Ir al contenido principal

Una Palabra

Por ahora, sin nada que agregar.

A veces es mejor escuchar y guardar silencio.

Comentarios

  1. No conocía a este autor. Sabe interpretar las palabras para que nos emocionemos. Me recurda un poco a Silvio Rodríguez.
    Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

    ResponderEliminar
  2. Wow eso es muy cierto sin decir nada solo escuchar..

    Que pases un feliz fin de semana..

    suerte..

    besos siempre fraternos y con mucho cariño

    ResponderEliminar
  3. muy bueno el video!!!!!!!!
    es necesario escuchar y no hablar tanto, no??
    un abrazo, reina

    ResponderEliminar
  4. A veces, mejor es callar.

    feliz fin de semana.

    besos.

    ResponderEliminar
  5. Es bueno escuchar, sobre todo cuando hay un mensaje, garcias por compartirlo..

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Me gusto.
    Siempre precisa, vos.
    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso, que pases buen fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Guardar silencios a veces es lo mejor por lo tanto me voy de putillas y sin hacer ruido dejándote jazmines .

    ResponderEliminar
  9. Amiga: una de mis canciones favoritas, la descibrì en "Hombre en llamas" una letra tan sencilla y a la vez tan profunda.
    Hermoso post.
    Besos eternos.

    ResponderEliminar
  10. me alucina tu buen gusto magah...gracias por este instante

    ResponderEliminar
  11. Uffff !

    {~._.~}
    ..( Y )..
    ()~*~()
    (_)-(_)

    Rik

    ResponderEliminar
  12. GRACIAS MAGAH POR TUS PALABRAS...me dan fuerza...
    BESOS

    ResponderEliminar
  13. Llegue hasta aqui de casualidad, me gusta la estetica de tu blog...

    Saludos, vendré seguido por estos lugares...

    ResponderEliminar
  14. MAGAH: vengo de ADE Y LA LUNA ROJA. Es la primera vez que te visito. Me gusta mucho, pero mucho, lo veo, leo y escucho.
    Te hago llegar mi abrazo y te espero en mi lugar si quieres visitarme.
    Rodolfo

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Prefiero callar...
    y escuchar..
    antes de opinar.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Chulada de canción...
    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. Los silencios encierran todas las palabras ¿qué mejor que escucharlas en el atronador bullicio de los silencios?
    Querida Magah, un beso gigante de todo corazón.

    ResponderEliminar
  19. El silencio es el telón y fondo de las palabras, son socios, se alimentan, trabajan juntos en el teatro de la expresión..

    ResponderEliminar
  20. Volviendo, corriendo el telón del silencio.

    Gracias Ricardo, tus palabras fueron justas en esta ocasión. Te dedico la publicación que viene, que justamente habla de algo de esto.

    Gente, por sobre todo he sentido el respeto de ustedes a un cierto silencio, Gracias, son lo mas.

    Magah

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no leíste, no comentes...

Entradas populares de este blog

SEXO POR METRO

No entraba aire por la ventana del cuarto, estaba abierta de par en par pero el ambiente estaba enviciado, como el mismo Buenos Aires en esos últimos días de diciembre, oscuro, pegajoso y malhumorado. Tratar de leer a la luz de la vela se convertía en una tarea harto difícil, sin embargo no podía abandonar la lectura, despatarrada en la cama y con la cabeza apoyada sobre una pila de almohadas que me aproximaban a la llama de la vela: “…Dejé que pasaran unos minutos y volví a asomarme por la ventana para espiarla. Adele ahora estaba dándome la espalda yse quitaba el vestido, lo levantó despaciodesde la falda y lo estiró por sobre su cabeza, la cual quedó tapada en el mismo momento en que se iban descubriendo sus nalgas redondas y rosadas, preciosas, ahí, al final de esa espalda eterna que se empequeñecía en extremo a la altura de la cintura. Tuve que hacer un esfuerzo por ahogar los suspiros que batallaban por salir de mi boca…” De repente me desperté sobresaltada por unos gemidos que ent…

ATAQUE MASIVO 2da. edición

Apenas veo, por las hendijas de la persiana y por la ínfima abertura de mis parpados, el gris del cielo. Apenas un filoso hilo de frío me roza la piel arrebato las sabanas y me cubro. Voy abriendo los ojos bajo la tela, descubro una distancia eterna entre la punta de mi nariz y los dedos de mis pies.
Aquí abajo también amanece por más que no quiero. Abro los ojos, amodorrada, todo es gris también aquí. Huelo el calor de mi cuerpo encerrado entre mis brazos y respiro profundo, me lleno de aire  y de pronto siento que comienzo a flotar, que me elevo hacia el techo, estoy arañando el cielo raso… hay música del otro lado.
Apoyo mi oreja en su suelo, un suspiro largo, me excito, me gusta lo que escucho, lo que siento, me erotiza. Mi pecho se pega contra su piso, y él me siente, se tira al suelo, me percibe, me busca arrastrándose como un animal en celo, me huele, callado, tiembla y yo siento su miedo, latimos fuerte, jadea y lo sigo, camino en cuatro patas por mi cielo, siguiéndolo, me desli…

El beso de Federico