate al extremo Úrsula... cuidate sola.

    Saludos desde Mundo Aquilante!

    ResponderEliminar
  15. Todo el que desciende, por distintas circunstancias, a los subsuelos del alma, tiene oportunidad de conocer cara a cara la debilidad...pero también la fortaleza. Luego, es la Voluntad quien tiene la palabra.

    Abrazos Magah!

    ResponderEliminar
  16. hoy me propuse dejar todos comentarios relacionados con Lost, pero... no sé cómo... no encaja... ARGH

    ResponderEliminar
  17. "es que la debilidad es una oportuna circunstancia para ser, por fin, mucho más fuertes" lo que no mata fortalece dicen....
    estas cartas me gustantanto magah... ojala pronto leamos la aparicion frente al espejo con esa esperada sonrisa...

    pd: alter ego, lost nos enseño que si cerraslos ojos te golpean en la cabeza por atras( solo porque queria hablarte de algo importante)


    besosss

    ResponderEliminar
  18. Bello texto, jugando con los efectos de las apariencas, hasta concluir con una bella ironía. Los disfruté. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. El dolor es lo único que nos hace cambiar y nos permite conocernos tal cual somos. Por eso, mientras eso no ocurre, no somos más que la suma de opiniones que los demás tienen de nosotros.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Necesaria rehabilitación, cierto. Por experiencia... Le deseo un pronto restablecimiento.

    ResponderEliminar
  21. No hay que quedarse. Hay que salirrrrrr!
    Muy buena la carta, Maghita!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  22. excelente la carta y excelente la universal disyuntiva
    me encantó magah
    beso

    ResponderEliminar
  23. Claro, dentro de la aceptación está la de la propiedad fragilidad. Desde ese lugar las cosas se ven diferentes, y hasta se hace más fácil aceptar al otro. Siempre pienso que Ursula le habla a una sóla persona, tal vez allí es donde se juegue demasiado, y en la vida el "todo" equivale a la vida y nadie puede ocupar ese rol excepto ella... Besos para la Ursula en recuperación.

    ResponderEliminar
  24. Las reflexiones de Úrsula transformadas en cartas, son grandes ensayos de vida, ahora está próxima a tener que elegir entre la segura dureza o el riesgo de volar…

    Besos Magahita


    PD: Yo también, lo último 

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…