Ir al contenido principal

CARTA para ANGELA

-
Aun sigo pensando que esto de re-aprender la vida no es tarea fácil, pero a juzgar por las pocas alternativas que tengo, no me queda otra posibilidad mas que intentarlo.

Volver al mundo real implica inevitablemente interactuar con otras personas, y es este el desafío para mi vuelta a lo cotidiano.
Como bien sabès aun no puedo quedarme sola y tengo claro que es por que aun temen que pueda cometer una locura.

Mi hija es una compañía perfecta, e inclusive por tratarse de ella, por momentos me encuentro haciendo grandes esfuerzos por mostrarme mejor de lo que realmente estoy, para que la mujercita no se preocupe mas de lo que ya está. Esta voluntad mía por no lastimarla me hace tomar conciencia de que no cometerè ninguna locura. Ella me importa mas que mi propia vida, y si bien se que debe importarme mi vida por si misma, supongo que ya llegará el momento en que eso suceda. Por ahora esto es lo que siento.

La medicación es una verdadera tramposa, puedo pispear sus efectos por un recóndito lugar de mi conciencia que me permiten ver los efectos que me produce, mis pensamientos están lentos y con ello todas las funciones mentales reducidas de acuerdo a la dosis. Mi memoria es lábil y también el tiempo de concentración para, por ejemplo, seguir una conversación Muchas veces salgo de escena mucho antes que mi interlocutor se haya ido. Sin duda es la misma medicación la que hace que saberme reducida en mis capacidades mentales, no me sumerjan en la desesperación y con tranquilidad me pueda decir a mi misma que ya todo va a pasar.

Esta filosofía de vida tan impropia de mí, antes de que esto me sucediera, es con la que transito estos días, y no es malo claro, todo por el contrario, me mantiene esperanzada de que el bienestar llegue y que incluso pueda volver a conectarme nuevamente con la emoción.

Mi hija es un ángel, ha sabido desde el amor, ocupar muy bien el espacio de la buena compañía que vos ocupaste por esos días en el hospital.

Un gran abrazo
Ursula
-

Comentarios

  1. Esta Ursula se está convirtiendo en alguien muy entrañable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ///me encuentro haciendo grandes esfuerzos por mostrarme mejor de lo que realmente estoy, para que la mujercita no se preocupe mas de lo que ya está. Esta voluntad mía por no lastimarla me hace tomar conciencia de que no cometerè ninguna locura///


    Este párrafo nos une a todos a Ursula, en forma vitalicia.

    Abrazo infinito, Maga sin hache.

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Los hijos siempre son la razòn para salir adelante.

    Es asì, digan lo que digan.

    Fuerza, Ùrsula/os del mundo!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. voy a poner acá unos versos para Ursula que tal vez le sirvan para sus días de ahora, con adaptación libre de mi parte, descontando el permiso de su autora.

    Ursula, se flor
    enraizada a la tierra,
    Y disuélvete cada día
    en el cielo.
    Se esencia que perdura.
    Se aroma dulce,
    deseos, frutos.
    Se brotes que revientan,
    fértiles de amores.
    Se grata contigo.
    Se flexible al olvido.
    Se "savia" para
    hallar tus dones.
    Se vos misma,
    mi querida Ursula,
    que la vida
    te llena el alma
    solo cuando puedes “ser”
    para lo que has nacido.

    y has nacido para ser libre.

    abrazos como brotes.

    ResponderEliminar
  5. Úrsula la pelea, como sabe y como puede. Y en la arena más difícil, con el adversario más feroz..creo que todos la esperamos heroína de su historia.

    Un abrazo Magah!

    ResponderEliminar
  6. Lo más difícil de vivir es la vida. De ahí en más. Te juro que si la pudiera ayudar, la ayudaría.

    ResponderEliminar
  7. Es muy cruel ese estado de semiconciencia donde las realidades son tan alternas como las fantasias.
    Desde afuera, desde el lugar de su hija me ha tocado estar por algunos meses, siguiendo el deterioro de mi madre, por suerte y en este caso, Ursula tiene forma de salir, se que ella lo va a lograr por que si se da cuenta y ya tiene un motivo es mas que suficiente.
    Vamos Ursula, te seguimos de cerca no estas sola.

