Ir al contenido principal

CONTRADICCIONES

-
Tal vez no imagines que solo puedo escribirte desde la clandestinidad. Aquí todos acuerdan con que no es bueno que lo haga, y todavía no he podido enfrentarme a ellos, ya que temo que de hacerlo, se les ocurra que aún no estoy tan bien como para salir de este lugar.
Por eso utilizo los momentos de descanso, generalmente el horario de la siesta para hacerlo con tranquilidad.

No serìa justo decir que no me encuentro bien en este lugar, todo por el contrario, me atienden de maravillas, me cuidan mucho, afectuosamente, y eso me agrada, me hace sentir contenida, y puedo acordar con que aún lo necesito.
Me han bajado la medicación y eso es alentador.
Hoy vi a la psiquiatra y le pregunté que pasaría conmigo en el caso de no estar tomando las pastillas, no con el animo de abandonarlas por mi propia cuenta, claro está, sino con la intención de corroborar la autentica necesidad de continuar con ellas.
Sus respuestas suelen parecerme armadas de momento, evasivas, pero está bien, por que como bien suele decirme ella, cada cuadro es distinto y la medicación psiquiátrica es artesanal, hay que ver como resulta y como manejarla de acuerdo a cada paciente.

La cuestión es que yo estoy bien, pienso y respondo de manera coherente, puedo intelectualizar y distanciarme de mis sentimientos, entendiendo que quererte forma parte de un sentimiento al cual debo renunciar, pero se me hace muy difícil resignarme a ello.
Es increíble como esta cabeza hace selección para quedarse solo con los buenos recuerdo de nuestra historia, y desestima los tremendos dolores que nos hemos infligido.
Las pocas y escuetas palabras que he recibido desde tus líneas, suelen darme mas tristeza que aliento, ya que en ellas interpreto que la vida te sigue feliz y sin ninguna necesidad de mi. Eso me alegra ya que desde mi amor bueno, deseo que estès bien, pero mi amor egoísta reacciona queriendo saber si por lo menos me extrañás, solo la mitad de lo que yo te extraño.

Malditas contradicciones humanas que nos ponen a sufrir!


Un Abrazo
Ursula.
-

Comentarios

  1. Un estudio antropológico asegura que ... (mentira )
    Yo opino que estamos hechos:
    parte matería, parte espíritu, y ambas constituciones tienen elementos contradictorios totales.
    Los seres encerrados, los sueltos, los medicados, los no, o sea, todos.

    Del mal de Ursula, quién no ha sufrido ????

    Besos miles

    SIL

    ResponderEliminar
  2. Ojalá perdiera algo más de memoria y se olvidara de ese dolor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La vida entera debatiéndonos entre el bien y el mal, el querer y el no querer querer; el volar y el arrastrarnos.

    ResponderEliminar
  4. Ah, pero qué revelación! Qué bueno cómo está llevado el texto, Magah! Pobre Ursula, como dice Toro, ojalá enloqueciera completamente y su cabeza fuera más allá de un amor que ya no es. La constradicción, yo creo, siemplemente, que se contradicciones estamos hechos! Maldita fusión! Beso grande, Maghita!

    ResponderEliminar
  5. Tal vez ahora que esta floreciendo de nuevo como la flor del tilo pueda dejar atras lo que tanto daño le ha hecho dicen que lo que el gusano interpreta como el fin del mundo es algo maravilloso para la mariposa que acaba de salir.
    Mag, es fantastica esta historia !!

    ResponderEliminar
  6. "...puedo intelectualizar y distanciarme de mis sentimientos, entendiendo que quererte forma parte de un sentimiento al cual debo renunciar".
    Leo a Úrsula y revivo mi interna tensión entre el pensar y el sentir. Puedo pensar que no debo. No puedo no sentir que quiero.
    Tan claras como duras y dolorosas, estas Contradicciones que has escrito con las letras exactas y una profunda humanidad.
    Un abrazo conmovido, Magah

    ResponderEliminar
  7. Muy bien escrito.

    La eterna dicotomìa humana.

    Me atrapò de principio a fin.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es así. Nuestra memoria es selectiva. Sobre todo en el campo del amor, recordamos los buenos momentos y descartamos los otros.

    Y extrañamos, sí. Claro que extrañamos.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. "los tremendos dolores que nos hemos infligido"...

    Tal vez sería más correcto hablar de los tremendos dolores recibidos.

    Lo siento amiga, pero no acepto: ¡SIN PERDÓN!

    Besos desde el Mediterráneo...

    Salu2

    ResponderEliminar
  10. "Soñaba el alma de piedra que el amor era un cuchillo que se iba afilando en ella"

    Lo más paradójico de este tipo de asuntos es que la persona que con su amor nos hace olvidar de la muerte y el sin sentido, es la única que nos puede matar. Es cuestión de supervivencia el olvido(del dolor) y la memoria (de lo agradable). Con el tiempo entendí que un amor desmesurado no es más que el amor a uno mismo, a los motivos que uno se arroga para seguir amando, sufiendo y, en fin, sintiendo que aún siente; pero eso, a mi entender, poco tiene que ver con el amor a quien por elección propia ha dejado de amarnos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hay una tristeza "sosegada" y ciertamente "sofocada" en Úrsula. Y desamor, desde luego. Una combinación altamente corrosiva.

    ResponderEliminar
  12. Dicen que en la infancia se comienzan a entender los "finales".
    La muerte, entra entre uno de ellos. La muerte de un ser querido, de una mascota...
    La muerte del amor es la que parece, más cuesta elaborar.
    Algunos con más dolor otros con menos, pero nunca algo simple y fácil.

    Los institutos psiquiátricos, me atrevo a decir, están poblados en su mayoría por "locos de amor"!!
    Donde además incluyo a los profesionales que allí trabajan...

    Besotes!

    ResponderEliminar
  13. Espero qeu Úrsula no esté medicada por amor porque eso no es algo qeu se deba medicar. Ni tampoco hay droga que aguante con las emociones.
    El tema Ursu es no necesitar al otro. Nuestra vida es nuestra y no podemos ser uno con el otro, ni apoyarnos. El hombre está preparado para aguantar su propio peso, no más. No nos necesitamos y amar es eso... no necesitar al otro (como mi texto de los pájaros, te acordas?)

    Abrazos desde Mundo Aquilante!
    Quien entiende las profundidades del dolor.

    ResponderEliminar
  14. Si la cabeza aùn despuès de pasado cierto tiempo logra retener buenos instantes,esa persona puede llamarse privilegiada!!!

    P.D.:Por el resto,es imposible ser objetivos en el sentir,màs todavìa cuando las cenizas pueden estar tibias... :S

    BESITO GIGANTE

    ResponderEliminar
  15. Me parece que es de buen sentimiento quedarse con los recuerdos buenos, intentando que no duelan por la ausencia. Los malos no hay que maldecirlos solamente es el punto exacvto para recordar donde no hay que volver.
    El sentimiento y la razón siempre se pelean.
    Quien puede con eso.

    Un gran abrazo hermana brujita.

    ResponderEliminar
  16. Suele haber una delgada línea separando lo que llamamos cordura de su antónimo, la locura...cruzarla para ir ...es mucho más fácil que para regresar...
    pero se puede, claro que sí...


    un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Jodidas soledades ;(

    Besos sin medicación

    ResponderEliminar
  18. chapeau!

    perfecta mostración de los laberintos de la sangre del alma.
    me tiembla la parte del corazón con que mas la quiero!

    abrazo bien abrazado.

    ResponderEliminar
  19. Los humanos somos así, contradictorios, literarios, irregulares.

    Entrada profundamente metafísica la de hoy.

    Un fuerte abrazo,
    Kutxi.

    ResponderEliminar
  20. Que maravilla como escribis!!!!!!!

    Tenés un don.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Magahita, me quedé pensando en la medicación para el caso, y me preguntó si clínicamente existen remedios para la tristeza o el desamor. Qué se yo, vio?

    En el relato se destaca tu ojo de clínico literario, quien bien observa mejor escribe

    Besoooo

    Lee el correo!

    Estercita

    ResponderEliminar
  22. Hay que dejar lugar para todo, y que el todo nunca sea ocupado por nadie. La receta es fácil, pero no es fácil aplicarla. Yo creo que Ursula ya empezó a darse cuenta. Ursula quiere paz y ser feliz. Ursula ya empezó a escribir...

    ResponderEliminar
  23. MAGAH...tanto tiempo....he vuelto a leerte!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  24. PREGUNTA: CUÁL ES EL MEJOR QUITAPENAS PARA UN CORAZÓN DESTROZADO...VOS SABES...O NO????????? ESTOY DETROYER...

    ResponderEliminar
  25. Salvo lo de la medicación y que no estoy encerrada ni hablando con siquiatras, pensé que estabas hablando de mi y no de Ursula!
    Porque será que la mente solo recuerda lo bueno y minimiza lo malo?

    Es asi, malditas contradicciones!

    un beso

    ResponderEliminar
  26. ¿Contradicciones? Más bien diría que la vida de una persona normal tiene más de un rumbo y que, muchas veces, se topan, se interrumpen o se niegan unos a otros. Tal vez muchos de los internados sólo lo estén por exhaustos de malabarear tanta realidad, pero a Úrsula la estoy notando más cercana a un consejero amoroso que a una desequilibrada.

    Si no va a usar más esas pastillitas me gustaría probarlas.

    D.

    ResponderEliminar
  27. Maga,

    No lo vas a creer, pero mientras te leía, yo casi, mantenía un diálogo con Úrsula, que decía mas o menos así:

    Si Úrsula, yo te veo bien, te veo inteligente, sensible, de alma tranquila y pura. Quedate un ratito más en las aulas del siquiátrico, te viene bien, por el cariño que te dan, además tienes a una Angela al aldo, que vale un millón, mirá Úrsulín, las cosas acá fuera, son cada vez más selváticas, mas rudas... No renuncies al sentimiento de querer..., puedes hacerlo así, como yo lo estoy haciendo con vos ahora, con una cartita, con una notita, con un beso impreso en una hoja de papel...con una flor amarilla...

    esa esperanza, ese anhelo de seguir, sembrando buenos sentimientos, mantenélos a flote Úrsula, cultiválos, son tesoro para quien los guarda en su interior.

    Úrsula, Angela te necesita, y yo también !

    :)

    besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

CUALQUIERA DE NOSOTROS

Ultimamente suelo encontrarme tratando de hacer asociaciones entre cada palabra de los anónimos recibidos y personas de mi pasado. Trato de descubrir muletillas omodismos que lo revelen, pero cada posible asociación cae por su propio peso y me encuentro sin nada.

Como dijo D. ese  "Mañana me cuentas"a mí también me hace pensar en que el tipo no es de acá, pero resulta que su correo me parece bien argentino, yahoo.com.ar,y su nombre, A. I., podría ser de cualquier lado. Me pregunto si será hombre o mujer, y me he quedado pensando en el comentario de M: “¿Acaso no somos todos anónimos en la red?"Y si, lo somos, algunos del todo y otros a medias, lo que me lleva a concluir que el anónimo podríamos ser cualquiera de nosotros. Tras ese pensamiento y queriendo huir de él,agarré la bicicleta y me fui hasta el rio. Me iba a venir bien salir de casa y ventilarme un poco de mis ideas. El cuerpo se me helaba al ir llegando a la costa. Me cansé de pedalear, me tiré en el pasto y traté…

LOLA 3 a.m. Deducciones y Postre.

- 3 a.m.
En el preciso instante que Lola se incorpora de manera repentina en su cama, sobresaltada, Ulises se levanta cual resorte en su cucha.

Lola sale de entre las sabanas, se pone una camiseta larga, y va hasta la heladera, solo encuentra una manzana, la friega en su ropa y le da un primer mordisco. El jugo cae de entre sus comisuras.

Vuelve al cuarto, saca su notebook de abajo de la cama y la enciende. Ulises a su lado, sin quitarle la vista de encima.

- ¿Me querés decir Ulises por que carajo fingimos orgasmos?... Leo en Palabras Descalzas al respecto y lo que más me ha sorprendido no es que nosotras finjamos, ya que yo también lo he hecho, lo que me ha dejado de la nuca es que los tipos lo saben y que además ellos también fingen. ¿Cómo se llama esta película “Mentime que me gusta”?
El perro ladea la cabeza.
- Los que dicen saber que fingimos, dicen no saber por que lo hacemos o que prefieren eso a sentir que se cojen una bolsa de papas, o a pensar que tienen un frígida en la cama o l…