    P.D: Es como poner la ultima pelicula de nuevo, juro que duele, pero enseña y mucho.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  8. Ursula viene batallando la vida con mucha entereza y fortaleza, pucha que eso no es poco.

    Me hermano con ella cuando habla de su hija, se siente así, es tan cierto.

    y no tengo dudas que el bienestar llega de la mano de la voluntad.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Úrsula conserva intacta su esencia, mantiene la conexión con sus emociones, puede reconocer su voluntad, y logra interactuar con los otros. O el contenido de su carta no nos interpelaría las emociones como lo ha hecho!
    Amoroso y mutuo ese cuidado entre madre e hija.
    Un beso que acompaña a esa esperanza de bienestar tan bien plantada

    ResponderEliminar
  10. La única posibilidad de no sentirse mal con las medicaciones, es la inconsciencia.

    ResponderEliminar
  11. Coincido con toro Salvaje..esta Úrsula nos está ganando el corazón!...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Las relaciones nunca son tarea fàcil de enfrentar en momento difìciles,pero muchas veces,los hijos saben ocupar ese espacio contenedor inexplicablemente...

    P.D.:Se la presiente con ganas a URSULA,y eso la deja a pasitos nomà de conectarse!! :)

    MUCHIOS BECHIOS ♣

    ResponderEliminar
  13. Tu personaje tiene una voluntad que impresiona, a pesar de toda la ayuda, ahora la de su hija, parece que Ursula se contiene a sí misma, aunque no dejo de sentirla como un barril de pólvora, y la cuidaría de las chispas. Eso es cosa mía Magahita, ya sabés que me falta un jugador…

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  14. Creo que Ursula es una persona con la que me entendería perfectamente. Mi hija es mi vida y moriria por ella, pero eso ya es otra historia, no??

    Besos sincerados

    ResponderEliminar
  15. Que lindo post, me gusto mucho...
    Lindo blog, te sigo.
    Saludos....

    ResponderEliminar
  16. No tengo dudas: los hijos salvan!!
    Pues por ellos sse oyede salir adelante!!

    Úrsula lo sabe bien.


    Abrazotes!

    ResponderEliminar
  17. La mayor locura que podría cometer Ursula es quedar incomunicada con los demás, porque la vida está allí, lo otro más que locura sería la muerte en vida... Como puede lo sigue haciendo, y viendo como escribe parece estar cada día mejor, y la medicación que toma es tal vez para que aprenda a volar de a poco y no se lo rompan las alas con una caída apresurada.
    Ursula disfruta ahora de una de sus mayores obras que es su hija, pero apuesto a que pronto dará a luz a una nueva hija, tal vez un hijo, con muchas páginas para conar su historia.

    ResponderEliminar
  18. No está mal eso de buscar un motor, una excusa para seguir adelante. Aunque esa excusa no se encuentre estrictamente relacionada con el yo.

    Todos los motores son válidos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Magah

    perdona que no ponga acentos, es que estoy en computadora ajena, y no se como ponerle acentos.

    Ayer te lei, y hoy te vuelvo a leer, y pienso en una Ursula, de la vida real, que tambien tiene una hija, muy hermosa, con preciosos talentos, pero, y este "pero" duele,

    pero, esta hija, se ha desarrollado con la imagen y ejemplo que le ha dado su madre,

    me explico,

    es una hija que ama a su madre, de grandes talentos, y de alguna manera, esta infectada con los problemas de su madre, parece una bella mariposa con alas atrofiadas, estranguladas, cada vez que quiere volar, piensa, que salio a su madre, y desde el arranque, se quiebra.

    En eso he pensado ayer y hoy, a raiz de esta entrada, que nosotras las madres, no podemos olvidar que somos ejemplo para nuestras hijas.

    Tengo una hija que el jueves cumple 11. y me mira, y me juzga, y me escruta, me critica, y me ama, y me quiere, y me imita, y me busca, y me todo, y me...

    y yo, yo tengo que darle el mejor ejemplo posible, para que vuele.

    (tema largo)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. A mí una temporada también me salvó mi hija...

    ResponderEliminar
  21. Me pregunto:
    Como es posible que no me haga tiempo para leerte si me encanta como escribis y me genera tanto placer hacerlo?
    Beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico